Menú

Santiago Posteguillo, ganador del Premio Planeta de Novela 2018

El autor de la exitosa trilogía de Trajano se presentó bajo el seudónimo de James Sussex con la obra Yo, Julia sobre la "emperatriz filósofa".

0
El autor de la exitosa trilogía de Trajano se presentó bajo el seudónimo de James Sussex con la obra Yo, Julia sobre la "emperatriz filósofa".
Santiago Posterguillo recibiendo el Premio Planeta 2018 | EFE

Cuando hace poco más de un año hablábamos desde Libertad Digital con el afamado escritor Santiago Posteguillo, nos decía que ya estaba trabajando en una nueva novela, que iba a "rescatar a un personaje injustamente olvidado". Se trataba de Julia Domna, la emperatriz romana más poderosa, la misma que le ha valido el Premio Planeta de Novela 2018 dotado con 601.000 euros. El valenciano, autor de las exitosas trilogías de Trajano y el Escipión el Africano, aún seguía "en una nube" a la mañana siguiente. "Fue una noche mágica. En España, cuando eres escritor, tienes dos sueños: publicar y ganar el Planeta. Es una fantasía que te acompaña y con la que fantaseas de siempre. Yo no sé si me merezco este premio pero te garantizo que Julia sí", contó a este periódico.

Según adelanta la editorial:

192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más ambicioso: una dinastía. Roma está bajo el control de Cómodo, un emperador loco. El Senado se conjura para terminar con el tirano, y los gobernadores militares más poderosos podrían dar un golpe de Estado: Albino en Britania, Severo en el Danubio o Nigro en Siria. Cómodo retiene a sus esposas para evitar su rebelión, y Julia, la mujer de Severo, se convierte así en rehén. De pronto, Roma arde. Un incendio asola la ciudad. ¿Es un desastre o una oportunidad? Cinco hombres se disponen a luchar a muerte por el poder. Creen que la partida está a punto de comenzar. Pero para Julia la partida ya ha empezado. Sabe que solo una mujer puede forjar una dinastía.

portadalibroposteguillo.png

La novela, que verá la luz a principios de noviembre, se titulará Yo, Julia y estará narrada por un médico galeno. Tratará sobre el ascenso fulgurante de una mujer en un mundo de hombres inmersos en la lucha por el poder político que piensan que el liderazgo solo les pertenece a ellos. "Es imposible que un hombre que hiciera lo que hizo Julia no hubiera estado referenciado en la historia de Roma de una forma mucho más notable. Son siempre hombres los que han relatado esa época y, a pesar de eso, Julia va apareciendo por las esquinas de esas fuentes clásicas, no la pueden quitar. Era el centro de todo lo que pasaba".

Posteguillo habla de Julia con una admiración y un cariño abrumador: "Era ambiciosa, valiente, inteligente, astuta y hermosa. Era una mujer de una gran capacidad intelectual, se rodeaba de intelectuales como mujer inteligente que era y sin síndrome de inferioridad. La llegaron a llamar la emperatriz filósofa". Esta novela cuenta cinco años de su vida, desde que tenía 19 años hasta los 24, una "época de una vitalidad desbordante" en la que la protagonista maniobrará hábilmente para conseguir sus objetivos.

Posteguillo reivindica, de esta forma, a un personaje "olvidado por ser mujer". "En esa lucha por la igualdad -explica el ganador- se puede mirar hacia el presente y el futuro, por supuesto, pero también hacia el pasado. Sin cambiar el pasado. No se trata de inventarse personajes femeninos importantes donde no los hubiere, sino que los hubo, así que busquémoslos y contémoslo". A tenor de las reivindicaciones sociales actuales, era previsible que este año hubiese algún guiño al feminismo. Más si cabe tras las declaraciones de Juan Eslava Galán, miembro del jurado, que vislumbraba una tendencia hacia una "suerte de nueva novela social" en la que predomina la voz femenina incluso cuando el narrador es un hombre. Es el caso de la novela ganadora.

Fiel a su estilo

Acostumbrado a trilogías, esta vez es una única novela, eso sí, de 700 páginas que abarca el periodo entre los años 192 y 197. "Si premias a un autor, también premias a su estilo y ese es mi estilo", bromea. Es un periodo "maravilloso de contar" y "del que se pueden extraer muchas lecciones para la actualidad". Coincide con la caída del emperador Cómodo, justo cuando se suceden dos guerras civiles y cinco hombres se proclaman Emperador a la vez.

Tanto la historia como el título guarda un paralelismo con la célebre novela de Robert Graves Yo, Claudio pero hay una diferencia clara: "en la primera, el personaje de Livia intriga y va matando enemigos, pero lo que hace es caza menor, porque va a por los herederos del trono imperial, para que sea emperador su hijo Tiberio, mientras que a Julia Domna no le preocupan los herederos sino cinco emperadores romanos, a los que considera sus auténticos rivales".

Posteguillo, uno de los escritores de novela histórica más aclamados de nuestro país, también ha publicado La noche en que Frankenstein leyó El Quijote (Planeta 2012), La sangre de los libros (Planeta, 2014) y El séptimo círculo del infierno.

Diez novelas llegaron a la semifinal de entre las 642 presentadas, nuevo récord de participación en la historia del galardón. La procedencia es muy diversa. Además de España, destacan América del Sur (127 obras), América del Norte (55), América Central (28) y resto de Europa (18). El Jurado del Premio estuvo integrado por Alberto Blecua, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Belén López, secretaria con voto.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios