Menú

Todos con Rajoy frente a Cameron… menos 'El País' en el conflicto con Gibraltar

Rajoy vuelve las portadas y esta vez no es por Bárcenas.

17

El Mundo abre con un nuevo capítulo del caso Payá: "EEUU exige una investigación creíble a Cuba en el caso Payá" y deja a Gibraltar como segundo tema del día. "Cameron le amenaza y Rajoy redobla el control en la Verja", que pa chulo y, no te amuelas. Pedro J. le jalea con entusiasmo. "Rajoy hace bien al mantener una posición de firmeza. Dado que quien inició esta crisis fueron las autoridades gibraltareñas, un gesto que favorecería el diálogo sería que el ministro principal del Peñón rectificara su decisión de sembrar de bloques de hormigón en la Bahía. Cameron podría instarle a ello. Mientras eso no suceda, los controles fronterizos deben mantenerse cumpliendo la ley". Y Rajoy, que siempre escucha atentamente los consejos de Pedro J., le ha hecho caso. "Vuelven las colas a la verja tras un nuevo incremento de los controles".

El País parece haber tomado notado nota de Rubalcaba y se pone de perfil disimulando un poquito más su gibraltarfilia de los últimos días. Hoy Walter Oppenheimer se limita a aportar información a los redactores M. González y F. Manetto, que dicen en portada que "Rajoy mantiene la mano dura con Gibraltar tras dialogar con Cameron", y en páginas interiores que "Rajoy mantendrá los controles en Gibraltar pese a la presión de Cameron". Y eso que según el periódico de Prisa los "bloques de cemento en aguas de la bahía de Algeciras" son "para crear un arrecife que sirva para regenerar la vida marina en la zona", y de ningún modo para jorobar a los pescadores.

"España está dispuesta a suavizar los controles si Londres acepta una mesa de negociación que incluya el Peñón y la Junta de Andalucía (…) dando por finiquitado el llamado Foro Tripartito que el Gobierno de Zapatero aceptó". Prisa no ha tenido a bien ilustrarnos con su opinión sobre este espinoso asunto en un editorial, espacio que ha dedicado a poner a Mas a caer de un burro. "La prórroga presupuestaria hace pensar que solo se ocupa de alimentar su plan soberanista con el combustible del descontento social, resultado todo su política de cuanto peor, mejor. Mas no parece el jefe de un gobierno, sino una máquina de propaganda, con el único objetivo de ganar adhesiones para su consulta sobre la independencia en vez de preocuparse del bienestar de los catalanes". Sí es que cuando quieren dicen de bien las cosas…

ABC revela en portada, aunque se necesitan gafas de aumento para verlo, que "Cameron telefoneó a Moncloa el lunes pero Rajoy no le atendió hasta ayer". Así me gusta, con autoridad. "Lo de Gibraltar es inaceptable. El premier británico llama al presidente del Gobierno, que mantiene la firmeza de la postura española", titula en portada. Dice Rubido que es que estos ingleses solo funcionan por las malas. "El gobierno británico ha reaccionado ante el golpe sobre la mesa dado por España, (…) Los británicos son más sensibles a los gestos tajantes que a la indiferencia o a las concesiones ingenuas". Además cuenta que Cameron, con muy mala uva, se inventó lo de la promesa de Rajoy de rebajar los controles. A Rajoy no le dejó otro camino que poner las cosas en su sitio. "Ayer las colas para entrar en Gibraltar llegaron a ser de tres y cuatro horas". Ese es mi Rajoy.

"Rajoy traslada a Cameron la firmeza de España sobre Gibraltar", dice La Razón sorprendentemente comedida. También en el editorial es de lo más contenido. "Rajoy aclaró algo fundamental para el gobierno español: las relaciones deben ser bilaterales entre ambos países, sin la participación de la colonia británica, cuyos responsables políticos ha acabado siendo parte del problema con una actitud provocativa inadmisible (…) Los hechos desencadenados por el ministro principal no solo han buscado de manera malintencionada ir en contra de los intereses españoles, sino que ponen en riesgo la economía de la zona, incluida la de los gibraltareños". Y todo esto ¿por qué? Pues por el maldito "día que Moratinos entregó Gibraltar a los británicos". Ussía habla del patológico antiespañolismo de la izquierda. "A la izquierda troglodita, la voz 'España' se le indigesta (…) Hace años la postura de la alcaldesa de La Línea se hubiera definido como un acto de traición continuada. Pero hoy es una reivindicación progresista" y "cada día que pasa más le sobra al PSOE la E final". Y es que para Ussía lo natural es que "en el contencioso entre España y la colonia inglesa, como buen principio, hay que estar con España". Pero eso es ser facha, Ussía, es que no lo entiendes.

Tras el susto que nos pegó ayer La Gaceta va hoy y no le hace ni caso a Gibraltar -le deja un breve con el titular: "Rajoy advierte a Cameron de que las acciones de Gibraltar son inaceptables"- para atizar a Cayo Lara. "Izquierda Unida exige la dimisión de Rajoy... Y pasar página con el caso de los ERE". Ay, qué veletas. "El pasmo que produce la cara dura del político comunista de Bollullos Par del Condado no debe justificar la omisión de un comentario a su actitud, por fuerte que sea la tentación de ignorar esas declaraciones como si fueran los disparates de un enajenado". O de un espabilado, más bien.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios