Menú

Universalizar el PER costaría más de 2.400 millones cada seis meses

Zapatero estudia ampliar el subsidio de 420 euros. Universalizar dicha ayuda a todos los parados sin prestación con rentas inferiores al 75% del Salario Mínimo afectaría a unas 940.000 personas, y un coste próximo a 2.400 millones tan sólo hasta enero.

La rectificación de Zapatero supondrá un elevado coste a las arcas públicas. El pasado lunes entró en vigor el subsidio de 420 euros mensuales para parados que hayan agotado la prestación por desempleo a partir del pasado 1 de agosto, y cuyas rentas no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), esto es, menos de 460 euros al mes.

Sin embargo, apenas dos días después de su entrada en vigor, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, rectifica y anuncia que estudiará con los sindicatos ampliar esta ayuda a un mayor número de parados, tras el caos de desinformación y descoordinación vivido en los últimos días.

En un principio, el Ejecutivo preveía beneficiar con este subsidio a unos 340.000 parados durante los próximos seis meses (renovables). El coste inicial de la medida ascendía a 850 millones de euros.

De este modo, el Gobierno excluía del subsidio a cerca de 1,5 millones de parados que, hoy por hoy, carecen de prestación por desempleo. De éstos, unos 600.000 cuentan con una renta mensual inferior a 460 euros, según cálculos del propio Ministerio de Trabajo, por lo que se beneficiarían de la ayuda en caso de que el Gobierno decida universalizar el nuevo subsidio. No obstante, Zapatero pretende ahora que el PER nacional "abarque al número de personas que lo puedan necesitar".

Así, si el Gobierno decide extender el subsidio a todos los parados sin prestación con rentas inferiores al 75% del SMI, el número de beneficiarios ascendería a 940.000 personas: 600.000 parados cuya prestación se agotó antes del 1 de agosto, y otros 340.000 a partir del 1 de agosto, según las propias  estimaciones de Trabajo.

Es decir, casi 1 millón de parados pasaría a cobrar 420 euros al mes hasta enero de 2010. La ayuda cuenta con una duración limitada de seis meses, aunque el Ejecutivo se ha comprometido a renovarla automáticamente por periodos de seis meses, siempre y cuando la tasa de paro no baje del 17% (una de las numerosas trampas del PER de Zapatero).

El coste para las arcas públicas sería entonces de 2.368 millones de euros hasta el próximo enero, frente a los 850 millones inicialmente previstos. Casi tres veces más. Una cuantía que, sin duda, se incrementaría en el primer semestre de 2010, ya que hasta el propio Gobierno reconoce que el paro seguirá aumentando en los próximos meses. Es decir, a esos 2.400 millones habría que sumar un  coste presupuestario incluso mayor entre enero y junio de 2010 y así, sucesivamente, hasta que la tasa de paro baje del 17%.

Pese a que Zapatero pretende ampliar el PER a todos los parados que lo necesiten, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, tan sólo se plantea ampliar los 420 euros a otros 100.000 parados. La medida afectaría a todos los que agotaron la prestación desde el pasado 1 de junio. El número de beneficiarios ascendería entonces a unos 460.000 parados, con un coste próximo a los 1.160 millones de euros hasta el próximo enero. Un 36,5% más que la cuantía prevista inicialmente.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso