Menú

¿Es Cospedal o Heidi Klum?

Periódicos delgados delgados en uno de los días más festivos del año, y eso que este 15 de agosto viene cargado de noticias, de Génova a El Cairo.

0

Así, la mayor parte de los periódicos de Madrid se decanta por la masacre en el país árabe, sobre el que todo el mundo ve nubarrones más negros que el humo de los incendios que decora varias portadas.

En El Mundo esos nubarrones van cobrando aspecto de conflicto armado: "La matanza de islamistas deja a Egipto cerca de la guerra civil". Curioso ese "cerca" que sustituye al habitual "al borde" en este tipo de titular más o menos apocalíptico.

En cuanto al ruedo patrio y los asuntos de la Audiencia Nacional que nos ocupan en estos días, los de Pedro J. titulan con la mala leche y la pericia acostumbradas: "Cospedal atribuye a Rajoy el pacto económico con Bárcenas".

Pericia que no tienen, por el contrario , a la hora de editorializar sobre lo que acontece en Egipto, pues aparte de los tópicos acostumbrados como que el país "ya se asoma al precipicio de la guerra civil" van y sueltan que los Hermanos Musulmanes son "un grupo islamista moderado". No, si ahora resulta que la cantera de más de la mitad del islamismo radical de todo el mundo va a ser de centro reformista…. ¡Lo que hay que leer!

En El País nos obsequian una fotografía de esas de cadáveres amontonados que tanto nos gustan a los periodistas. "Egipto vuelve al estado excepción tras aplastar las protestas islamistas", es el titular. Volviendo a la cosa nacional, titular también para la secretaria general del PP: "Cospedal se desmarca de las cuentas del PP y del trato dado a Bárcenas".

Los editorialistas de Prisa han coincidido hoy con los de Unidad Editorial: primer artículo dedicado al conflicto en Egipto y segundo a la cosa cospedaliana. En ninguno de los dos se descubren verdades que no estuviesen ya a nuestro alcance, pero nos gusta una reflexión egipcia que viene muy al caso: "Al final, entre el Ejército y el islamismo radicalizado y violento no queda espacio para que nadie respire".

En ABC dedican su portada a un tema propio: "Gibraltar se burla de España", una forma no excesivamente afortunada, en nuestra modesta opinión, de titular un asunto de alcance e interés en las actuales circunstancias: las autoridades del Peñón están ganándole terreno al mar en una clara vulneración del Derecho Internacional.

En otro orden de cosas, los de Vocento se entusiasman con lo ocurrido en la Audiencia Nacional: "La declaración de Cospedal desinfla el caso Bárcenas". ¿Les parece un titular un tanto exagerado? Pues no se pierdan el del editorial principal: "Bárcenas, andanada desactivada".

Pero la estrella del día es La Razón, y sobre todo la imagen de portada que le dedica a María Dolores de Cospedal a su entrada en la Audiencia Nacional. Está la popular radiante, más que bella, gesto sereno, grandes ojos almendrados, tez lisa como la de una quinceañera. Ha sido tal el esfuerzo del portadista que no sabe bien si la imagen es de la política popular, una mujer atractiva pero que ya tiene una edad, o a una modelo en el esplendor de sus veinte. ¿Es Cospedal o Heidi Klum? llegará a preguntarse algún lector despistado al acercarse al quiosco.

El titular –"Cospedal confirma que no había ni contabilidad ‘B’ ni pagos en negro"- va camino del entusiasmo que estalla en un editorial totalmente entregado: "La verdad se abre camino". Para que se hagan una idea del tono general, fíjense ustedes lo malo que es Bárcenas: "Se sirvió de la buena fe de muchos a los que había traicionado para su medro personal. Es verdad que (…) acabará por abrirse paso en el campo de la Justicia".

Para terminar, La Gaceta dedica su portada a Egipto y lo hace con acierto: "De la primavera… al infierno", es el crítico resumen que hacen de la trayectoria del país árabe en los últimos años.

El editorial es, probablemente, el más certero que se puede leer este jueves sobre el asunto en la prensa, diciendo cosas como, por ejemplo, que "si el régimen de Mubarak era inaceptable, por corrupto y despótico, las fuerzas que lo habían derrocado no lo eran menos, pero eso nadie lo quiso ver". Más: "Nada sería más sencillo que reprobar la violencia de unos y otros, pero también nada sería más banal". Mal asunto, en suma, en el que es muy difícil tomar partido.

En España

    0
    comentarios

    Servicios