Menú

Pajín pide al Gobierno que suba los impuestos a las rentas más altas

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, vuelve a hacer propaganda. Esta vez le toca a la política fiscal. A su juicio el Gobierno debe elevar los impuestos a las rentas altas, pero no menciona nada sobre la necesidad de reducir los enormes gastos del sector público.

0
La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, vuelve a hacer propaganda. Esta vez le toca a la política fiscal. A su juicio el Gobierno debe elevar los impuestos a las rentas altas, pero no menciona nada sobre la necesidad de reducir los enormes gastos del sector público.

(Libertad Digital) Pajín rechazó este lunes la propuesta de reducir impuestos planteada por el PP, una iniciativa que aumentaría el poder adquisitivo de las familias y les ayudaría a capear la crisis económica. La secretaria de Organización del PSOE desea que el Gobierno suba impuestos, especialmente a las rentas más altas.

Según informa EFE, Pajín ha defendido este aumento de la presión fiscal en una intervención ante el comité electoral del PSOE para las próximas elecciones europeas, que ella dirige, al que han asistido todos los coordinadores territoriales para los comicios de junio.

Durante su alocución, ha contrapuesto "dos visiones de futuro radicalmente diferentes", "dos modelos ideológicos y, sobre todo, dos caminos para afrontar la crisis", en relación a las propuestas que defienden PSOE y PP.

Pajín ha apelado al miedo “a volver atrás en derechos y conquistas sociales” para exhortar a sus compañeros a que sean capaces de transmitir a los ciudadanos que "muchos de sus intereses básicos y de las cosas que se ven como cotidianas no están aseguradas y se puede dar marcha atrás".

La falta de conocimientos de Pajín fue manifiesta en casi todas las consideraciones económicas que realizó. No es de extrañar, ya que la actual secretaria de Organización socialista carece de la formación necesaria.

Bajo su punto de vista, "no hay forma" de que el PP "abandone el fundamentalismo ultraliberal" que ha conducido a la crisis económica actual y "cree seguir viviendo en tiempos de Reagan y Thatcher". Pajín no es consciente de que el sector financiero es un oligopolio dirigido por Bancos Centrales, no un mercado, y que ha sido gestionado por el sector público.

Además, la urgente y necesaria reforma laboral que necesita España según todos los organismos nacionales e internacionales es resumida por Pajín de forma populista. Según la responsable socialista esta reforma que según ella quiere el PP apuesta sólo por reducir las prestaciones por desempleo, abaratar el despido, paralizar las políticas sociales y dejar que los mercados financieros desprovistos de control gobiernen la sociedad.

El problema es que el PP no ha presentado ninguna reforma, por lo que puede referirse a la planteada por la patronal CEOE, que en ningún caso afectaría a los contratos en vigor y que fundamentalmente plantea políticas activas para que los parados encuentren trabajo y que aumente la productividad del empleo.

En su línea argumental, Pajín explicó que uno de los "objetivos irrenunciables" del PSOE es que la crisis no la paguen los más débiles, desde la seguridad de que "dejar abandonados a su suerte a sectores enteros de la población" no ayuda a estimular el consumo ni a recuperar la economía.

En este aspecto la secretaria de Organización demostró no conocer los riesgos del gasto público. Cuando un Estado se gasta mucho más dinero del que ingresa (como está sucediendo en España por la política del Gobierno) aumenta el déficit público. Este agujero es finalmente financiado por los ciudadanos mediante subidas de impuestos, afectando más a los más pobres.  

Se abre la veda

Tal como avanzó LD se ha abierto la veda tras la decisión de Irlanda, cuyo Gobierno se ha caracterizado en los últimos años por aplicar una fiscalidad muy favorable a empresas y familias, acaba de aprobar unos presupuestos de urgencia que incluyen una amplia y generalizada subida de impuestos.

La economía irlandesa se ha sumergido en una profunda recesión tras el estallido de su particular burbuja inmobiliaria. Un boom que ha terminado por afectar a la solvencia de su inflado sistema financiero. En este sentido, la crisis irlandesa guarda ciertos paralelismos con la crisis que sufre España.

Y no son los únicos, en Reino Unido el primer ministro Gordon Brown también pretende subir impuestos en la línea de lo sucedido en EEUU, donde una de las decisiones del nuevo presidente Barack Obama fue aumentar la presión fiscal. Agarrensé el bolsillo que el Gobierno quiere dinero.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD