Menú

Remontada trasnochadora de España en la Copa Davis: acabó a las 2 de la mañana

El último partido acabó de madrugada tras caer Bautista ante Rublev, la victoria de Rafa Nadal frente a Khachanov y el punto final del dobles.

0
El último partido acabó de madrugada tras caer Bautista ante Rublev, la victoria de Rafa Nadal frente a Khachanov y el punto final del dobles.
Rafa Nadal, imponente. Archivo | Cordon Press

La nueva Copa Davis se estrenaba en Madrid con un claro aviso para navegantes: "Es el primer año y habrá cosas que mejorar". Hasta ahí todo el mundo estaba de acuerdo, pero una cosa es "algo que mejorar" y otra llevar a jugadores y aficionados a empezar el último partido de la jornada más allá de las doce de la noche un martes laboral y dando gracias a los altares porque la cosa no fue a peor. ¿Quién evitó acabar a las cuatro de la mañana? El de siempre, un imponente Rafa Nadal.

El día transcurrió de la siguiente manera. Roberto Bautista y Andrey Rublev empezaron el primer partido de la eliminatoria entre España y Rusia a las 18:15 horas, acabaron alrededor de las nueve de la noche y justo después apareció en escena Rafa Nadal para arrancar el partido frente a Kachanov. El duelo entre las dos primeras espadas de cada selección duró hasta las 23:45 horas y a las 00:15 arrancó el dobles para finalizar dicho partido a las dos de la mañana. Sí, escandaloso para mal aunque con final feliz.

Por el camino de todas esas horas de tenis se vio una eliminatoria preciosa que pudo ser aún más bonita si la gente hubiese estado más pendiente de disfrutar que de mirar el reloj. Los dos partidos individuales fueron obras de arte sobre la pista rápida de la Caja Mágica. Roberto Bautista y Rublev ofrecieron un tenis de alta gama en el que el primero que bajase un poco el ritmo físico acabaría perdiendo y ese fue el español. Bautista ganó el primer set, pero acabó hincando la rodilla en los dos siguientes. Si pueden ver el partido repetido, no duden en hacerlo, porque descubrirán a un joven tenista ruso que incluso cojo en algunos momentos dio un recital de cómo resistir y cómo ganar un partido de tenis a base de garra.

La actuación de Rublev (3-6, 6-3, 7-6) fue exquisita y la redondeó con un tie break final que dejó a Bautista helado mientras recibía cañonazos desde cualquier esquina de la pista contraria. Ese tie-break final no sonrió a España, pero sí lo haría el que cerró el choque entre Nadal y Khachanov. Rafa solo ha perdido un partido de Davis en toda su carrera y fue en su debut allá por 2004. Desde entonces jamás ha fallado a España y frente a Rusia tampoco lo hizo.

Que no les engañe el 6-3, 7-6 final porque el partido del número 1 del mundo fue de sudar sangre para ganarlo. Nadal aguantó el martillo del Kremlin de Karen y en todos los momentos decisivos apareció para imponer su legendaria sombra tenística. Incluso cuando la grada empezaba a no sentir las fuerzas por las horas intempestivas, Nadal tiró de todos para firmar el empate a uno en la serie y llevar la eliminatoria a la madrugada.

Allí, Marcel Granollers y Feliciano López pusieron la sentencia en dos sets ante unos cansados Rublev y Khachanov. A las 2 todo finalizaba con final feliz para España, pero con un recado importante para los organizadores. Así, no. Ni el primer año ni el segundo. Así no Kosmos, así no Piqué.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios