Menú

Aznar planta a Rajoy en la cita más importante del PP

El expresidente rechaza acudir al acto del PP más importante del año y se escuda en su agenda internacional. Ortega Lara pesa en su decisión.

99

El 'no' de José María Aznar llega en un contexto muy complejo para Mariano Rajoy. Sólo un día antes, Jaime Mayor Oreja abría otra brecha interna con su renuncia a repetir como cabeza de cartel a las elecciones europeas. José Antonio Ortega Lara ya no está en el PP sino en Vox, con todo lo que supuso de icono para su Gobierno, y una parte importante de las víctimas recela de la política antiterrorista del hoy presidente.

Además, la invitación a asistir y participar fue formal y publicitada. "Por supuesto que está invitado", quiso dejar claro María Dolores de Cospedal. Pero los días pasaban y la Fundación FAES, que dirige, seguía sin confirmar si acudiría, y eso que la presión no fue pequeña. A tres días del cónclave, llegó el anuncio: Aznar no irá a la convención nacional, la reunión más importante del año para el partido del que es presidente de honor.

El primer titular, pues, parece claro: Aznar le niega la foto a Rajoy. Un apretón de manos con el que Génova buscaba tranquilizar al electorado inquieto y al que se va a sumar un homenaje aún sin concretar a las víctimas del terrorismo. Si bien, cargos próximos al que fuera presidente incluyen una puntualización enormemente importante: le niega la foto pero "le libra" del discurso.

Si Aznar hubiera ido a Valladolid -por otro lado, su primer gran feudo electoral- habría tomado la palabra. Y su diagnóstico es el de una persona preocupada. "Está preocupado y enfadado", según un allegado, en conversación informal con este diario. Por eso, interpretan, ha decido mantener su agenda. La decisión parece tomada desde bastante antes, porque un viaje como el que hará estos días no se organiza de la noche a la mañana; está en estos momentos en Israel y continuará su periplo por Reino Unido, Filipinas y Estados Unidos.

Qué duda cabe que, si hubiera querido, estaría el viernes en Valladolid. Hasta la fecha, había logrado cuadrar la agenda sin mayores contratiempos. Pero Aznar está turbado por la incapacidad de su delfín de aglutinar al centro-derecha, y en especial por todo lo que está ocurriendo con Ortega Lara. Al menos, así lo interpretan varios cargos populares consultados. Además, "no se le ha cuidado nada por parte del partido mientras Prisa intentaba manchar su nombre", recalcan los suyos.

Además, está la cuestión de su mujer. Ana Botella es alcaldesa, pero no candidata a las elecciones municipales. Y hay quienes creen que no quiere tensar aún más la cuerda con Rajoy por si hace saltar por los aires sus opciones, aunque en Génova insisten de forma velada que son pocas.

Aznar y Rajoy apenas hablan y están cada vez más distanciados. España necesita un gran proyecto nacional y no una "lánguida resignación", dijo en su ya famosa entrevista de mayo del año pasado. Entonces, admitió que no tiene una relación fluida con el presidente. Después, ni Rajoy ni ninguno de sus ministros fue a la presentación de la segunda parte de sus memorias. Y, ahora, Aznar da un paso más en esa escenificación y deja sin foto al presidente, con todo lo que eso conlleva.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation