Menú

El Rey ficha al abogado de la corrupción de CiU

El despacho contratado por el Rey ha llevado casos como el de Banca Catalana, Pretoria o Palau, entre muchos otros.

LIBERTAD DIGITAL
36

El Rey ha elegido el despacho de Miquel Roca Junyent para que defienda a su hija, la infanta Cristina, imputada en Nóos. Miquel Roca fue desde la transición y durante casi dos décadas la cara del separatismo catalán en Madrid y el número dos de CiU. Ejerció de portavoz de la federación en el Congreso de los Diputados, y fue secretario general de Convergencia hasta 1995.   

Tras dejar la política, al menos en su vertiente pública, se centró en su despacho de abogados Roca y Junyent Advocats Associats. Un bufete que se caracteriza por disfrutar de las influencias y buenas relaciones de Roca con el poder, tanto en Barcelona como en Madrid, llegando incluso, como se ha visto, a la Casa del Rey. El despacho está asociado a Molins i Silva que asesora a todos sus clientes precisamente en materia penal. Molins i Silva fue fundado y es dirigido por Pablo Molins Amat, hermano de Joaquim Molins, hombre fuerte del ‘roquismo’ en CiU, que le sucedió en el Congreso de los Diputados y fue candidato, sin éxito, a la alcaldía de Barcelona. 

La trayectoria de Pablo Molins, también conocido por Pau Molins, como abogado le acredita como todo un experto en casos de corrupción. De hecho, ha sido el abogado utilizado por CiU para defender a sus políticos en los principales y numerosísimos casos de corrupción del partido nacionalista.

Comenzó su carrera en el despacho de Joan Piqué Vidal, abogado de Jordi Pujol en el escándalo del saqueo en Banca Catalana, y que fue condenado a siete años prisión por la trama de extorsión a empresarios, del caso Estevill

Posteriormente, Molins se independiza y funda un despacho propio en el emblemático edificio de Barcelona La Pedrera, la Casa Milá de Gaudí. Entre sus clientes encontramos a José María Huguet y Ernesto de Aguiar, los dos ex altos cargos de Hacienda en Cataluña, acusados de evadir impuestos en cuestas suizas. Colaboradores del socialista José Borrell cuando este era secretario de Estado de Hacienda, el diario El País utilizó este escándalo para liquidar a Borrell y forzar su dimisión, después de que ganase las elecciones primarias a Joaquín Almunia.

También defendió a Lluis Prenafeta, el que fuera secretario general de presidencia de la Generalidad de Jordi Pujol, en el caso Pretoria.

Molins fue el encargado de redactar y presentar la querella de CiU contra el entonces presidente de la Generalidad, Pasqual Maragall, después de que éste le dijera a Artur Mas en el Parlamento catalán aquello de "su problema es el 3 por ciento". Finalmente CiU retiró la querella, que fue calificada de "gravísima" por Maragall.

Otros casos destacados son el de Félix Millet, principal acusado en el Caso Palau, que finalmente prescindió de sus servicios. O el de la viuda del ex director de Turismo de la Generalidad, Joan Cogul, acusada de malversación de fondos públicos. Cogul, de Unió, apareció muerto con un tiro en la cabeza en Filipinas.

Además de este llamativo currículum, Molins tiene un curioso vínculo personal con Urdangarín. Como el duque, que alegó una falsa sordera, se benefició de una trama que facilitaba a señoritos de las buenas familias catalanas librarse del servicio militar, a cambio de un ‘donativo’. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco