Menú

España vuelve a desafiar a Estados Unidos

El equipo de Scariolo, que ha firmado una espectacular remontada ante Rusia (67-59), volverá a luchar con los estadounidenses por el oro olímpico.

0

Sencillamente espectacular. Así ha sido la victoria que la selección española de baloncesto ha conseguido ante Rusia (67-59) para meterse en la tercera final olímpica de su historia –segunda consecutiva– tras las de Los Ángeles'84 y Pekín 2008. Salvo hecatombe en la semifinal ante Argentina, el rival volverá a ser Estados Unidos.

El equipo de Sergio Scariolo, que le tenía ganas a los de David Blatt después de la derrota sufrida el pasado sábado en la fase de grupos (77-74), firmó una primera parte para olvidar al anotar sólo 20 puntos y verse once abajo (20-31). Sin embargo, los campeones de Europa reaccionaron tras el paso por vestuarios y, con unos soberbios Marc Gasol, José Manuel Calderón –enchufadísimo en los lanzamientos de tres– y Felipe Reyes, acabaron desquiciando a los rusos para colarse en la final.

El caso es que la tarde pintaba mal para los intereses españoles en el Basketball Arena. No le salía nada al equipo de Scariolo, que intentaba demostrar que venía con la lección aprendida tras lo ocurrido seis días atrás, al sufrir una derrota que le terminaba por privar de la primera plaza de grupo. España defendía bien, secando en todo momento a Andrei Kirilenko y Vitaly Fridzon, pero fallaba en los tiros, a veces muy forzados.

Suerte para los españoles que también los rusos erraban en demasía. Ante tanto desatino, el marcador era bajísimo al final del primer cuarto (9-12, m.10).

Sin embargo, Rusia salió muy enchufada en el inicio del segundo período y, con Mozgov y Sasha Kaun, pronto se encargó de ampliar las distancias en el marcador. Mayor aún fue la sangría cuando Sergei Monia entró en escena. El alero del Khimki anotó dos triples consecutivos que hicieron muchísimo daño en el conjunto español (14-25, m.15). Trató de responder el subcampeón olímpico con un mate de Pau Gasol, pero Kaun, el poderoso pívot del CSKA de Moscú, evitó que España se acercase en el marcador.

Al final del segundo cuarto, el electrónico reflejaba un alarmante 20-31. Sobre todo preocupaba la latente falta de acierto en ataque y que España llevase sólo una veintena de puntos al descanso.

Festival de triples de Calderón

Pero si algo caracteriza al conjunto español es su fe, esa que mueve montañas. Aparecieron enseguida Rudy Fernández y José Manuel Calderón –soberbio partido del extremeño– para conectar sendos triples que les hacían soñar (26-31, m.23). Aunque Fridzon, que con sus 24 puntos fue una auténtica para los españoles en el choque de la fase de grupos, respondió con otro acierto desde más allá de 6,75 metros, entre Calde, Pau Gasol y Rudy se encargaron de meter a España en el partido. Increíble pero cierto: los campeones continentales empataban la contienda a 46 tras endosarle a su rival un parcial de 26-15 en el tercer cuarto.

Pero faltaba lo mejor, un último período en el que los españoles acabarían consumando su espectacular remontada. Con todas las espadas en alto, los aficionados que acudieron en masa al Basketball Arena, entre ellos los príncipes Felipe y Letizia, vibraron con los triples de Calderón, que siguió por sus mismos derroteros para destrozar el aro ruso (55-49, m.33), mientras Marc y Felipe Reyes lo bordaban en defensa. También el de Sant Boi aportó su granito de arena en ataque, especialmente con un gancho espectacular.

En el otro bando, la gran estrella rusa, Andrei Kirilenko, seguía muy fallón de cara al aro rival, incluso en los tiros libres, con lo que tuvieron que ser otros –Kaun y Monia– quienes tirasen del carro.

Un triple de Kirilenko y un par de regalos de Pau pusieron el miedo en el cuerpo a los españoles. Pero ya no quedaba tiempo para la reacción rusa. España se vengaba del equipo de David Blatt y, sobre todo, se metía en la final olímpica. Ahora espera Estados Unidos, salvo que haya hecatombe poco probable ante Argentina en la segunda semifinal. Es claro favorito al oro el poderoso norteamericano, pero... ¿por qué no soñar?


Ficha técnica

España, 67 (9+11+26+21): Calderón (14), Navarro (4), Rudy (11), Pau Gasol (16), Marc Gasol (11) –quinteto inicial–, Sergio Rodríguez, Reyes (2), San Emeterio, Llull (7) e Ibaka (2)
Rusia, 59 (12+19+15+13): Shved (2), Khryapa (2), Ponkrashov (10), Kirilenko (10) y Kaun (14) –quinteto inicial–, Mozgov (4), Fridzon (8), Antonov y Monya (9)

Árbitros: Luigi Lamonica (Italia), Ilija Belosevic (Serbia) y Marcos Benito (Brasil). Rudy Fernández fue eliminado por cinco personales (m.37)
Incidencias: Primera semifinal del torneo olímpico de baloncesto disputada en el Basketball Arena de Londres ante 13.215 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios