Menú

Defensa modifica el Régimen de Recompensas militares

Las asociaciones, molestas porque el Ministerio no aceptó algunas de sus peticiones. Sin avances en los arreglos de la Ley de Carrera Militar.

5
Irene Dominguez-Alcahud. | Archivo

El Ministerio de Defensa fue la sede esta semana de la primera reunión de trabajo del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, el órgano de interlocución entre el Ministerio y las asociaciones profesionales, cuya constitución estaba recogida dentro de la Ley de Derechos y Deberes de los militares. El encuentro estuvo presidido por la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud.

Durante la celebración del mismo, se trataron cuatro proyectos normativos y cuatro propuestas planteadas por las asociaciones profesionales. Exactamente, tres planteadas por la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) y otra por la Asociación de Militares de Complemento de las Fuerzas Armadas (AMCOFAS).

El principal acuerdo del día fue la modificación de algunos puntos del Reglamento General de Recompensas, que incluirá como novedad la concesión de cruces al mérito militar, naval y aeronáutico con distintivo amarillo sin que implique conducta meritoria, a aquellos que hayan resultado fallecidos o heridos graves en acto de servicio.

También entró en el orden del día el anteproyecto de la Ley de Régimen Disciplinario de las FAS (LORDFAS) en la que se aceptaron varias propuestas presentadas por las asociaciones profesionales, aunque debido al retraso en la aprobación de la misma respecto al calendario inicialmente establecido, no se creará ningún grupo de trabajo sobre el tema, sino que se enviará el texto directamente a la comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.

Respecto a la polémica Ley de la Carrera Militar, aprobada por el anterior Gobierno Zapatero, y que atascó durante años el Ministerio de Defensa por el alto número de recursos de los militares, siguió sin haber noticias sobre la subcomisión que se debería crear en la Cámara Baja para intentar arreglar legislativamente todos los problemas que ha ocasionado.

En lo que al sistema de evaluaciones y ascensos se refiere, la subsecretaria de Defensa rechazó la propuesta de ASFASPRO –apoyada por los representantes de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME)– para paliar la situación de aquellos militares que se han quedado sin posibilidad de ascender, aunque sí aceptó la elaboración de un informe para buscar una solución integral al problema. Además, el Ministerio también rechazó la propuesta de implantar coeficientes ponderadores y aumentar el número de ciclos de evaluación.

Defensa también rechazó la propuesta de AMCOFAS de disminuir el porcentaje de socios necesarios para poder tener representación en el Consejo, pasando de un tres por ciento a un uno por ciento en la categoría de oficiales; así como la modificación de las pruebas físicas para crear niveles de exigencia diferentes en función de la edad del militar.

Por último, Domínguez-Alcahud decidió asimismo posponer la creación de un grupo de trabajo para modificar la jornada laboral de los militares, debido a que hace poco se publicaron nuevas normas sobre la jornada y los horarios de todos los miembros de la Administración Pública.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios