Menú

Se mofan de las víctimas con las excarcelaciones que exige ETA

ETA busca que continúe la suelta de etarras. En la calle, los suyos insultan a las víctimas: "¡Los nuestros a la calle, los vuestros al hoyo!".

91

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Nieves López Gamonal entrevista a Ángeles Pedraza Es la Tarde de Dieter

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Nieves López Gamonal entrevista a Ángeles Pedraza" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
"Los nuestros a la calle, los vuestros en el hoyo". Así recibieron los proetarras a las víctimas en Éibar, poco antes de conocer el comunicado | AVT

Pese al optimismo con el que algunos han recibido el comunicado emitido este sábado por la banda terrorista ETA -El País habla directamente de que "los presos de ETA se rinden a la ley-", las palabras de los asesinos no se apartan, ni un milímetro, de sus tradicionales exigencias. Incluso emplean su habitual retórica para equiparar a víctimas y asesinos, denunciar torturas, acusar a los estados español y francés de acosarles con el sistema carcelario o vulnerar los derechos humanos.

La particular 'hoja de ruta de ETA', mantenida durante tanto tiempo, tiene en la salida de los terroristas en prisión a la calle una de sus principales reivindicaciones. La llamada vía Nanclares, el caso Bolinaga y el reciente boquete abierto por la derogación de la doctrina Parot -una auténtica amnistía encubierta-, avanza en ese compromiso exigido por los asesinos al Gobierno. Una exigencia que llegó al buzón de Moncloa cuando Zapatero negociaba con la banda y que parece seguir a pies juntillas el Ejecutivo de Mariano Rajoy, con su cumplimiento a contrarreloj de la excarcelación de decenas de presos de ETA merced a una sentencia, la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que dice no compartir pero que se siente obligado a ejecutar en tiempo récord, pese a que los propios expertos legales advierten de que España no está obligada a ejecutar la sentencia, y menos en tan corto espacio de tiempo.

Tan a pies juntillas se cumplen las exigencias de la banda, que uno de los líderes de la organización ilegalizada Batasuna ETA e hijo de uno de los fundadores de la banda terrorista, Joseba Álvarez Forcada, en una entrevista en "Alba TV" -un proyecto de comunicación chavista en Venezuela-, explicaba sin tapujos y casi de memoria la hoja de ruta que seguiría su formación para sortear las aparentes trabas legales para presentarse a las elecciones en el País Vasco y en las Generales.

En esta misma entrevista, destaca que la constitución legal de Sortu se retrasaría porque en noviembre y diciembre (de 2011), tras las elecciones, se dedicarían a exigir la excarcelación de los terroristas de ETA que cumplen condena en prisión, una campaña que terminará con la convocatoria de una gran manifestación en las calles de Bilbao a principios de enero. La manifestación se produjo en enero del año pasado. Ahora, un año después, esa gran exigencia se está viendo satisfecha.

Tras los casos Bolinaga, Naclares y Parot -vía Estrasburgo- el resto de presos etarras que aún cumplen condena quieren salir de prisión, algo que en el propio comunicado vinculan al "avance del proyecto político de la izquierda abertzale". El comunicado, en el que no se mueven un ápice de sus postulados, traslada al Gobierno algunas sugerencias para que se produzca esta suerte de amnistía para los presos de ETA. Hablan de que se produzca de forma escalonada y dentro de la legalidad, pero que busque resquicios legales, o con apariencia de legalidad, como los encontrados hasta ahora, para seguir sacando etarras a la calle.

Quizá la única novedad que incluya el comunicado es que quieren salir de la cárcel sea como sea, por cauces legales o de manera escalonada. Eso sí, lo hacen destacando que "asumimos toda nuestra responsabilidad sobre las consecuencais de nuestra actividad en el conflicto político". Es decir, no sólo ausencia de arrepentimiento de sus atentados criminales y asesinatos, sino justificación de los mismos.

Así, no es de extrañar que este sábado, Día de los Santos Inocentes, mientras las víctimas del terrorismo homenajeaban a los asesinados por la banda por los bastiones batasunos del País Vasco, los seguidores de la banda terrorista les insultaran y corearan frases como "Los nuestros a la calle, los vuestros en el hoyo" justo antes de intentar agredir a las víctimas y zarandear los autocares de la comitiva de la dignidad. Se mostraron orgullosos del regreso a casa de los asesinos despiadados que ellos consideran "luchadores por la libertad", como el mismo comunicado atestigua.

Las víctimas fueron insultadas mientras recorrían Éibar, su tercera parada en la ruta de la infamia que comenzó en Mondragón, siguió en Elgoibar y terminó en Elorrio y Durango. Fue en el ecuador del viaje, en Éibar, donde un grupo de simpatizantes de los terroristas increparon a las víctimas y las insultaron con esa elocuente proclama "¡Los nuestros están en la calle y los vuestros están en el hoyo!". Unas palabras que trataban de zaherir a los familiares de los asesinados por ETA casi al mismo tiempo que la banda emitía su comunicado para acelerar la salida del resto de presos a la calle.

En cambio, pese a que varios medios de comunicación interpretan que ETA reconoce en su comunicado "el sufrimiento" causado, no deja de repetir, una vez más, su habitual consigna, ya que habla de daño "multilateral generado". Una de sus principales exigencias era el reconocimiento de lo que ellos consideran dolor mutuo, es decir, tanto de los terroristas que mataban por ser buscados por la policía, como de los muertos que sus atentados causaban.

Esta situación coincide con el diagnóstico constatado a Libertad Digital por fuentes de la lucha contra el terrorismo. Tras décadas de lucha contra el terrorismo, ahora ETA está en todas las instituciones, siguen sin entregar las armas y el terrorismo callejero ha vuelto a amedrentar a los vecinos del País Vasco y, finalmente, los terroristas presos están saliendo a la calle. Una situación que, para estas fuentes, habla muy poco de la derrota de ETA en la que tanto insisten los políticos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios