Menú

Así se regulan las llamadas de control en la cabina del maquinista

Los manuales de Renfe indican como "útiles de servicio" "un teléfono portátil" del que se puede prescindir si hay "radiotelefonía en funcionamiento".

49
Los manuales de Renfe indican como "útiles de servicio" "un teléfono portátil" del que se puede prescindir si hay "radiotelefonía en funcionamiento".
Cabina de un Alvia | Imagen www.videotren.com

Tras comprobar que su teléfono móvil no tenía registradas llamadas, ni tráfico de mensajes de texto u otro tipo de mensajería, las cajas negras han dejado claro que el maquinista, Francisco José Garzón Amo, hablaba por teléfono en el momento del accidente. Descartado su teléfono móvil personal, se baraja la hipótesis de que lo hiciera desde otro celular corporativo, o de trabajo.

De momento, lo que sí parece establecido es que al otro lado, Garzón se comunicaba con personal de control de Renfe que le daba instrucciones sobre el trayecto. Así se desprende del audio almacenado en las cajas negras. Garzón Amo hablaba por teléfono con personal de Renfe, probablemente un controlador, en el momento del descarrilamiento. Según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG), la llamada que recibió Garzón procedía del mismo tren, del interventor.

En cualquier caso, según ha declarado este mismo miércoles el secretario general del Sindicato de Maquinistas (SEMAF), Jesús García Fraile, los conductores de trenes usan el teléfono corporativo "de manera excepcional" y considera que el que llame el interventor "puede ser motivo de cogerlo".

García Fraile ha manifestado, tras trascender que fue el interventor que estaba en el tren el que llamó al maquinista, que la llamada de un interventor suele ser para aportar información "que tenga que ver con la labor profesional". "El interventor le puede llamar por muchos motivos: por una persona a la que le ha pasado algo, porque ha visto algo anómalo en el tren... por mil motivos". En este sentido, ha insistido en que están "limitadas" las llamadas, pero ha reiterado que si un interventor telefonea a un maquinista puede ser "para recibir una información importante".

Según la información conocida hasta ahora, del contenido de la conversación y el ruido que se escucha en las grabaciones de las cajas negras, da la sensación de que el maquinista consulta algún documento de papel en el interior de la cabina. Algo que, para algunos, podría ser el motivo del "despiste" con el que el maquinista trata de explicar y explicarse la tragedia.

Según fuentes consultadas por Libertad Digital, los manuales de Renfe indican a los maquinistas que deben "evitar utilizar medios de distracción durante el servicio". Según estas mismas fuentes, los maquinistas dan por hecho que en esos "medios de distracción" se incluyen los teléfonos móviles, aunque la normativa no lo cita expresamente.

En el punto 105 del documento "Principios Fundamentales" de Renfe, destacan que:

"Corresponde a los agentes, durante el servicio: abstenerse de utilizar medios de distracción en el puesto de trabajo y de realizar actividades ajenas a la función encomendada"

(Recorte del manual de Renfe)

Cosa distinta son los teléfonos de las propias cabinas de los trenes. Con aspecto de teléfono, se trata del sistema de radiotelefonía, mediante el que la central se comunica con el interior de la cabina para informar al conductor o maquinista de aspectos técnicos o de seguridad que necesitan durante el trayecto. Así pues, cuando el radioteléfono suena "y suena con unos pitidos muy fuertes, que son perfectamente audibles", confirman estas mismas fuentes, los maquinistas descuelgan el teléfono del sistema y atienden la llamada.

(Radioteléfono en una cabina de tren Alvia | Imagen: videotren.com )

Expertos maquinistas de Renfe consultados por este diario, explican que sólo en caso de falta de cobertura en el radioteléfono, la central emplea el teléfono móvil corporativo del maquinista para ponerse en contacto con él. Aunque destacan que "es algo muy inusual".

En cualquier caso, atendiendo al documento "Principios Fundamentales" de Renfe, en su punto 130, relativo a los "Útiles de servicio", destaca que:

"Los vehículos motores que circulen por una línea deberán estar dotados de los siguientes útiles:

  • Dos linternas
  • Dos banderines rojos
  • Un teléfono portátil (se podrá prescindir de llevarlo, siempre que estén equipados con el sistema de radiotelefonía en funcionamiento y vayan a circular, exclusivamente, por líneas en las que dicho sistema esté implementado)
  • Dos barras o útiles de cortocircuito cuando haya de circular por líneas con BA.
  • Llaves de los teléfonos, de la cerradura de los vehículos y para reponer el aparato de alarma.
  • Si se trata de una locomotora, las señales de cola que determine el Jefe de la dependencia."

(Recorte del manual de Renfe)

Transmisiones y comunicaciones

En el mismo documento se especifica cómo han de ser las comunicaciones y destaca que éstas podrán hacerse "de viva voz, por teléfono, radio o altavoz" y especifica que "el agente emisor de un comunicado verbal, deberá comprobar que ésta ha sido comprendida por el receptor". Añade que "en las comunicaciones por teléfono, radio o altavoz, los agentes emisor y receptor deben identificarse mutuamente". Finalmente, puntualiza que "las comunicaciones por los teléfonos del CTC (Centro de Tráfico Centralizado), teléfonos selectivos centralizados y radiotelefonía de los trenes, serán registradas en magnetófonos".

(Recorte del manual de Renfe)

Es más, en el punto 145 se especifica que la orden de marcha es "el conjunto de indicaciones que se deben dar al maquinista para que un tren pueda salir o pasar por una estación y que implica que se han realizado todas las operaciones del mismo". Es decir, que se dan indicaciones a los maquinistas cuando se acercan a las estaciones, como era el caso del tren siniestrado en Santiago.

(Recorte del manual de Renfe)

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios