Menú

El Real Madrid, a cuartos sin alardes

Los goles de Higuaín, Cristiano (2) y Benzema han dado a los blancos la victoria ante un rocoso CSKA.

0
Los goles de Higuaín, Cristiano (2) y Benzema han dado a los blancos la victoria ante un rocoso CSKA.

Con más pegada y goles que juego, el Real Madrid ha logrado un triunfo ante el CSKA de Moscú (4-1) que le permite meterse en cuartos de final de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo. Gonzalo Higuaín, Cristiano Ronaldo (2) y Karim Benzema han marcado para el equipo blanco, mientras que Tosic lo hizo por los rusos.

El 1-1 de la ida, con un gol del sueco Wernbloom en el tiempo de descuento, había originado ciertas dudas en el madridismo. Ya avisó José Mourinho este martes que "no sería un milagro" si el CSKA consiguiera vencer a los suyos en el Santiago Bernabéu, "pero sí una sorpresa". Consciente de lo que se jugaba en el envite, el técnico portugués puso en liza un once de garantías, el mismo que el pasado sábado se enfrentó al Betis en el Benito Villamarín (2-3). Higuaín estaba de nuevo por delante de Cristiano, Özil y Kaká. Así, Benzema volvía a quedarse de inicio en el banquillo, aunque luego tuvo minutos en la segunda parte.

Pese a todo lo que había en juego, el Madrid salió apático al césped y la primera ocasión clara corrió a cargo del conjunto ruso que dirige Leonid Slutski. Seydou Doumbia, uno de sus mejores hombres, dispuso de una buena ocasión a los siete minutos. El delantero de Costa de Marfil le ganó la posición a un despistado Arbeloa tras el pase que le filtró Dzagoev y a punto estuvo de batir a Casillas, aunque acabó mandando el balón a las nubes. Era el primer aviso del CSKA, que sólo cinco minutos después lo intentó por medio de Ahmed Musa, uno de sus fichajes en el mercado de invierno, aunque el centro del nigeriano no pudo rematarlo Doumbia en boca de gol y la pelota acabó paseándose por delante de la portería de Iker, poniendo el corazón en un puño a más de un aficionado.

Había más de un runrún en el Bernabéu porque, además del peligro con el que llegaban los moscovitas, el Madrid estaba en modo off. Pero, afortunadamente para los de casa, el guión cambió con el paso de los minutos. No fue hasta el 18 cuando los blancos se presentaron por primera vez con peligro en el área de Chepchugov, aunque el disparo de Kaká salió fuera por poco. Cristiano y Özil llevaban la voz cantante en el peso ofensivo del Madrid, mientras Xabi Alonso surtía a sus compañeros de buenos balones. Atrás, la contundente labor defensiva de Pepe le daba un plus de seguridad al equipo español.

El primer gol de la noche iba a llegar tarde o temprano y lo hizo antes de la media hora (m.26). Un buen pase en largo de Khedira lo aprovechó Kaká, en el segundo palo, para controlar la pelota con muchísima calidad y servírsela a Higuaín, que no tuvo más que empujarla para batir al portero visitante. Lejos de venirse abajo, los rusos fueron a por el empate y a punto estuvieron de encontrarlo en el 34, cuando un disparo de Musa obligó a Casillas a emplearse a fondo. El Madrid, mientras, no cerraba el partido y con la exigua renta de 1-0 se llegó al descanso.

Movió ficha Slutski en la reanudación al dar entrada a Mamaev en lugar de un desaparecido Aldonin. A diferencia de lo que ocurrió en la primera parte, el Madrid salió enchufado en el comienzo de la segunda, buscando el tanto de la tranquilidad. Después de una ocasión a cargo de Kaká y otra, más clara si cabe, de Cristiano, fue el portugués quien puso el 2-0 en el marcador. A los 54 minutos, el crack de Madeira soltó un zapato que se coló en la portería rival, gracias también a la inestimable colaboración de un Chepchugov que no supo atrapar la pelota, entre otras cosas por culpa de un bote traicionero.

Se las prometía felices el madridismo pero Doumbia, en el ecuador de la segunda parte, puso de nuevo la inquietud en las gradas del Bernabéu con una clara ocasión. El africano se aprovechó de una mala salida de Casillas, que no consiguió capturar el balón por raso, pero acabó disparando fuera. Fue el susto que precedió al 3-0, obra de Benzema. Lo del francés, que sólo un minuto antes había entrado al campo en sustitución de Higuaín, fue llegar y besar el santo: en un acto de fe, consiguió rebañarle la pelota al meta ruso y colocar el esférico en las mallas.

No se rindió el CSKA, que logró su tanto en la recta final (m.77). Fue un golazo de Tosic, que recortó a Pepe en la frontal del área grande para colocar la pelota en toda la escuadra después de golpear en el larguero.

Los llamados minutos de la basura lo fueron aún más en un encuentro en el que ni los blancos buscaban la portería rival ni los rusos tenían fe en acortar la distancia. Con el árbitro francés Stephane Lannoy a punto de señalar el final, Cristiano Ronaldo marcó su segundo tanto de la noche –sexto en la Champions esta temporada– después de una gran jugada personal de Benzema.

En definitiva, triunfo sin brillo ni alardes de un Madrid que, después de los sinsabores vividos en la segunda parte de la década pasada, volverá a estar en la ronda de los ocho mejores por segundo año consecutivo. La mala noticia para los blancos ha sido la tarjeta amarilla que vio Xabi Alonso y que le impedirá disputar el partido de ida de cuartos de final.
 

Ficha técnica

Real Madrid, 4: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Khedira; Özil (Lass, m.87), Kaká (Granero, m.75), Cristiano Ronaldo; e Higuaín (Benzema, m.69)
CSKA de Moscú, 1: Chepchugov; Alexei Berezutsky, Ignashevich, Vasily Berezutsky, Shchennikov; Wernbloom, Tosic (Necid, m.80), Musa (Oliseh, m.59), Dzagoev; Aldonin (Mamaev, m.46); y Doumbia

Goles: 1-0, m.26: Higuaín; 2-0, m.54: Cristiano Ronaldo; 3-0, m.70: Benzema; 3-1, m.76: Tosic; 4-1, m.93: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Stephane Lannoy (Francia). Mostró tarjeta amarilla a Chepchugov (m.16), Vasily Berezutsky (m.32), Musa (m.37) y Mamaev (m.84), del CSKA; y a Xabi Alonso (m.49) y Arbeloa (m.83), del Real Madrid
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 72.000 espectadores. Noche agradable y terreno de juego en buenas condiciones

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios