Menú

El conde de Godó invade Baleares

La prensa examina los presupuestos que ayer presentó el Gobierno y no salen del todo mal parados.

0

El Mundo es el único periódico que no abre con presupuestos porque prefiere seguir tocando las narices a UGT. "El manual de contabilidad de UGT incluye gestión de botes". "El sindicato no solo había montado un entramado para conseguir fondos públicos de forma ilegal sino que además –creyéndose en la impunidad- lo había puesto en un manual". Hay que ser organizado, hombre, si no sería un desbarajuste.

Pedro J. demuestra sus dotes pedagógicas con una explicación de los presupuestos para parvularios. "Van a ser malos para los funcionarios", "malos para los pensionistas", "para los asalariados" y "para los contribuyentes". "¿Para quién van a ser buenos estos Presupuestos? Para el Estado, que podrá volver a gastar un 6% más de lo que ingrese a pesar de que su deuda bordee ya el 100% del PIB. ¿Y quién es el Estado? Pues los políticos que gastan y los ciudadanos que pagamos la fiesta". Ni en Barrio Sesamo lo hubieran explicado mejor.

ABC lleva un titular en portada que me permite aplicar la metodología pedrojotiana. "Hacienda concluye que ni Rajoy ni el PP cometieron delito fiscal". ¿Y quién es Hacienda? Pues Montoro ¿Y quién nombra a Montoro? Pues Rajoy. ¿Y quién es Rajoy? Pues el jefe del PP. ¿Ven? Es muy fácil. Para ABC los presupuestos son la releche. "La creciente mejoría económica ha permitido diseñar un presupuesto sin duros recortes ni subidas de impuestos. Ha elaborado unas cuentas de marcado carácter social, orientadas al crecimiento, pero también al cumplimiento del déficit público". Son simplemente perfectas.

Cuenta el periódico de Vocento que Rajoy se ha puesto durito y le ha enseñado los dientes a Mas. "Mariano Rajoy endurece su discurso frente a Artur Mas". "Será por la lejanía, por las sensaciones que la solemne inmensidad de Asia Central genera a quienes visitan esas tierras o por la satisfacción de los 600 millones de euros de contratos firmados por nuestras empresas allí, pero el caso es que ayer el discurso de Rajoy frente al desafío de Mas cogió impulso". En concreto "Rajoy le pide a Mas gestos de grandeza". ¡No! ¿Eso le dijo? Pobre president, tampoco es para tanto, hombre Rajoy, contrólate.

"Unas cuentas sociales y para el crecimiento", titula La Razón. A Marhuenda le parece que ni él mismo las hubiera hecho mejor. "Unas cuentas realistas y rigurosas, de responsabilidad en el gasto, para devolver a España a la senda del crecimiento". Cuenta La Razón que "Rajoy se planta ante Mas por romper las expectativas de su reunión en Moncloa". Y es que el muy ingenuo "esperaba que reculase y diluyera la consulta" y el otro se la ha colado. Ay, pardillo, que de estos nacionalistas no te puedes fiar.

La Gaceta destaca la "lección de austeridad de Montoro". Admirados, dicen que "hay que confiar en que estos presupuestos austeros y practicables se conviertan en el instrumento necesario para remontar la crisis y preparan el camino a una nueva prosperidad con un crecimiento económico más estable y duradero". Dios os oiga. El periódico de Intereconomía se burla de Mas. "Artur Mas arrasa en su visita a Bruselas. Logra en su séptimo viaje que le reciba uno de los siete vicepresidentes de la comisión europea". No ha visto los colmillos de Rajoy y dice que "con su cautela habitual ha manifestado que espera que se tomen las decisiones meditadamente. Mas no ha desaprovechado la ocasión para iniciar otra refriega verbal en una especie de versión política de las broncas de vecindonas".

El País titula su portada con que "La inversión retrocede 25 años" en estos presupuestos. En un editorial que ni chicha ni limoná dice que "el presupuesto, más realista de los dos últimos, se atiene a los límites marcados por la crisis", aunque "resulta aventurado presentarlos como el presupuesto de la recuperación".

En páginas interiores llama la atención un titular enigmático. "La mayoría silenciosa es mía". Cuentan M. Fernández y F. Maneto que "el gobierno vuelve a ver mayorías silenciosas por todas partes" pero que "nadie, ni siquiera la formación conservadora, ofrece más dato sobre ellos, pero supuestamente todos esos ciudadanos están de acuerdo con las medidas del gobierno, aunque no lo dicen". También cuentan que Cospedal dijo ayer, en referencia a las manifestaciones en Baleares: "Yo creo que son más voces las que hace dos años votaron al PP en Baleares. Y esa es una mayoría absoluta muy sólida". Pues a mí me ha quedado clarísimo a qué mayoría silenciosa se refiere el PP. ¿Qué parte no ha entendido El País? ¿La de votar al PP o la de que logre mayoría absoluta?

La Vanguardia invade editorialmente Baleares en un avance de la conquista de los Paísos Catalans. "El catalán ha sido, durante las últimos tres decenios, la lengua vehicular mayoritaria en Baleares, sin problemas dignos de mención. La implantación definitiva del TIL rompería este esquema y dañaría el status quo del catalán y del castellano". "Parece claro que el gobierno balear debería revisar su política… Bauzá debe negociar", dice el periódico catalán. ¿Y a vosotros qué carajo os importa?, dirán los baleares. Meted las narices en vuestros asuntos. Y eso en castellano, catalán e inglés.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD