Menú

La gallarda bastarda, la letra patria

La BNE presenta la exposición Caligrafía española. El arte de escribir, un reconocimiento al arte de la escritura en España.

0
La BNE presenta la exposición Caligrafía española. El arte de escribir, un reconocimiento al arte de la escritura en España.
Caligrafía Española: el arte de escribir

Con el paso de los siglos ha sido vista como un conjunto de trazos irregulares, como manifestación artística o como el mejor método que ha existido para dar inmortalidad a las palabras. La exposición Caligrafía española. El arte de escribir, que alberga la Biblioteca Nacional, representa un reconocimiento al arte de la escritura en España y un recorrido por su evolución y su formalización.

Los escribanos españoles fueron maestros y examinadores de maestros. Sin embargo, su calidad no ha sido valorada como se debe, como cuenta José María Ribagorda Paniagua, comisario de la exposición. El material expuesto en la BNE es de gran calidad pero muy desconocido para el público en general. Así ocurre con las planchas, por ejemplo, que constatan el encargo de una letra nacional, la bastarda, que abrió un debate muy interesante sobre la identidad individual y de nación. "Nace en el siglo XVIII por deseo de la Real Sociedad Bascongada Amigos del País, que pide a uno de los calígrafos más importantes del país que elabore un manual que los niños puedan aprender y que diferencie esa escritura de la de los niños ingleses, franceses o italianos", revela Ribagorda. "Se intentó construir o definir una forma de escritura derivada de la cancilleresca italiana, de ahí que se llamara bastarda. No era una letra propia diferencial, sino la evolución de un mestizaje".

Ribagorda, comisario de la exposición. | D. A.

Esta letra debía tener una personalidad propia. "Definían esta letra como gallarda y con carácter, es un concepto muy poco usado hoy en día. Entendían que, por ejemplo, la letra inglesa era cursi porque era suave, blanda, la llamaban 'letra de mujer', frente al concepto muy hispano de la fuerza, lo gallardo y el carácter", añade. Esta letra fue muy influyente en España hasta que la burguesía y el comercio implantaron la letra inglesa.

Pero la idea de que los niños escribieran así a base de copiar y copiar no fue bien acogido por todos, como explica el comisario de la exposición: "Otros calígrafos creían en un sistema que mostraba estructuralmente cómo era la escritura pero querían que cada niño escribiera de manera distinta, que la identidad fuera individual y no colectiva. Se planteó el debate entre los conceptos de una identidad colectiva de nación y una identidad individual".

Una de las piezas más importantes de esta muestra es, por lo tanto, el grabado de la bastarda española, símbolo del siglo XVIII y de la construcción de la nación.

La imprenta como aliado

La caligrafía es objeto de investigación por distintas disciplinas como el diseño, la lingüística y el arte. "Hay un retorno a la escritura como arte", confirma Ribagorda. "Hay una vuelta a todo lo manual y artesanal por la frialdad del ordenador. La gente quiere mancharse, sentir el error, tiene mucho que ver con lo emocional y lo sensible".

Pero no siempre la tecnología estuvo enfrentada a la caligrafía. De hecho, la imprenta le dio el gran empujón. "La imprenta permitió su perpetuidad. Es la imprenta la que permite la reproducción de manuales de escrituras, aunque estén grabadas las planchas. Permite que haya una noción de autor. La imprenta no dejó a los escribas sin ocupación sino que los convirtió en artistas", argumenta Ribagorda.

En la exposición Caligrafía española. El arte de escribir destacan obras como Arte de escribir, de Jaime Guiral de Valenzuela; Arte de escribir por preceptos geométricos y reglas matemáticas, de Torcuato Torio de la Riva y Herrero; Arte de escribir ortografía de la pluma y honra de los profesores de este magisterio, de Pedro Madariaga.

Son manuales, algunos datados de mitad del siglo XVI, que suponen una obra excepcional. "Los inicios de la caligrafía están en Italia en el Renacimiento. Casi todos estos manuales hablan de la escritura como un regalo de Dios a Adán y Eva, como un objeto sagrado que tiene que ser bello. Por eso se busca la perfección en la escritura", desglosa.

Caligrafía española. El arte de escribir, estará abierta hasta el 10 de enero de 2016 en la Sala Hipóstila de la Biblioteca Nacional de España. Además, se combina con la muestra Caligrafía hoy. Del trazo al concepto, que refleja el carácter creativo que adopta la práctica de la caligrafía en la actualidad.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot