Menú

La prensa separatista admite el éxito del 12-O

Mientras 'El País' esconde el éxito de la concentración de este sábado en el centro de Barcelona, 'La Vanguardia' y 'El Periódico' lo admiten.

88
Mientras 'El País' esconde el éxito de la concentración de este sábado en el centro de Barcelona, 'La Vanguardia' y 'El Periódico' lo admiten.
Primeras páginas de 'El Periódico', 'La Vanguardia' y 'El País'

El día después de la gran concentración que se vivió este sábado en el centro de Barcelona, llama la atención el modo en que los periódicos recogen el éxito cosechado por los catalanes que también se sienten españoles. Este sábado, decenas de miles salieron sin complejos a la calle con banderas de España y también con banderas constitucionales catalanas, la famosa señera -que desde la Administración separatista de Mas comienza a sustituirse por la independentista "estelada"-.

Así, este domingo, las portadas de los diarios catalanistas La Vanguardia y El Periódico reflejan a la perfección el gran éxito de la convocatoria. "Cataluña se convierte en el tema central de la Hispanidad", titula La Vanguardia como información principal de su portada en la que se recoge la fotografía panorámica que muestra el lleno absoluto que se registró este sábado en la Plaza de Cataluña. Como subtítulo leemos en La Vanguardia que "Decenas de miles de personas se manifiestan en Barcelona contra la independencia".

En el plano editorial llama la atención que, pese a darle la portada, La Vanguardia no editorializa sobre la concentración en Barcelona. Sin embargo, su director, José Antich, dedica a este acontecimiento su comentario en "la segunda" página del periódico del Conde de Godó.

Dice Antich que "por primera vez, con una intensa mirada desde el Madrid político pero también desde Barcelona, se celebraba en esta ciudad una manifestación en la plaza de Catalunya para reivindicar la compatibilidad a sentirse español y catalán convocada por la plataforma Som Catalunya, Somos España."

De la concentración dice que fue "festiva y cívica" y reunió "a la plana mayor del PP catalán y de Ciutadans y como suele ser habitual no hubo acuerdo en la cifra de asistentes." En cualquier caso, sigue Antich: "El relato de mejor unidos ha encontrado por primera vez en la calle un espacio común".

Esta reflexión no casa demasiado con el cronista del mismo periódico que se dedica, a lo largo del texto, a menospreciar a la organización y a algunos de los asistentes: "Cohabitan la naturalidad de miles de familias que agitan banderas españolas y catalanas con actitud festiva, jóvenes con camiseta de la selección española, toros de testículos grotescos, dos barretinas, cabezas rapadas intimidadoras, un uniforme de la legión y manifestantes con camiseta que dice "Som 47 millones"".

El Periódico: "El 12-O se supera"

Si cogemos la portada de El Periódico nos damos cuenta de que la fotografía de portada vuelve a ser la gran panorámica de una Plaza de Cataluña a reventar de banderas españolas. Su titular de portada: "El 12-O se supera" y destaca en el antetítulo que lo que se produjo este sábado fue una "movilización sin incidentes en el día de la Hispanidad".

Aunque matiza el éxito de los catalanes sin complejos que se reunieron en el centro de Barcelona, El Periódico no lo esconde ni lo niega y simplemente trata de desvirtuar el acto: "Uno de los atacantes de la Blanquerna asiste a la marcha ultra, controlada por los Mossos", en referencia a la otra marcha convocada. No puede faltar la fotografía de un reducido grupo de energúmenos que portaban banderas con el águila de san Juan y entre los que El Periódico sitúa a "Pedro Chaparro, atacante de la Blanquerna".

Pero ya en su editorial se rinde a la realidad y destaca que fue un "12-O sin incidentes y con más gente". Eso sí, dice que "la concentración de los contrarios a la independencia no exime de la necesidad de resolver el asunto en las urnas". También reconoce que "en el haber de los convocantes hay que apuntar, para explicar este éxito relativo, el carácter familiar y festivo que -a imagen y semejanza de la Vía Catalana de la Diada- lograron imprimir a la convocatoria, muy alejado de la tensión y marginalidad que frecuentemente se han asociado a las expresiones de españolidad en Cataluña".

Finalmente se pregunta "¿ha empezado a hablar, pues, la mayoría silenciosa catalana a la que han apelado en las últimas semanas el Gobierno y el PP?" y se contesta: "Es pronto para contestar con rotundidad. Pero se manifiesten en mayor o menor número los partidarios y los detractores de la independencia, la salida de la compleja y muy difícil situación sociopolítica de Catalunya sigue pasando por el mismo lugar: las urnas".

Silencio en El País

Que tanto La Vanguardia como El Periódico reconozcan el éxito de la concentración en Barcelona, hacen aún más llamativo que la cabecera de Prisa, el diario El País oculte la información. En su portada solo encontramos una frase dentro del avance informativo de una noticia titulada: "Desangrados por el desafío soberanista" que dice "Dirigentes del PP encabezaron ayer en Barcelona un acto en contra de la independencia de Cataluña". Su principal información es para la tragedia de Lampedusa. Su fotografía, para el príncipe Felipe. En los sumarios encontramos al PSOE e IU pidiendo que se abran las fosas del franquismo, una noticia sobre becas y otra sobre Libia. Pero ni rastro de la manifestación de Barcelona.

En páginas interiores, esta información está titulada del siguiente modo: "Miles de personas contra la independencia en Barcelona". A modo telegráfico y en la página 17 de su edición cuentan que "la plataforma Som Catalunya, somos España, Camacho y Rivera lamentan la ausencia del PSC y de Unió en el acto". Además, entre los destacados de portada también leemos que "unas 300 personas participan en la manifestación fascista en Sants".

Finalmente, en su segundo editorial insinúa que el mantenimiento de Cataluña dentro de España requeriría reformas: "Los manifestantes que se oponen al proceso soberanista y que abogan por una Cataluña integrada en el resto del Estado, con las reformas que esto requiera, hicieron gala del mismo espíritu festivo, democrático y participativo que los manifestantes de la Diada".

No pierde la oportunidad para hablar de "la presencia de grupos extremistas" y destaca en este sentido que "hay que celebrar que por encima de las diferencias tan profundas como las que separan a ambas convocatorias, sus organizadores tengan como obejtivo prioritario preservar la convivencia y expresar las diferencias con respeto democrático."

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios