Menú

Japón también propone paralizar la compra de deuda pública de EEUU

El partido de la oposición en Japón se suma a la creciente preocupación que existe en China acerca de los bonos del Tesoro de EEUU. El partido Democrático nipón solicita al Gobierno paralizar la compra de bonos. Ambos países son los principales acreedores de EEUU.

0
El partido de la oposición en Japón se suma a la creciente preocupación que existe en China acerca de los bonos del Tesoro de EEUU. El partido Democrático nipón solicita al Gobierno paralizar la compra de bonos. Ambos países son los principales acreedores de EEUU.

(Libertad Digital) Suma y sigue. Japón comienza a dudar de los bonos del Tesoro de EEUU. El partido en la oposicicón solicita al Gobierno nipón que paralice la compra de deuda pública del Gobierno de EEUU ante la creciente preocupación sobre la evolución futra del dólar. Una advertencia muy similar a la lanzada en los últimos meses por el régimen chino. Ambos países son los principales países acreedores de la Administración estadounidense. El Partido Democrático de Japón advierte de que si llega al poder dejará de comprar bonos nominados en dólares. No se fían del billete verde.

Japón ha sido un importante comprador de bonos del Gobierno de EEUU, ayudando así a la primera potencia mundial a financiar su creciente déficit público, que se prevé roce el 13% del PIB en el presente ejercicio fiscal. Así, el partido en la oposición señala que tan sólo seguirá comprando bonos si éstos están nominados en yenes, no en dólares, informa la BBC.

De este modo, Japón se suma a las crecientes dudas sobre la estabilidad de dólar expresadas por las autoridades chinas. En este sentido, el presidente de EEUU, Barack Obama, alertó la pasada semana de que el déficit público de EEUU es "insostenible" a largo plazo. Obama añadió que si el Gobierno sigue dependiendo del crédito exterior para financiarse se podría producir una subida de tipos de interés muy perjudicial para los consumidores estadounidenses.

"No podemos depender exclusivamente del crédito de China", añadió. "Tenemos que pagar los intereses de esa deuda pública, y eso implica que estamos hipotecando el futuro de nuestros hijos con más y más deuda". Pese a ello, Obama insiste en su política de gasto público con el fin de estimular la economía y salvar empresas y bancos, informa Bloomberg.

Si los países acreedores de EEUU "se cansan" de comprar los bonos del Tesoro, ello provocará una subida de tipos de interés, y tendría "un efecto negativo sobre nuestra economía", añadió Obama.

En Libre Mercado

    Servicios