Menú
Running

El boom del running en España

Cada vez más gente se apunta a las distintas carreras populares. Con la primavera aumenta el número de personas que sale a correr.

2
Numerosa gente en la última edición del maratón de Madrid. | Cordon Press

Ya sea por la buena temperatura o por la llegada del verano -operación bikini mediante-, las calles comienzan a atestarse de numerosos enamorados de la nueva moda, el running ( footing o atletismo de toda la vida). Aunque la primavera nos ha recibido con lluvia, el mejor tiempo y el gusto por lucir buen cuerpo en las costas españolas fomenta que en estos meses cada vez se vean más corredores. Y más gente corriendo, más pruebas para disfrutar.

La llegada de la primavera provoca una proliferación de las carreras populares. Ya no es el simple dicho de "unas zapatillas, unos pantalones de deporte, una camiseta cómoda...y a correr". Ahora hay mucho más, todo un mercado que no deja de crecer. Tanto en material como en inscripciones .

De carreras populares a maratones

Hay un amplio abanico para disfrutar del deporte más antiguo y más sencillo de practicar. Desde carreras de 10 kilómetros, a medios (y enteros) maratones, trail -o su versión más dura, el ultra trail-, así como triatlones o carreras militares.

La primera de todas, y que sigue aumentando su número de participantes es la media maratón de Madrid, este domingo 29 de marzo, con 22.000 atletas, dos mil de ellos en su versión de 5 kilómetros. Y justo un mes después, el domingo 26 de abril, aparece el maratón de Madrid, que se divide en la legendaria distancia de 42'195, la mitad, o simplemente 10 kilómetros, y que ya alcanza los 31.000 inscritos.

Pero es un boom que se desarrolla durante todo el año, y que no deja de crecer. Tanto en atletas amateurs como en carreras populares. Cada fin de semana hay decenas de ellas por toda España, ya sean de mayor o menor relevancia. De tal manera, que según apuntan desde la web carreraspopulares.com, podrían superarse las 3.500 pruebas al año. Todo una explosión que muestra el negocio que hay tras este deporte.

El gasto en material, inscripciones...

Por eso, la frase de "las zapatillas, pantalones, camiseta...y a correr" queda ya obsoleto, como explica Isaías Díaz, director de comunicación del medio maratón de Madrid: "el running puede ser caro o puede ser barato. Ya hay zapatillas que van de los 60 a los 200 euros. Por tanto, más que la crisis (que parecía la principal razón para que la gente se dedicara a este deporte), lo que está ocurriendo es que el español ahora quiere practicar deporte". Y a esas zapatillas habría que añadir, para los bolsillos pudientes, la camiseta técnica y prendas de abrigo, junto a numerosos accesorios: pulsómetro, reloj, ipod, gafas de sol... Un auténtido despilfarro de dinero con el único de fin de participar luego en las diversas carreras repartidas por la geografía española e internacional.

Porque al material hay que añadir la inscripción a la prueba, que sube a medida que aumenta la distancia. Por poner un ejemplo, las dos próximas grandes citas valen desde los 16 a los 30, según el período, o desde los 50 a los 85 euros, para correr la maratón.

Cada vez hay más mujeres en estas carreras

Según apuntan desde el medio maratón de Madrid, de los 11.000 primeros inscritos, 18'3% son mujeres. Un mercado que está creciendo y que cada día va a más, con pruebas exclusivas para ellas, como es "La Carrera de la Mujer", que consta de ocho citas, siendo la de Madrid también, el 10 de mayo, la de mayor afluencia, con 32.000 mujeres corriendo.

Pero, ¿por qué aumenta? No hay una razón clara, pero los que lo prueban se enganchan. El ambiente, recorrer los lugares más simbólicos de la ciudad sin tráfico y el marcado carácter amateur con el que poder "competir" contra tus amigos. Para Isaías, este boom se debe "a unos cambios de hábitos de la población. Vemos mucho deporte, pero ya nos hemos decidido a practicarlo también. Es bueno y saludable esta fiebre del running".

Patrocinio de marcas, bancos o aseguradoras

No es extraño, por tanto, que las principales marcas decidan apostar por este tipo de pruebas populares, aportando su patrocinio. Así, Asics, Adidas o Nike ponen su nombre a distintas carreras, mientras otras como Coca-Cola, Powerade o Gatorade ofrecen el necesario avituallamiento.

No es extraño, por tanto, ver que en carreras como la Zurich Maratón de Barcelona se han inscrito más de 19.000 atletas; o en la Divina Pastora Maratón Valencia, con 13.000 para la prueba reina y otros 8.000 para la de 10 kilómetros. Dos carreras con numerosas personas y con un patrocinio detrás. No sólo marca deportivas, sino aseguradoras, como Liberty Seguros, o incluso bancos, como el BBVA o Banco Santander, que organizan sus propias carreras.

En esta época encontramos estas y otras carreras. Pero el running no para en todo el año. Otras pruebas destacadas son la Behobia-San Sebastián, que aspira a 34.000 participantes, a principios de noviembre y con una cuota de 45 euros. Pero la que supera todos los registros en España es la Cursa de El Corte Inglés, en Barcelona, este 12 de abril. El año pasado participaron 73.426 personas en esta prueba de poco más de 10 kilómetros, el récord en España. Y el 51% de los participantes eran mujeres.

Y ahora, cuando llegue el verano será el turno de los triatlones, donde nadar, montar en bicicleta y correr se aúnan. Y aquí vuelven a aumentar los costas para el deportista, ya que se precisan de tres materiales o un mono único de un precio que puede rondar de los 50 a los 200 euros.

Como militares y guerreros

Pero las carreras que están atrayendo a más personas, con un crecimiento que atrae por su rareza y por ser algo diferente, son las de obstáculos, en las que el deportista ya no sólo tiene que correr. Ahora también se trata de superar una serie de dificultades, como si de un entrenamiento militar se tratara. Ya hay dos pruebas así en España. La última en llegar ha sido el Mud Day (Día del Barro), en Toledo, el próximo 23 de mayo, y donde está garantizado, sin duda, el barro. 22 obstáculos a superar en 13 kilómetros y con una novedad: no habrá cronometraje. Es una carrera importada de Francia. De hecho, el año pasado se reunieron más de 60.000 personas en las diferentes citas, llegando a juntarse 22.000 en París durante tres días.

Similar a ésta es la Spartan Race, que ya debutó el año pasado con dos sedes (Madrid y Barcelona) y que repite este año con el mismo modelo. La versión humana, reducida, de 12 o 5 kilómetros (super o sprint), en Madrid, para el 30 y 31de mayo. Y la versión bestia, beast, de 20 kilómetros y 25 obstáculos ( y ya a un precio cercano a los 90 euros) que se deja para Barcelona el 10 y 11 de octubre, tras el verano.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco