Menú

Liga

La última fechoría de David Navarro

Hace cinco años y medio, cuando vestía la camiseta del Valencia, el central fue suspendido seis meses por dar un puñetazo a Burdisso, del Inter.

0
Tiempo Extra, 11/11/2012 Tiempo Extra

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Hace cinco años y medio, cuando vestía la camiseta del Valencia, el central fue suspendido seis meses por dar un puñetazo a Burdisso, del Inter.Vídeo caducado

Otra más de David Navarro, un jugador con fama de duro, casi de violento. Este domingo, durante el Levante-Real Madrid en el Ciudad de Valencia (1-2), sólo se habían jugado dos minutos de partido cuando el veterano central de Puerto de Sagunto, de 32 años, sacó a pasear el codo en una acción con Cristiano Ronaldo.

El portugués se llevó un golpe brutal en el párpado izquierdo, quedando aturdido sobre el césped, mientras la jugada continuó porque pasó inadvertida para el árbitro Muñiz Fernández. Tuvo que ser atendido Cristiano durante varios minutos en la banda, donde recibió cinco puntos de sutura para tratar de frenarle la hemorragia, y luego en el descanso fue sustituido al perder parte de la visión de los dos ojos. En su lugar entraba Raúl Albiol.

Lo más incomprensible de todo es que Navarro se fuera de rositas. Ni siquiera Muñiz pitó la falta y luego permitió que el jugador siguiera repartiendo estopa sobre el impracticable césped del Ciudad de Valencia. Demasiadas faltas, muchas de ellas muy duras, por parte del jugador granota, que se quedó sin ver la amarilla pese a haber hecho méritos para ello.

No es ni será la última fechoría de David Navarro, que el 6 de marzo de 2007 se hizo tristemente famoso en el fútbol europeo por dar un puñetazo al argentino Nicolás Burdisso al final de un Valencia-Inter de Milán (0-0), de vuelta de octavos de final de la Champions. La acción le costó un castigo de seis meses de sanción en competición europea –en principio la UEFA le castigó con siete meses pero luego lo rebajó a seis– y en verano de ese mismo año acabó fichando por el Mallorca.

En el equipo bermellón jugó cedido durante dos temporadas antes de regresar al Valencia. Y en 2009 volvió a las andadas. En un partido de Liga ante el Barça, se acercó por la espalda a Leo Messi para pisarle el tobillo, sin estar el balón de por medio.

Dos años después, el 27 de febrero de 2011, agredió por partida doble a Javi Martínez y Fernando Llorente durante un Athletic de Bilbao-Valencia (1-2). Navarro propinó sendos codazos a los internacionales españoles: al riojano le provocó una brecha, mientras que el hoy futbolista del Bayern de Múnich sufrió una hemorragia nasal al hoy jugador del Bayern. Por si fuera poco, encima fingió él ser el agredido e incluso salió del campo en camilla.

"Seguro que hoy le dan un Oscar. Que el árbitro, sabiendo cómo es este jugador permita este tipo de cosas es lamentable. Estoy indignado. Es increíble que me vaya con una tarjeta y el otro de rositas, con todo lo que ha hecho", decía Llorente sobre Navarro.

Curiosamente, el árbitro de aquel Valencia-Athletic fue César Muñiz Fernández, el mismo que este domingo pitó al Real Madrid en el Ciudad de Valencia.

0
comentarios

Servicios