Menú

El riesgo de que España entre en quiebra se dispara un 700% en apenas un año

El riesgo de que la deuda soberana de España resulte impagada crece un 697% en poco más de un año, según el mercado de credit default swaps (CDS), tras pasar de 18 a 145 puntos básicos. Pese a ello, la rentabilidad de las letras a 3 meses cae a 0,940%, la menor de su historia.

El riesgo de que la deuda soberana de España resulte impagada crece un 697% en poco más de un año, según el mercado de credit default swaps (CDS), tras pasar de 18 a 145 puntos básicos. Pese a ello, la rentabilidad de las letras a 3 meses cae a 0,940%, la menor de su historia.

LD (M. Llamas) El riesgo de impago de la deuda soberana crece por momentos, según reflejan los últimos datos del mercado de CDS, en donde los inversores se refugian mediante el pago de una prima (una especie de seguro) para cubrirse del posible impago (default) de todo tipo de deuda, tanto pública como privada.

El riesgo soberano aumenta en todos los países. De hecho, las dudas también se ciernen sobre la solvencia de grandes potencias, tales como EEUU y Gran Bretaña, cuyos CDS también han registrado importantes subidas en los últimos meses. Así, en la actualidad, el precio de los CDS de los bonos de EEUU se sitúan en cerca de 100 euros frente a los 8 de principios del pasado año, tal y como recoge Bespoke Investment Group.

Es decir, hoy, un inversor tiene que desembolsar casi 100 euros para garantizar 10.000 dólares en bonos del Tesoro de EEUU a cinco años. Tan sólo en lo que va de 2009, el riesgo se ha disparado un 40,9%. Mientras, los CDS de Gran Bretaña alcanzan los 153,8 dólares, frente a los 8,9 de comienzos de 2008 y los 106,9 de principios de 2009.

Los CDS de Japón (101,1), Kazajistán (1.369 dólares), Irlanda (361), Austria (264) y Alemania (87 dólares) han experimentado los mayores incrementos en lo que va de año, con subidas superiores al 90%. Sin embargo, el riesgo de estos países, exceptuando Kazajistán, se encuentra aún muy alejado de otras economías, tales como Argentina (3.401), Venezuela (2.448), Islandia (1.038,9) o Rusia (766 dólares para cubrir 10.000 en bonos).

Los analistas advierten de que muchos operadores están especulando al alza en este mercado ante la previsión de que el precio de los CDS para garantizar deuda pública siga creciendo en el futuro. Esto evidencia una creciente percepción de riesgo en este tipo de activos que, desde el estallido de la crisis, ha servido como valor refugio frente a la tormenta financiera internacional.

En el caso de España, el riesgo de los bonos se ha disparado desde los 18,2 dólares de inicios de 2008 hasta los cerca de 145,8 que alcanza en la actualidad. Es decir, un aumento próximo al 700% en poco más de un año. Tan sólo en lo que va de 2009, el precio de los CDS españoles ha aumentado un 44,8% (de 100,7 a 145,8 dólares). De este modo, el riesgo de la deuda española se encuentra por encima de la que presenta Bélgica (143,8) o Portugal (133,1), aunque alejado de otros países europeos como Irlanda (361), Grecia (264), Austria (264), Italia (192), Gran Bretaña (153,8) y, en general, todos los países del Este, cuyo riesgo de impago se ha disparado en los últimos meses.
 


La rentabilidad de las letras, en mínimos históric
os

Pese a ello, la burbuja de la deuda pública aterriza en España. El reciente recorte de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) y las primeras señales de problemas financieros a nivel nacional han disparado la demanda de bonos del Tesoro. Así, la rentabilidad marginal de las letras a tres y a seis meses cayó en la subasta de este martes al 0,940 y al 1,010%, respectivamente, los niveles más bajos de toda la historia de la deuda pública española, informa Efe.

El Tesoro logró adjudicar 3.476,899 millones de euros, de los cuales 1.696,282 millones correspondieron a letras a tres meses, frente a los 4.056,53 millones de euros solicitados. En cuanto a las letras a seis meses, el volumen solicitado fue de 3.640,62 millones de euros, de los cuales finalmente se adjudicaron 1.780,617 millones de euros.

En la anterior subasta de letras, celebrada el 10 de febrero, la rentabilidad marginal de estos productos cayó al 1,060 por ciento para las letras a tres meses y al 1,160 por ciento para las letras a seis meses. Entonces, el Tesoro adjudicó en total 2.820 millones de euros.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 12 comentarios guardados