Menú

Defensa inaugura la exposición de homenaje a Blas de Lezo, el héroe olvidado

Morenés resalta "su defensa de los intereses de España allí donde estén" y lo considera "un referente en un momento en el que faltan referentes".

96
El valor de Mediohombre

El Museo Naval ha sido el escenario de la inauguración de la exposición-homenaje "Blas de Lezo, el valor de Mediohombre", que el Ministerio de Defensa ha organizado en recuerdo de uno de los héroes más olvidados de la historia de España, un marino que no conoció la derrota en batalla bélica alguna en los más de 37 años de servicio activo en la Armada, y al que esta rama de las Fuerzas Armadas ha reconocido permanentemente teniendo siempre en activo un buque con su nombre.

El máximo responsable del departamento, Pedro Morenés, aseguró que "es importante que entendamos el significado de Blas de Lezo. Un ejemplo de vida en el que una persona se superpone a todas las adversidades y hace un gran servicio a España. Un patriota que lo da todo por España. Nos debe servir a todos de referente en un momento en el que faltan referentes". "Un ejemplo de defensa de los intereses de España allí donde estén, lo mismo que se debe hacer hoy en día", añadió.

Cojo, tuerto y manco desde los 25 años por las heridas recibidas en combate -perdió una pierna en Gibraltar, el ojo izquierdo en Tolón y un brazo en Barcelona- destacó sobremanera liderando la defensa de Cartagena de Indias, donde su astucia y estrategia evitó que ese puerto vital para los intereses estratégicos españoles en América cayese en manos de los británicos cuando fue atacado en 1741 por el almirante Andrew Vernon.

Teniendo bajo su mando tan sólo seis buques de guerra y cerca de 3.000 soldados españoles, salió victorioso contra una de las mayores flotas reunidas en la historia y que componían 186 navíos, 23.600 hombres y 3.000 piezas de artillería. La flota más grande congregada desde la Armada Invencible lanzada contra el Reino Unido dos siglos antes y tan grande que no se volvió a congregar algo similar hasta el desembarco de Normandía en la Segunda Guerra Mundial.

Denostado por el rey Felipe V y con una malísima relación con el virrey que controlaba la zona de Cartagena de Indias, murió poco después de la defensa de la ciudad y fue enterrado sin ninguna gloria en una ubicación de Cartagena de Indias que todavía es desconocida.

Estructurada en siete módulos, la exposición se adentra en la figura del teniente general de la Armado enmarcando su trayectoria en el contexto de la primera mitad del siglo XVIII: la llegada de la monarquía borbónica, la guerra de Sucesión y las consecuencias del Tratado de Utrech -del que se cumplen ahora 300 años-, la defensa de los territorios ultramarinos y el fortalecimiento de la construcción naval española.

La muestra reúne 80 piezas procedentes del Patrimonio de la Armada, de 10 museos, archivos e instituciones españolas, además de un museo colombiano y dos colecciones particulares. Se exponen en España por primera vez dos retratos de gran valor iconográfico: el de Sebastián de Eslava, perteneciente al Museo de Arte Colonial de Bogotá (Colombia), y el del propio Blas de Lezo, de la colección particular de la Condesa de Revilla-Gigedo.

La exposición se completa con gráficas, mapas explicativos y un audiovisual, proyectado en diversos puntos del recorrido, que muestra por primera vez la arquitectura militar de Cartagena de Indias con la orografía y la flora existente en su bahía en el siglo XVIII, elementos clave para comprender el desenlace del combate. Más de dos años de trabajo han permitido también reconstruir virtualmente sus alrededores y las fortalezas, fuertes, baterías costeras y castillos que convirtieron a la ciudad en un modelo de ingeniería militar.

Para la muestra, se han utilizado también fuentes documentales originales, algunas inéditas, consultadas en cuatro de los principales archivos españoles -Archivo General de las Indias, Archivo Histórico Nacional, Archivo General de Simancas y Archivo del Museo Naval-, así como en el Archivo General de Colombia. Entre los documentos, destacan dos nunca exhibidos hasta ahora: un manuscrito de la Biblioteca del Museo Naval fechado en 1733, de gran importancia para conocer la construcción naval en la época de Blas de Lezo, y el diario autógrafo del teniente general en el que relata la defensa de Cartagena de Indias.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco