Menú

Marisa de Leza, cerca de las estrellas

Considerada una de las más bellas actrices del cine español entre los años 50 y 70, la intérprete falleció a los ochenta y siete años en Madrid.

0
Considerada una de las más bellas actrices del cine español entre los años 50 y 70, la intérprete falleció a los ochenta y siete años en Madrid.
Marisa de Lezo, en una película | Archivo

A los ochenta y siete años ha fallecido en Madrid, víctima de una larga enfermedad degenerativa, la actriz Marisa de Leza, considerada una de las más bellas actrices del cine español entre los años 50 y 70, protagonista de Surcos, una de las mejores películas de su época, de fuerte contenido social que afortunadamente no fue mutilada por la censura. Y asimismo intérprete de obras teatrales, de lo mejor de nuestro Siglo de Oro, o contemporáneas como Después de la caída, de Arhur Miller, donde incorporó el personaje de Marilyn Monroe brillantemente. En televisión aún se recuerda la serie La barraca, en la que desprendiéndose de su atractivo físico, bien caracterizada, se lucía en un papel destacado de la novela de Blasco Ibáñez. Casada con el futbolista del Real Madrid Mario Durán, con quien formó un duradero y estable matrimonio, era madre de tres hijos.

Se llamaba realmente María Luisa González Benés y debutó en la pantalla con sólo catorce años en La manigua sin Dios, al que siguieron más de medio centenar de títulos. Dotada de una hermosa voz, de clara dicción, dúctil para la comedia, resaltando más en papeles dramáticos. En Surcos, su director José Antonio Nieves Conde supo extraer de ella sus mejores registros, en un reparto compartido con María Asquerino, Luís Peña y Félix Dafauce. Fuego en la sangre, La patrulla, Cerca de las estrellas también aparecen destacadas en su notable filmografía, en la que se citan también sus apariciones junto a Richard Burton (Alejandro Magno), Alberto Sordi (Me permette Babbo!) y Anthony Quinn (1919. Crónica del alba).

De sus muchos estrenos teatrales nos vienen a la memoria Pygmalion, Los hijos de Kennedy, La doble historia del doctor Valmy, El perro del hortelano, La cena del rey Baltasar… Fue galardonada con el Premio Nacional de Teatro y con el muy disputado Mayte.

En 1957 contrajo matrimonio con el futbolista Mario Durán, que estuvo una temporada, la de 1953, en las filas del Real Madrid. Jugó de extremo en el equipo de su tierra, Lérida y en otros de Primera y Segunda División: en Alicante, Oviedo, Tarragona, Cádiz… Marisa lo acompañaba en muchos de esos desplazamientos, llegando a compartir piso con su marido en un par de las citadas capitales, sin importarle dejar a un lado algunos de sus compromisos, por amor a Mario, con el que formó un estable y feliz matrimonio. Los visité más de una vez en su elegante piso de Puerta de Hierro, en Madrid, donde se había instalado la pareja, ya retirado él del fútbol, y dedicado a sus negocios de construcción. Eran padres de tres hijos, un varón y dos chicas, una de ellas, Yolanda, fallecida tempranamente, que estuvo casada con el reportero José Luís Yuste.

Con su especial sensibilidad, José Luis Garci la rescató cuando Marisa de Leza ya llevaba un largo tiempo alejada de las cámaras, para su película You´re the one. (Una historia de entonces), en el papel de madre del personaje defendido por Lydia Bosch. Eso sucedía en el año 2000, su adiós definitivo al cine. En cuanto a su despedida de su vida artística, sucedió dos años más tarde, cuando representó Enrique IV, de Shakespeare.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios