Menú

Champions League

Cristiano y Bale ponen al Real Madrid virtualmente en octavos de final

Los blancos reaccionaron al regreso de vestuarios tras una mala primera parte y lograron voltear el marcador, antes de que Llorente firmara el 2-2.

0
Los blancos reaccionaron al regreso de vestuarios tras una mala primera parte y lograron voltear el marcador, antes de que Llorente firmara el 2-2.
Cristiano Ronaldo celebra su gol junto a Benzema. | Cordon Press

Un año más, el Real Madrid estará en octavos de final de la Champions. Sólo una hecatombe -o dos, para ser más precisos- podrá impedirlo. El primer empate en casa de la Juventus ha dado a los blancos -hoy estrenando el naranja en la máxima competición europea- un punto que casi puede saber a gloria, mientras que los de Antonio Conte se quedan sin margen de error.

Después de una mala primera parte, en la que el equipo de Carlo Ancelotti volvió a cometer errores defensivos y que se cerró con mínima ventaja de la Vecchia Signora, gracias a un penalti más que dudoso de Varane a Pogba transformado por Arturo Vidal, los visitantes supieron reaccionar tras el paso por vestuarios.

Y en apenas ocho minutos, los que fueron del 52 al 60, pudieron voltear al marcador gracias a los goles de Cristiano Ronaldo -ocho tantos lleva ya el portugués en la Champions, que se dice pronto- y Gareth Bale. Sólo cinco después apareció Fernando Llorente para marcar el definitivo 2-2, pese a que, con casi media hora por delante, uno y otro equipo tuvieron ocasiones para haber desnivelado el marcador.

Ramos, lateral derecho

Acudían los blancos a la cita dispuestos a romper su mala estadística, donde sólo han podido ganar en dos ocasiones después de ocho visitas. La última vez fue en 1962, gracias a un tanto de Di Stéfano. Ha llovido mucho desde entonces. A partir de ahí, cinco duelos que se tradujeron en victorias locales. Pero también la Juve afrontaba el encuentro dispuesta a sumar tres puntos que le permitieran aliviar su delicadísima situación en el grupo, donde es colista.

Una vez más, como ya hizo en el clásico del Camp Nou ante el Barcelona, Ancelotti volvió a innovar al sacar a Sergio Ramos de lateral derecho, formando en la defensa junto a Varane, Pepe y Marcelo. Toda una declaración de que tal vez no confíe en Arbeloa y Carvajal para esa demarcación. Al menos no para grandes citas como las del Juventus Stadium, un moderno campo que apretó de lo lindo desde el pitido inicial.

Otra vez las carencias defensivas

Salvo unos primeros minutos de tanteo, marcados por el respeto entre ambos contendientes, la Juventus no tardó en asumir el mando y pasó a tener la pelota. Pronto iba a llegar con peligro al área de Casillas, que salvó los muebles en la primera media hora con dos paradones: el primero (m.17), al desviar un remate en propia meta de Pepe que iba a gol; y el segundo (m.28), luciéndose con otra intervención providencial al cabezazo a bocajarro de Llorente, a centro de Tévez desde la izquierda.

No había noticias del Madrid en ataque. A excepción de una ocasión que se fabricó Cristiano -yo me lo guiso, yo me lo como- que a punto estuvo de sorprender a Buffon en el arranque del encuentro (m.9), muy poquito más se le vio arriba a los blancos, que apenas lograban pasar de su campo y, cuando lo hacían, se topaban con un adversario bien cerrado atrás.

Cristiano, el de siempre

Pero más carencias se le vieron al equipo español en la retaguardia. Una vez más, como ante el Sevilla y en Vallecas, la defensa madridista hacía aguas. Y al final de la primera parte, en uno de esos momentos llamados psicológicos, se confirmaron los peores presagios con el penalti de Varane que Vidal, con maestría, se encargó de transformar. Casillas se había tirado bien, pero no pudo evitar que el 1-0 subiera al marcador. Esta vez tocaba remar contra corriente.

El Madrid salió con otra cara tras el paso por vestuarios, juntando líneas y cerrando mucho mejor. Era la Juventus la que seguía teniendo la pelota, pero los de Ancelotti esperaron su oportunidad a la contra para tratar de dar la vuelta al marcador. En sólo ocho minutos. Está claro que si concedes al Madrid cualquier espacio, por mínimo que sea, estás muerto.

Benzema, inédito en la primera parte, aprovechó un regalo de Martín Cáceres para llevarse la pelota y habilitar de primeras para Cristiano Ronaldo. Llegando con todo desde atrás, se presentó en el área ante la salida de Buffon y lo superó con toda la sangre fría. Un gol del depredador portugués, que está en un estado de forma espectacular.

El Madrid creía, y tuvo una clarísima ocasión en las botas de Xabi Alonso para voltear el electrónico, aunque la madera rechazó el espectacular zapatazo del tolosarra. Respondió la Vecchia Signora acto seguido con una doble ocasión de Marchisio -primero Casillas aguantó a la perfección en el mano a mano y luego Pepe sacó la pelota en la misma raya de gol, pero lo que acabó llegando fue el 1-2. A la hora de partido, Marcelo envió un pase en largo hacia Cristiano, que controló por la izquierda y habilitó para Bale, que se internó en el área para fusilar a Buffon con un remate duro y raso desde la frontal.

Objetivo cumplido

Eran los mejores minutos del partido tras una primera parte un tanto anodina. Aún hubo más, porque la Juve logró empatar cinco minutos después. Aprovechando el mal marcaje de Varane y la salida en falso de Casillas, Llorente pudo rematar sin oposición de cabeza dentro del área para acabar alojando el balón dentro de las mallas.

Pese al mazazo del tanto encajado, el partido pasaba a estar más abierto que nunca y el Madrid quiso aprovechar el intercambio de golpes para volver a adelantarse en el marcador. Pudo hacerlo Benzema con una media vaselina ante la salida de Buffon, pero también el campeón italiano, con intentos lejanos de Quagliarella abortados por Casillas. De ahí al final, ya con Illarramendi, Di María y Jesé en el campo, el Madrid se fue haciendo con la pelota para tener el duelo bajo control y, con ello, el billete para octavos de final. Nada habrá ya que impida, salvo auténtico desastre, que los blancos vuelvan a codearse entre la elite de Europa, un año más, aunque su imagen diste aún bastante de ser la mejor.


Ficha técnica

Juventus, 2: Buffon; Cáceres, Barzagli, Bonucci, Asamoah; Vidal, Pirlo, Pogba; Marchisio; Tévez (Quagliarella, m.82) y Llorente (Giovinco, m.88)
Real Madrid, 2: Casillas; Sergio Ramos, Varane, Pepe, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso (Illarramendi, m.70), Modric; Bale (Di María, m.75), Cristiano Ronaldo y Benzema (Jesé, m.81).

Goles: 1-0, m.43: Vidal, de penalti; 1-1, m.52: Cristiano Ronaldo; 1-2, m.60: Bale; 2-2, m.65: Llorente
Árbitro: Howard Webb (Inglaterra). Mostró tarjeta amarilla a Modric (m.35) y Varane (m.42), del Real Madrid; y a Pirlo (m.44) y Bonucci (m.72), de la Juventus
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga de Campeones, grupo B, disputado en el Juventus Stadium de Turín ante la presencia de 40.696 espectadores

0
comentarios

Servicios