Menú

El tren superaba en más de 100 km/h la velocidad establecida

Según la delegación de Gobierno, el tren iba a 220 km/h. Según RENFE y Adif, la velocidad era 180 Km/h. El tramo tenía la velocidad limitada a 80.

Libertad Digital
51

El conductor del tren Alvia siniestrado anoche cerca de Santiago reconoció que iba a una velocidad de unos 190 kilómetros por hora en una zona limitada a 80 kilómetros por hora, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Las labores de inspección de los vagones han comenzado a primera hora de la mañana de este jueves después de una larga noche en la que los servicios de rescate han logrado sacar del amasijo de hierros del Alvia siniestrado a personas heridas y otras, cadáver.

Según las primeras impresiones de los equipos de investigación y también de los equipos de rescate, el exceso de velocidad es el principal sospechoso del accidente. Según las fuentes, la curva en la que ha tenido lugar el siniestro está limitada a 80 Kilómetros por hora y el convoy entró en la misma a una velocidad que podría oscilar entre los 180 y los 220 kilómetros por hora.

Los técnicos y la policía aún tienen que recabar más pruebas para esclarecer las incógnitas de este trágico suceso que cuenta las víctimas mortales por decenas. Es el primer accidente registrado sobre las vías de alta velocidad.

Según el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, el tren –que llevaba 5 minutos de retraso según RENFE- habría entrado en la citada curva a 220 km/h. La limitación de velocidad a 80 Km/h en ese tramo se debe a que es "una curva difícil" según algunos técnicos y a la gran cercanía a la estación de Santiago, que se encuentra a tan sólo 3 kilómetros del lugar del siniestro y la velocidad ya se ha reducido a esa distancia.

Otras fuentes, esta vez de RENFE, dicen que el tren circulaba a 180 km/h. En cambio, fuentes de la investigación consultadas por el grupo Prisa, relatan que uno de los maquinistas del tren siniestrado relató instantes después del siniestro lo sucedido. "¡Íbamos a 190!", titula El País. Según esta versión, este superviviente expresó por radio que le dolía la espalda y las costillas y que no podía salir. También habría dicho que "¡Somos humanos!" y dijo que "espero que no haya muertos porque caerán sobre mi conciencia". Después de decir –siempre según la versión de El País- que viajaban a 200 km/h, aclaró que al coger la curva el tren iba a 190 km/h.

La Policía y técnicos de infraestructuras ferroviarias trabajan en el lugar para intentar obtener las primeras pruebas de si esta ha sido la causa del accidente o el mismo se ha producido por otros motivos.

Fuentes de Renfe han confirmado que el tren llevaba cinco minutos de retraso, si bien han precisado que una horquilla de cinco minutos, de retraso o de adelanto, es bastante habitual en los servicios por lo que no han querido vincularlo a cuál haya podido ser la causa del accidente.

Los tramos por velocidad

Según informa El Mundo, citando fuentes conocedoras de los trenes Alvia que circulan por esa ruta, el tren sale de Orense a una velocidad de 110 kilómetros por hora para alcanzar hasta los 220 kilómetros hasta el kilómetro 84 después de salir de Orense donde debe reducir a 80 kilómetros y posteriormente a 75 hasta lograr el frenado total en Santiago.

Además han explicado que el maquinista no puede entrar a la velocidad que quiere sino que tiene unos topes que no puede superar según los tramos. El tren es conocido como "híbrido", es decir, puede tener tracción eléctrica y diésel y está adaptado para circular por la vía de Renfe, más ancha que la del resto de Europa, y la Internacional. El accidente se ha producido en una zona de ancho Renfe, pero con tecnología AVE.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios