Menú

El Madrid se deja otros dos puntos en El Madrigal

El Barcelona está ahora a seis puntos de los blancos, que han empatado con el Villarreal en un partido feo y plagado de expulsiones.

0
El Barcelona está ahora a seis puntos de los blancos, que han empatado con el Villarreal en un partido feo y plagado de expulsiones.
Nilmar controla el balón ante Xabi Alonso y Sergio Ramos. | EFE

El Real Madrid, que ha ofrecido una de sus peores versiones de la temporada, da un paso atrás en su lucha por el título de Liga al ceder un empate (1-1) ante el Villarreal en El Madrigal, en un partido polémico en el que hubo cuatro expulsados: Sergio Ramos, Mesut Özil, el técnico José Mourinho y el preparador físico Rui Faria. Después de haber logrado once victorias consecutivas en el campeonato, los blancos encadenan dos tropiezos en apenas 72 horas –el pasado domingo contra el Málaga (1-1) y ahora en Castellón– que pueden acabar costándole muy caro. Así, ven cómo su ventaja sobre el Barcelona se reduce de diez a seis puntos.

El empate le sabe a derrota al equipo madridista y a victoria a los castellonenses, que, en el debut en el banquillo de Miguel Ángel Lotina, se agarran a la permanencia en Primera División.

Sorprendió Mourinho de inicio al poner en liza el trivote –o "triángulo de presión alta", como él prefiere llamarlo–, con Xabi Alonso, Lass y Khedira en el centro del campo, por detrás de Özil, Cristiano Ronaldo y Benzema. Kaká, que se había perfilado como titular en las horas previas, e Higuaín esperaban su oportunidad en el banquillo. En el otro bando, Lotina, que no pudo contar con los lesionados Borja Valero y Rossi ni el sancionado Marchena, salió con el once esperado.

El Madrid empezó llevando la iniciativa en el juego y a los nueve minutos gozó de su primera ocasión clara con un cabezazo de Pepe, en el segundo palo, que Christian Zapata acabó salvando en la misma raya de gol. También lo intentó Sergio Ramos, seis minutos después, con un testarazo que salió fuera por poco. Sin alharacas, los blancos trataban de sacar tajada de las acciones a balón parado.

Pero el Villarreal no se descompuso ante el líder y respondió por medio de Nilmar, su mejor futbolista en la primera parte. El brasileño le sacó los colores a la defensa madridista en más de una ocasión, especialmente a un nervioso Ramos, y puso en aprietos a Iker Casillas. Lo intentó también Marcos Senna con un disparo lejano que salió desviado por muy poco. Eran los mensajes del submarino amarillo, dispuesto a dar guerra ante un Madrid que acudía dispuesto a sumar los tres puntos después de que el Barcelona hubiera hecho lo propio frente al Granada (5-3).

Nilmar, a la media hora, gozó de la mejor ocasión del Villarreal en la primera parte, pero su remate en boca de gol salió desviado. Pudo haber penalti de Arbeloa, que lleva unas cuantas semanas muy por debajo de su nivel, pero no lo vio Paradas Romero. El árbitro andaluz, famoso entre otras cosas por ser el primero que expulsó a Mourinho en España –el 10 de noviembre de 2010, en un partido de Copa del Rey contra el Murcia en el Santiago Bernabéu–, empezaba a hacer de las suyas.

La primera parte acabó con un disparo de Benzema, que apenas recibió balones, y con la lesión de Callejón, que había entrado al campo a los 28 minutos en sustitución de un Lass Diarra pasado de revoluciones.

El show de Paradas

Tras el descanso, Mou dio entrada a Altintop en lugar del motrileño. El encuentro siguió por los mismos derroteros, con el Real Madrid teniendo la pelota, mientras que el Villarreal renunció al ataque. Hubo que esperar muchos minutos para que los amarillos se acercaran al área de Casillas.

Después de que Paradas Romero expulsara a Rui Faria –el ayudante de Mourinho volvía a los banquillos tras cumplir una sanción de tres partidos–, el Madrid empezó a avisar a Diego López: primero con un disparo seco de Khedira desde la frontal del área grande y luego con un lanzamiento de falta de Xabi Alonso que a punto estuvo de sorprender al meta gallego, criado en las categorías inferiores del club blanco.

Fueron el preludio del 0-1, que llegó a los 61 minutos. Cristiano Ronaldo se asoció con Özil y éste, desaparecido hasta entonces, se inventó un taconazo de lujo. Recogió la pelota el portugués en el área y dribló a Diego López para dejarle sentado y marcar el primer gol de la noche, el número cien con la camiseta madridista en Liga. Eran los mejores minutos de un Madrid anodino, bastante más de lo habitual, pero que pudo haber aumentado la renta cinco minutos después con un remate de Khedira que Bruno sacó en la misma línea de gol.

Poco a poco el Villarreal empezaba a acercarse al área rival y, tras una jugada sin aparente peligro, llegaría el tanto del empate (m.82). Paradas Romero se inventó una falta de Altintop a Joan Oriol y Senna pidió la pelota para lanzarla. El hispano-brasileño, campeón de Europa hace cuatro años, la tiró magistralmente, aunque también contó con la colaboración de la barrera, que se abrió de manera incomprensible, y la apatía de Iker Casillas, que pudo haber hecho mucho más.

Todo un mazazo para el líder, que además vio cómo Mourinho era expulsado por protestar. Por si fuera poco, Paradas también mandaba a la caseta a Sergio Ramos, que cometió una falta absurda que le costó la segunda amarilla, y a Özil, con roja directa. Quedaban cinco minutos por delante y el Madrid pasaba de tener controlado el partido a defender el empate con nueve jugadores sobre el campo.

Al final el pánico, unido al penoso arbitraje de Paradas Romero, puede acabar pasando factura a los blancos, que ven cada vez más de cerca al Barcelona, al que aventaja en seis puntos cuando restan diez jornadas para el final.


Ficha técnica

Villarreal, 1: Diego López; Mario, Musacchio, Zapata, Joan Oriol; Ángel (Martinuccio, m.68), Senna, Bruno, Cani (Camuñas, m.60); Nilmar y Marco Ruben (De Guzmán, m.60)
Real Madrid, 1: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Lass (Callejón, m.28) (Altintop, m.46), Khedira; Özil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, m.77).

Goles: 0-1, m.61: Cristiano Ronaldo; 1-1, m.82: Senna
Árbitro: Paradas Romero (Colegio andaluz). Expulsó
a Sergio Ramos por doble amarilla (ms.52 y 84) y a Özil con roja directa (m.85). También expulsó a los técnicos visitantes José Mourinho (m.83) y Rui Faria (m.49). Además, mostró amarilla a Lass Diarra (m.4), Xabi Alonso (m.37), Pepe (m.45+1), Khedira (m.87) e Higuaín (m.94), del Real Madrid; y a Senna (m.20), Mario (m.32), Marco Ruben (m.54) y De Guzmán (m.76), del Villarreal
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de El Madrigal ante unos 20.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 32 comentarios guardados

    Servicios