Menú

Copa del Rey

Habrá clásico en semifinales

El Barça pasó por encima del Málaga en una gran segunda parte y ahora se cita con un Real Madrid mermado. La ida, la próxima semana en el Bernabéu.

0
El Barça pasó por encima del Málaga en una gran segunda parte y ahora se cita con un Real Madrid mermado. La ida, la próxima semana en el Bernabéu.
Piqué celebra con sus compañeros su gol al Málaga. | EFE

La serie de cuartos de final de la Copa del Rey se ha cerrado con un precioso partido en La Rosaleda, donde el Barcelona pasó por encima del Málaga en una gran segunda parte (2-4). Se citan así los culés en la ronda de los cuatro mejores con el Real Madrid, con el primer asalto la próxima semana en el Santiago Bernabéu. Un encuentro al que los blancos llegarán mermados a causa de las bajas de Casillas y Pepe, lesionados, además de los sancionados Sergio Ramos, Di María y Coentrao, estos dos últimos tras ser expulsados el miércoles en Mestalla ante el Valencia (1-1).

Todas las espadas estaban en alto en la Costa del Sol después del 2-2 registrado la semana pasada en el choque de ida en el Camp Nou. Un resultado que obligaba a los culés, de nuevo con Jordi Roura en el banquillo ante la ausencia de Tito Vilanova tras viajar a Nueva York para seguir tratándose de su enfermedad, a salir a por todas. Pero enfrente estaba el Málaga de Manuel Pellegrini, un conjunto que apuesta por el buen trato de balón y que llegaba a la cita con bajas muy sensibles como las de Isco, Toulalan y Monreal.

Desde el inicio se vio una lucha de poder a poder entre los dos equipos: cómo no, era el Barça el que llevaba la voz cantante, teniendo la pelota y poco a poco ganando metros para acercarse cada vez con más peligro a la portería de Carlos Kameni, ante un rival que salió con un planteamiento valiente, presionando arriba y esperando su oportunidad a la contra.

Pronto se adelantaron los culés en el marcador con el gol de Pedro al rematar de cabeza un gran centro de cabeza de Dani Alves, que recibió en fuera de juego (m.8). No se descompuso el cuadro andaluz, que empató el choque cuatro minutos después, volviendo a tener la eliminatoria de cara, por medio de Joaquín. El gaditano recibió en la frontal un medido pase de Duda y batió a Pinto con un disparo que se coló junto al palo.

El partido empezaba a ser de ida y vuelta y se animó aún más al filo de la media hora, primero con una clara ocasión de Messi en un mano a mano que Kameni resolvió a la perfección. La réplica malaguista la firmó Santa Cruz con un peligroso remate en el segundo palo, tras el lanzamiento de una falta, que no fue gol de milagro, aunque Iniesta avisaría sólo un minuto después al estrellar un balón en el larguero. También clara fue la oportunidad que tuvo Messi antes del descanso con un remate cruzado dentro del área que Weligton, llegando con todo desde atrás, acabó salvando in extremis.

Iniesta y Messi sentencian

El partido estaba precioso, jugándose a un ritmo altísimo, y con el 1-1 al intermedio todo quedaba pendiente para una segunda mitad que se presentaba de máxima tensión. Y volvió a asestar otro golpe el Barça cuando sólo se habían disputado tres minutos: Piqué, ejerciendo de nueve, recibió un gran pase en largo de Iniesta notable partido del crack de Fuentealbilla, controló el balón con el pecho y batió al meta local con un remate ajustado a la cepa del poste. El defensa internacional celebró el tanto llevándose el dedo a la boca, dedicándoselo al pequeño Milan.

Los azulgranas parecían tener controlada la situación y fueron a por un tercer tanto que definitivamente dejase sentenciada la eliminatoria –entonces el Málaga habría necesitado tres dianas más para pasar–, pero lo que llegaría, mediada la segunda parte, fue el 2-2. Joaquín condujo con clase un contragolpe, después de que Cesc reclamase un posible derribo en la otra área, y habilitó hacia Santa Cruz, quien superó a Pinto con un remate cruzado tras tocar la pelota en el palo.

El conjunto malagueño empataba así la eliminatoria. Pero ya se sabe lo poco que dura la alegría en casa del pobre. Y más aún si enfrente tiene a un rico del fútbol mundial como este poderoso Barça. Porque los azulgranas sentenciaron la contienda con dos goles en apenas diez minutos, enterrando de golpe y plumazo cualquier esperanza blanquiazul. Primero fue Iniesta el que aprovechó un balón perfecto de Cesc para batir a Kameni (m.76), mientras que Messi, tres minutos después, conectó un formidable testarazo, tras otro gran centro de primeras de Dani Alves desde la banda derecha, para establecer el definitivo 2-4 en el marcador.

Con diez minutos por delante y el duelo totalmente controlado, los culés se adornaron e incluso rozaron un quinto gol, aunque Kameni lo evitó en el mano a mano ante Cesc con otra gran intervención.

Así se cerraba una bonita eliminatoria y sellaba el Barça su billete para unas semifinales en las que se medirá al Real Madrid. El planeta fútbol ya se frota las manos ante dos nuevos clásicos, con espacio de un mes entre uno y otro, en los que, salvo sorpresa, volverán a saltar chispas. Pero, sobre todo, será un regalo para la vista. Ojalá.


Ficha técnica

Málaga CF, 2: Kameni; Gámez, Demichelis, Weligton, Eliseu; Seba Fernández (Saviola, m.81), Camacho, Iturra, Duda (Portillo, m.62); Joaquín (Lucas Piazón, m.81) y Santa Cruz
FC Barcelona, 4: Pinto; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba (Adriano, m.90); Busquets, Xavi, Cesc Fábregas; Pedro (Alexis Sánchez, m.87), Iniesta y Messi (Thiago, m.82)

Goles: 0-1, m.8: Pedro; 1-1, m.12: Joaquín; 1-2, m.48: Piqué; 2-2, m.68: Santa Cruz; 2-3, m.76: Iniesta; 2-4, m.79: Messi
Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Iturra (m.14), Eliseu (m.25) y Weligton (m.38) del Málaga; y a Busquets (m.32), Jordi Alba (m.38), Cesc Fabregas (m.45+1), Mascherano (m.69) y Dani Alves (m.81)
Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey disputado ante cerca de 30.000 espectadores que prácticamente llenaron el estadio de La Rosaleda

0
comentarios

Servicios