Menú

Noticia bomba: el Rey es capaz de leer sin ver

La prensa trata de volver a la normalidad tras las fiestas pero se centra en la última: la Pascua Militar y el espectáculo regio que copa titulares.

0

Te operan la cadera y resulta que adquieres rayos x en los ojos, como Superman, o visión nocturna o algo así; superpoderes, al cabo. Es la impactante conclusión a la que llegarán los lectores de ABC este martes, a pesar de que, sorprendentemente, el periódico de Vocento no lleva el regio y sorprendente acontecimiento a portada sino que se lo guarda para un titular que nos sorprende tan lejos como en la página 19: "Leyó –por el Rey- con dificultad un discurso que no veía". Leer sin ver, ahí es ná.

Normal que el resto del cuerpo esté magullado y en muletas, porque eso debe consumir una energía que no veas. Por otro lado, menos mal que la operación de cadera no le ha dado rayos en los ojos como a Cíclope, aunque en ese caso el Rey intimidaría mucho más que con el ya mítico "por qué no te callas". Vamos, le ponen al Rey los rayos esos en los ojos y Artur Mas viene al desfile del 12 de octubre y desfila llevando en brazos la cabra –que es macho cabrío- de la legión. Se lo digo yo.

En El Mundo, en cambio, no se han dado cuenta del prodigio obrado por la ciencia y titulan "España, titubeante". Mucha maldad porque encima sacan una foto en la que se ve perfectamente la mirada del príncipe de Asturias a su padre, cuando todos sabemos que estaban a oscuras, porque el discurso no se veía.

En el colmo del escepticismo republicano, Arcadi Espada, que defiende que Su Majestad hizo un papelón: "Cuando el Rey acude al papel couché y al PhotoShop para demostrar la irrisoriedad de la abdicación y pocos días más tarde exhibe la trompada de la vida en directo, la hipótesis empieza a fraguarse con el temible yeso del engaño".

"Los titubeos de don Juan Carlos" es la frase que elige El País para comentar en portada el asunto, en un pie de foto en el que se ve al Rey, con muletas, y a Rajoy, sin, con el príncipe de fondo, que el tío tiene una pinta que parece en sí misma un reproche a su augusto padre. "El cansancio pasa factura al Monarca en su reaparición más esperada", explican con más detalle en el interior.

En otros asuntos llama la atención la columna del cineasta David Trueba, que se supone que se dedica a la televisión pero en esta ocasión se centra en el tuiterismo del juez Pedraz. Ojo a la perla del hermano del otro Trueba, que dice que a Garzón se le echó de la carrera judicial "por un tecnicismo". Hay que tenerlos cuadrados, señor Trueba, para llamar "tecnicismo" a unas escuchas ilegales, pero bueno, todo vale si suma para el convento de meterse con "algunos" medios, incluso decir que el acto de Durango, o su autorización, en una "pequeña victoria del Estado de derecho". ¡Toma ya!

La Razón fracasa hoy en su esfuerzo habitual por ser más monárquica que el ABC, aunque es normal no alcanzar a un rival que le pone superpoderes al Rey. "El esfuerzo del Ejército… y del Rey" es el voluntarioso titular.

El editorial trata de soslayar el tema, pero no puede dejar de hacer una referencia, así como dejándolo caer, cuando comenta que el monarca retomó su agenda "no sin esfuerzo, que no pudo ocultar, pues son evidentes todavía las secuelas de sus lesiones". Hombre, ni que le hubiesen operado, mal, de cataratas…

Dentro nos lo explican todo: se ve que el chaval se puso nervioso, normal dada la falta de experiencia: "Quería hacerlo tan bien que le pudo la situación". Lo mejor de todo es que lo explican "fuentes asistentes", un nuevo concepto periodístico ya que hasta ahora había fuentes cercanas a la institución, de toda solvencia o, al cabo, periodistas que asistían al acto. Tendré que incorporarlo a mis próximas crónicas o yo mismo convertirme en "fuente asistente" cuando vaya a algún sarao, igual un nuevo futuro profesional se abre ante los periodistas como "fuentes asistentes". En estos tiempos de cambios casi todo es posible…

En España

    0
    comentarios

    Servicios