Menú

Los críticos del PSOE-A denuncian que Griñán ha adulterado las primarias

El candidato alternativo tendrá que reunir 7.000 avales en sólo dos semanas.

0
El candidato alternativo tendrá que reunir 7.000 avales en sólo dos semanas.
José Antonio Griñán.

El PSOE-A aprobó el jueves la consulta interna llamada "primarias" para el 29 de julio y si la oposición interna quiere presentar un candidato alternativo a Susana Díaz, figura impulsada por José Antonio Griñán para heredar el régimen socialista imperante en Andalucía desde 1982, tiene que reunir 7.000 avales de entre 45.000 militantes, un 15 por ciento del total, en sólo dos semanas sin contar con la maquinaria del PSOE andaluz que estará a disposición de la candidata griñanini, en fecunda expresión de Paco Robles, un columnista sevillano. La razón aportada oficialmente para esta vertiginosa convocatoria es estar preparados ante posibles "contingencias externas" no precisadas aunque se menciona, entre ellas, la posibilidad de un adelanto electoral sin decir por parte de quién, si del propio Griñán o por parte del gobierno Rajoy.

A pesar de la extrañeza causada en la militancia por tantas prisas, los dirigentes del PSOE A encabezados por Griñán han decidido no presentar candidato oficial para dar la impresión de neutralidad, aunque, a pesar de haberlo anunciado, se han negado a la participación de los simpatizantes. Según Mario Jiménez, el secretario de Organización, no hay normativa interna que contemple esa posibilidad.

Según ABC, la celebración de elecciones primarias para el 29 de julio más que una consulta se revela como una suerte de disfraz para el "dedazo" sucesorio y añade: "Un veterano dirigente las definió como primarias con «nocturnidad y alevosía».

En El Mundo, se escribe que "todo apunta a que desde el PSOE andaluz se están intentando forzar los tiempos para reducir las posibilidades de que se presente alguna otra candidatura alternativa a la de Susana Díaz."

Incluso El País hace referencia a esta maniobra y dice: "Esta es la argumentación oficial -la de que podría producirse un adelante electoral o alguna contingencia externa inminente-, pero muchos creen que la realidad es que la dirección andaluza no quiere dar facilidades a que alguna alternativa cuaje durante el verano y que las tensiones vividas durante el congreso regional último se reproduzcan.

La Razón, por su parte, aporta un dato relevante sobre la indignación del sector crítico: "El despertar de sectores críticos, entre ellos el ex presidente de la Junta, José Rodríguez de la Borbolla, que critican la inmediatez de un proceso "fraudulento" de Primarias que supone un "salto al vacío". Buscan candidato alternativo, entre ellos barajaban a la diputada y ex consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, y a la ex consejera de Gobernación y de Justicia en dos gobiernos de Chaves y que no es diputada de motu proprio, Evangelina Naranjo."

El grupo Joly alude al "truco" de Griñán para imponer su candidata: "Se trataría, según esta versión(de los críticos), de unas primarias para legitimar a Díaz, aunque con cierto truco. Susana Díaz, la consejera de Presidencia, cuenta con la organización de sus partidarios perfectamente engrasada y preparada, y que parte con ventaja frente a posibles competidores."

También el diario socialista El Correo de Andalucía se refiere a los críticos y dice: "El sector crítico con la actual dirección socialista, que trabaja para presentar un candidato alternativo a la consejera de la Presidencia, ha denunciado que los tiempos son demasiado apresurados y que se quedan sin margen para reunir los avales necesarios." Incluso se refiere a la incongruencia del equipo de Griñán de ni aplicar la normativa aprobada en el último Congreso nacional del PSOE, que rebaja el número de avales e incluye a los simpatizantes.

La razón oficial esgrimida por Griñán ante Rubalcaba es que la presión de IU sobre la Junta de Andalucía está experimentando un crecimiento imparable por la elaboración de los presupuestos, porque los comunistas no van a aceptar el techo del déficit marcado por el gobierno Rajoy y eso podría obligar a unas elecciones anticipadas que se harían coincidir con las elecciones europeas del mayo de 2014.

La oposición interrna a Griñán

¿A quién se va a elegir? ¿Al sucesor de Griñán o al candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía? Teniendo en cuenta que el Parlamento andaluz es quien elige, de entre sus diputados al presidente de la Junta, si se elige al sucesor de Griñán sólo puede ser un diputado o diputada quien presente su candidatura. Si se trata de elegir al candidato a la presidencia de la Junta en una eventual convocatoria electoral anticipada, el cartel estaría mucho más abierto.

Por ello, la oposición interna lo tiene aún peor porque, además de los avales, se reducen sus posibilidades en caso de que Griñán estuviera pensando, eventualmente, en una dimisión lo que obligaría a tener en cuenta la condición de parlamentario del sucesor. Pero, ¿hay oposición interna?

La oposición interna parecía, hasta hace poco, que estaba representada por los partidarios de Alfredo Pérez Rubalcaba en Andalucía, que perdieron, recuérdese, el último congreso regional. Pero lo que ha quedado es una gran confusión y la ausencia de una cabeza visible. Micaela Navarro, ex consejera de la Junta y vinculada a Gaspar Zarrías, pieza clave del apoyo a Rubalcaba, ya se ha descartado.

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, otro apoyo de Rubalcaba, parece autodescartarse aunque su condición de diputado andaluz por Sevilla podría convertirle en centro de las aspiraciones de la oposición. Él ha sido el autor de la pregunta del millón del socialismo andaluz: "Griñán ha tomado una decisión valiente, limitar los mandatos a ocho años. Y nos ha informado que concluirá su mandato. Entonces ¿por qué tantas prisas?". Otro nombre que se baraja en la oposición es el del actual consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Luis Planas, vinculado a Manuel Chaves, quien tiene el problema de no ser diputado andaluz.

José RodrÍguez de la Borbolla, ex presidente de la Junta, mueve hilos en esta oposición pero no puede presentarse por razones obvias. Eso sí, teme que el equipo de Griñán presenta un candidato de "paja" y que luego, en el momento procesal oportuno, se retire y deje paso a Susana Díaz.

En todas las provincias andaluzas, hay núcleos de oposición al "griñanismo", pero se duda de la fuerza electoral interna de los antiguos partidarios de Chaves y Rubalcaba. Dura será la batalla en Cádiz donde el sector chavista encabezado por el clan de Alcalá que comanda Luis Pizarro, ex consejero y vicesecretario general con Manuel Chaves, hará lo que pueda para impedir la llegada al poder de Susana Díaz.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot