Menú

El Barcelona aplasta al Santos

Espectacular victoria azulgrana en el trofeo Joan Gamper frente a un inofensivo Santos, que ofreció el mejor debut posible al Tata Martino.

0
Espectacular victoria azulgrana en el trofeo Joan Gamper frente a un inofensivo Santos, que ofreció el mejor debut posible al Tata Martino.
Dani Alves y Leo Messi celebran un gol del Barcelona. | EFE

El inicio de la era del Tata Martino en el banquillo del FC Barcelona no ha podido comenzar de mejor manera. Triunfo y festival de goles de un Barça que aplastó al Santos en el Trofeo Joan Gamper, en un choque en el que los azulgrana no recibieron ninguna oposición y se dieron un banquete de goles ante un oponente indefenso.

Martino llegó al banquillo del Camp Nou con una consigna clara: recuperar el hambre del equipo y volver a instaurar esa presión asfixiante que ejercía la plantilla con Pep Guardiola. Los resultados no han tardado en llegar y el Barça demostró que no ha perdido el instinto para despedazar a sus rivales.

La insistente presión del equipo desde el primer minuto del choque desarboló a un inocente Santos, cuya mejor idea fue la de echarse atrás y tratar de enlazar algún contragolpe venenoso. El balón se pintó de color azulgrana y los brasileños apenas podían seguir las rápidas combinaciones en ataque de su rival. Con este panorama, la llegada de los goles fue cuestión de minutos.

Alexis, Messi, Alves, Pedro e iniesta dejaron claras las intenciones del equipo de agradar a Martino y de sus botas nacieron los tantos que dejaron finiquitado el partido a los 20 minutos. Messi abrió el marcador en el minuto 8 después de aprovechar un rechace y regatear al portero rival, en una de la jugadas clásicas del argentino. A la escasez de fútbol del Santos, le acompañó la mala suerte y un desafortunado rechace en un centro del Alves, terminó con Leo rematando hacia su portería para subir el 2-0 al marcador.

Las combinaciones de los locales llegaban hasta dentro del área de su oponente y, fruto de ello, antes del minuto 30 el resultado ya era de 4-0, gracias a los goles de Alexis y Pedro. Conscientes de su superioridad, los barcelonistas siguieron jugueteando con su presa hasta el descanso. Martino cambió a ochio jugadores de golpe pero premió al público con unos minutos de la pareja formada por Neymar y Messi.

El brasileño, voluntarioso y ansioso por marcar, dejó destellos de lo que será su temporada y, aunque no marcó, dejó una asistencia de lujo para Cesc Fábregas. El catalán, ajeno a los rumores que le acercan al Manchester United, fue el protagonista absoluto de la segunda mitad con dos tantos y una asistencia a Dongou. Adriano se sumó a la fiesta con un golazo desde fuera del área y el santos se marchó como vino, como invitado a la fiesta del barcelonismo.

En Deportes

    0
    comentarios