Menú

La Junta prohíbe a un colaborador de LD mencionar su cargo al firmar

Pese a que sí se lo consiente a otros cargos que escriben en otros medios.

0

José Luis Roldán, columnista habitual de Libertad Digital desde el pasado mes de junio, es coordinador del Profesorado de Ciencias Jurídicas en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, ESPA. En sus artículos, aparece como tal. Sin embargo, Reyes Pro Jiménez, la directora de la ESPA, le ha prohibido utilizar sus señas de identidad profesionales mientras muchos altos cargos de la Junta, incluso el portavoz del gobierno de la Junta, y de la propia ESPA escriben artículos de opinión mencionando su posición profesional. Naturalmente, nuestro compañero se ha negado a acatar tan arbitraria orden acusando a la directora de atacar su libertad de expresión, un derecho constitucional.

La comunicación que recibió nuestro compañero fue la siguiente:


"A la att. de José Luis Roldán Murillo, Coordinador Profesorado Ciencias Jurídicas, cod. xxxxxx: Le informo que en el día de hoy se le ha remitido una comunicación con el contenido siguiente:

"Con fecha 28 de junio de 2013 ha aparecido en la web "Libertad Digital" un tema u opinión firmada textualmente como: 'José Luis Roldán, coordinador del Profesorado de Ciencias Jurídicas en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía' en lo sucesivo y en toda ocasión debe separar su esfera personal de opiniones, en cualquier medio de comunicación, de la denominación de su puesto de trabajo y de su desempeño en ésta Escuela, Dirección General o Consejería; por tanto, se le insta a que no vuelva a utilizar mención al mismo en ámbitos no profesionales.

La Directora de la ESPA"


Además de las faltas ortográficas y de estructura gramatical de la misiva, lo esencial es que se prohíbe a nuestro colaborador algo que se le permite a muchos altos cargos socialistas de la Junta. Por ejemplo, Miguel Ángel Vázquez, portavoz del gobierno andaluz, escribe habitualmente en El Plural y firma como "portavoz del gobierno andaluz". Que se sepa, nadie le ha conminado a dejar de usar su identidad política y profesional a la hora de firmar artículos de opinión.

Otro ejemplo más llamativo aún es el de Isidoro Beneroso Álvarez, que desempeña su trabajo en la misma ESPA que nuestro compañero José Luis Roldán. En su blog, dentro de su perfil profesional, aparece claramente su condición de Jefe de Servicio de Formación en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, Nivel 28, con funciones de gestión de la formación de los colectivos de Seguridad Pública de Andalucía. Pero a pesar de que en ese blog se emiten opiniones personales de Beneroso Álvarez, nunca ha recibido notificación, que sea conocido, ni se le ha llamado la atención por aportar su identidad profesional. Aunque de todos es conocida la amistad personal que une a la directora Reyes Pro con Beneroso Álvarez, parece imposible que la parcialidad llegue al punto de que se impida a Roldán lo que se permite libremente a su amigo.

También está el caso, por señalar uno más, de la flamante directora del Centro de Estudios Andaluces, nombrada precisamente por Susana Díaz, la sucesora de Griñán, que en sus artículos en El Correo de Andalucía firme como Mercedes de Pablo, con su puesto explícito. Vean:

Y así pueden encontrarse muchos casos más, por lo que José Luis Roldán respondió a la comunicación de Reyes Pro, añadiendo que:

(...) "Estos datos parecen evidenciar que estamos ante un caso descarado de censura. Su escrito, mediante la intimidación, pretende coartar mi libertad de expresión. Aquí no se trata de que yo haya usado o dejado de usar la denominación del cargo que desempeño, pues queda acreditado que otros lo usan, que lo vienen usando sin ningún problema, cuando expresan opiniones fuera de su ámbito profesional. Aquí se pretende coartar mi libertad de expresión porque mis opiniones son críticas respecto a la gestión del Gobierno y su partido. Esa es la verdadera razón.

No sé si obra usted por mandato de otros o por propia iniciativa. Si lo primero, me decepciona, aunque lo comprendo; si lo segundo, me decepciona usted más si cabe, sin paliativos.

En todo caso, le diré que no acepto en absoluto el mandato que me transmite. En un Estado de Derecho el ciudadano es libre de hacer todo aquello que la ley no le impide; por tanto, si pretende que acate su mandato, deberá usted señalarme en qué norma jurídica fundamenta usted su pretensión, que no sólo me impone una obligación sino que, lo que es muchísimo más grave, coarta mi derecho constitucional a la libertad de expresión.

¿Cuál es la norma que le otorga facultades para impedir que yo haga lo que otros pueden hacer? Le ruego me lo indique; hasta tanto, usaré la denominación del cargo que desempeño, que describe mi situación profesional, cuando me plazca; como lo hace todo el mundo; como lo hacen los gerifaltes del PSOE que le he mencionado".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD