Menú

Urkullu pide a ETA que "termine lo que empezó"

El lehendakari reclama "un nuevo estatus político" para el País Vasco: "Euskadi quiere decidir su futuro en libertad. No tenemos otro horizonte".

ld/agencias
6

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que Euskadi decidirá su futuro "en democracia y en libertad", pese a que no se lo pondrán "fácil". Además, ha señalado que, en este Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca), el PNV "cogerá fuerzas" para volver a "los cimientos de esa gran obra" que es Euskadi y que tendrá "ventanas abiertas a la libertad de este pueblo". "El Gobierno está volcado con la nación vasca", ha aseverado.

Durante su primera intervención como lehendakari en un Aberri Eguna que la formación ha celebrado bajo el lema Aberri Berria (Una patria nueva), como en anteriores ocasiones, en una Plaza Nueva de Bilbao abarrotada de militantes y simpatizantes, Urkullu no ha querido olvidar a las personas que lo pasan mal por la crisis económica y ha recordado que son su "prioridad" porque ésta es "una nación de personas". En este sentido, ha pedido a la oposición que "arrime el hombro" y, si no, que no actúe "como el perro del hortelano" ni ponga "palos en las ruedas".

Además, se ha referido a ETA para emplazarla a que "termine lo que empezó" porque "no tiene alternativa" y los vascos sólo le permitirán su fin. "Los vascos -ha asegurado- se imaginan "un nuevo futuro político en paz y convivencia para alcanzar un acuerdo para un nuevo estatus". En su discurso, Urkullu ha destacado que "la palabra y el respeto son lo más grande que tiene este pueblo", y el nuevo Gobierno vasco "es un Gobierno de palabra, y estamos cumpliéndola".

En esta línea, ha asegurado que su Ejecutivo está haciendo "lo que otros no se atrevieron a hacer", en alusión al anterior Gabinete de Patxi López. "Estamos afrontando la realidad tal como es, sin cálculos, sin cortoplacismos, sin egoísmos partidistas, con claridad, con verdad, con realismo, pensando sólo en nuestro país y en el futuro de Euskadi", ha subrayado.

"Realismo en acción"

A su juicio, sólo así se podrá "generar confianza en el futuro de Euskadi por parte de la sociedad". "No nos hemos escondido ante las dificultades, tampoco estamos inventando nada. Aplicamos 'la fórmula abertzale' de 'realismo y acción'", ha manifestado.

En esta línea, ha apostado por poner "pie a tierra y tirar para adelante, arrimar el hombro, esforzarnos, sacrificarnos y colaborar para crecer". "Hemos priorizado lo que siempre ha sido lo primero para nosotros: Las personas. Somos una Nación de personas, nuestra patria son las personas. Todos los miembros del nuevo Gobierno hemos puesto por encima de todo a las personas porque es la prioridad para el PNV, la prioridad de esta nación de personas, que es Euskadi", ha remarcado.

Tras recordar que se viven "momentos económicos difíciles", ha reconocido que el Ejecutivo "se tiene que apretar el cinturón", al igual que lo están haciendo "todas las familias". "Lo que toca ahora es arrimar el hombro, y quien no quiera hacerlo que no impida trabajar a los demás", ha indicado.

Urkullu ha apuntado que "hay quien está como el perro del hortelano" y ha destacado que, el que quiera ayudar "tiene la puerta abierta". Además, se ha dirigido al que "no quiere ayudar", para que "no ponga palos en las ruedas". "Este Gobierno va a seguir adelante porque este país tiene que seguir adelante. Estamos inmersos en la realidad y tenemos Proyecto para el corto, medio y largo plazo. Nuestra acción es afrontar cada día y trabajar por el siguiente", ha apuntado.

Iñigo Urkullu ha subrayado que, "si en algún momento los deberes de justicia social son importantes es, precisamente, cuando arrecia la dificultad". "Los vascos aspiran a vivir una vida de libertad, de justicia y democracia. Hoy, mucha de la amenaza a nuestra libertad, proviene de una crisis económica sin precedentes. Tenemos que hacerle frente con valores de justicia y protección", ha aseverado.

"Mirar hacia el sur"

Asimismo, ha emplazado a mirar "hacia el sur", donde se ven servicios públicos que se cierran, privatizaciones y administraciones con deudas que les impiden atender sus responsabilidades". "Eso en Euskadi no va a pasar. Hemos construido un dique de contención, de garantía de los servicios públicos esenciales", ha apuntado.

El lehendakari ha asegurado que "en la patria de vascos ninguna persona se queda atrás". Por ello, ha indicado que hay que "hacer frente a la crisis", y es necesario "rigor económico, buena gestión, transparencia, verdad – aunque suene dura–, apertura política y voluntad de cooperación".

En esta celebración del Aberri Eguna, el presidente del Gobierno vasco ha querido "mirar al futuro de Euskadi". "Tenéis el compromiso de un Gobierno volcado con esta Nación. Nuestros intereses están aquí y solo aquí. Nuestras ilusiones, nuestras esperanzas, están aquí y solo aquí, y sólo tenemos una nación y está aquí. Somos realistas, pero tenemos motivos para la ilusión y para la esperanza", ha subrayado.

Urkullu ha advertido de que "no lo vamos a tener fácil" porque "no nos lo van a poner fácil". "Nadie nos va a resolver nuestros problemas. Nadie va a remar por nosotros. Hemos venido a Aberri Eguna porque queremos un futuro mejor para Euskadi, porque estamos comprometidos con ese futuro mejor, porque queremos un nuevo estatus político para Euskadi, decidir nuestro futuro en libertad. Vamos a decidir el futuro de Euskadi en democracia y libertad. No tenemos otro horizonte más que Euskadi", ha añadido.

De esta forma, ha señalado que el PNV tomará "fuerzas" en este Aberri Eguna para "para volver a los cimientos, al andamio, a esa gran obra que es Euskadi, a esa gran obra que va a volver a crecer, que estamos construyendo, con ventanas abiertas a la libertad de este pueblo".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios