Menú

Silvia Coma: "La ficción y los libros me salvaron la vida"

La periodista, hija del escritor Javier Coma, publica su primera novela Aún está oscuro, un homenaje a la literatura y al arte de contar historias.

0
La periodista, hija del escritor Javier Coma, publica su primera novela Aún está oscuro, un homenaje a la literatura y al arte de contar historias.
Silvia Coma, escritora. | Esfera de los libros / La dichosa

De niña, Silvia Coma (Barcelona, 1990) se colaba a hurtadillas en el salón de su casa para ver películas atípicas en las preferencias de un niño, como El beso de la muerte o cualquiera protagonizada por John Wayne. Su padre dejaba la puerta entreabierta a propósito –"como si nada"– y antes de que en la pantalla apareciera "The End", ella se volvía a escabullir. Su padre era el prolífico escritor Javier Coma, especialista en cine, cómic, novela negra y autor de ensayos sobre estos géneros. Gracias a él, Silvia creció entre tertulias literarias y cinéfilas con Juan Marsé, Enrique Vila-Matas, José Luis Garci, Eduardo Torres-Dulce o Luis Alberto de Cuenca. Tenía mucho a su favor para ser escritora.

La literatura, el arte de contar historias y el cine clásico han moldeado su infancia y su adolescencia, pero también han sido claves la enfermedad y la muerte, experiencias vitales que refleja en su primera novela Aún está oscuro (Esfera de los libros). "Es una novela sobre la pérdida y el desarraigo, donde la muerte y la soledad están muy presentes", explica Silvia Coma. La parca ha impregnado hasta los cuentos de su infancia. "De niña, escribí uno sobre la muerte en sí y llamaron de la escuela para preguntarles a mis padres si había algún problema", recuerda con un punto de sonrojo.

Su padre falleció el pasado año de cáncer y su madre luchó por esa misma enfermedad durante dieciocho años. "Yo tenía ocho años cuando mi madre cayó enferma y mi padre me dijo una frase que está en la novela: 'es muy pronto para ti, pero tienes que crecer antes'", recuerda con cariño.

En Aún está oscuro, Silvia Coma narra una historia de desarraigo a través de las voces de tres mujeres, abocadas a una situación límite. Son dos historias que conectan a través de sus protagonistas. La primera sucede a principios del siglo XIX, donde un grupo de niños y jóvenes de entre 8 y los 25 años naufragan en una isla desierta. Son de orígenes y clases sociales distintos, sin embargo el futuro que les aguarda es el mismo, en la absoluta pobreza y sin un adulto que les guíe. La segunda historia ocurre en 1846, en Cornualles. Lady Blackburn, una sofisticada mujer que habita en la mansión de la colina, rescata a un vagabundo manco de las calles y le da cobijo. Ambos deben enfrentarse a la historia que les marcó años atrás y que habían enterrado. La novela está narrada por Alice, la criada de Lady Blackburn. Coma recrea lugares ficticios en la Inglaterra victoriana.

"Los personajes principales son mujeres porque me interesaba plasmar la realidad de la mujer hace dos siglos. Las protagonistas se encuentran sometidas y el arte de contar historias les permite encontrar una vida de escape. Es mi homenaje a la literatura, a la lectura como salvación y a la cultura como única vía de libertad que tenían en ese momento", afirma Silvia Coma.

La autora construye un relato de supervivencia, acerca de la vida y la muerte y de la pérdida, pero también una narración sobre la fuerza para enfrentarse al dolor. La autora avisa: hay escenas brutales y salvajes. Sin embargo, cree que el final aporta "esperanza". El por qué del título de esta novela queda a la interpretación del lector: "Por mucho que nos sobreponemos a ciertas pérdidas en nuestra vida, siempre nos queda una oscuridad. Es nuestra responsabilidad reponerse a esas sombras que queda en nosotros".

silvia-coma2.jpg
Silvia Coma | Esfera de los libros / La dichosa

En su forma de hablar, Silvia Coma destila amor por los libros y el cine clásico. "La ficción y leer me ha salvado la vida", apunta. El señor de las moscas y Peter Pan son sus grandes influencias literarias y William Faulkner un punto de partida. "Es increíble cómo consigue retratar el horror en Santuario, como lo sublima. Es una forma magistral de narrar el horror y hace que el impacto sea mayor. En algunas escenas, he intentado hacer eso, sin decir exactamente lo que está sucediendo para que el lector lo vaya adivinando a través de las palabras", explica. No se olvida de Daphne Du Maurier o Ernest Hemingway, "aparentemente un escritor muy sencillo, pero narra las mayores complejidades de la condición humana". La novela empieza con una cita de una carta que Scott Fitzgerald escribió a Zelda, su mujer, en 1934 en la que le dice que regrese al hogar, al que será su "refugio para siempre jamás".

"El amor por la literatura me lo contagió mi padre", insiste. "Su vida era ser escritor, de lunes a domingo. Yo viví esa infancia con él. Mi vida con mi padre era ver películas con él y compartir lo que escribía". Por el momento, ha escrito un libro de relatos y ha participado en Las mejores películas de nuestra vida del programa radiofónico de esRadio Cowboys de medianoche. Aún está oscuro es su primera novela.

Silvia Coma. Aún está oscuro. Esfera de los libros, 2018. ISBN 9788491642503. 384 páginas. Precio 19,90 €

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD