Menú

Un exdirigente de IU saca a la luz las maniobras de su partido para sostener al PSOE

Luis Carlos Rejón denuncia las constantes maniobras de IU, entre ellas el "golpe de timón" con motivo de la crisis de la Corrala la Utopía.

(Sevilla)
25

Luis Carlos Rejón, exdirigente y exmilitante de Izquierda Unida que tuvo gran relevancia entre 1988 y 1997 y durante cuya coordinación Izquierda Unida intentó el desmantelamiento del régimen socialista pactando parcialmente con el PP de Javier Arenas, acaba de denunciar la existencia de una "pandilla" política de altos cargos del PSOE e IU que juegan con los sentimientos y valores de "la sedicente" izquierda y que pactan jugadas personales y estratégicas sobre qué hacer al día siguiente de las elecciones europeas en Andalucía. Dos miembros destacados de esta pandilla serían Susana Díaz y Diego Valderas.

Rejón, en su columna habitual de El Mundo en Andalucía, llega a comparar lo que ocurre en esta pandilla con lo que ocurrió el 23-F con "el golpe de timón" a la política de Suárez. En este caso, esta "pandilla" habría dado un golpe de timón a las políticas radicales de Izquierda Unida en Andalucía con motivo de la crisis de La Corrala La Utopía.

Dice textualmente Luis Carlos Rejón: "Si alguien acepta y entiende que Juan Carlos de Borbón y su fiel Armada hicieron movimientos febriles y febreriles a fin de dar un golpe de timón a la política de Suárez, debe aceptar y entender que Susana Díaz y su fiel Valderas (ahí están las ternuras fotográficas) hicieran movimientos abrililes para dar un golpe de timón a las excesivas demandas de IULV-CA y a su deriva radical por parte de Maíllo, y populista de la mano de Cortés, Meyer, Mariscal y compañeros mártires."

Recuerda Rejón que fue hace veinte años, cuando IU en Andalucía consiguió tener 20 escaños en el parlamento andaluz, cuando se configuró lo que considera un "grupo de presión" de cargos socialistas y comunistas. Incluso menciona un apartamento en el que se reunían para torpedear la política oficial de Izquierda Unida que entonces dirigía él mismo.

Lo dice de este modo: "(Hace veinte años) se fue conformando un grupo de presión que se reunía en un apartamento oficial a hacer ejercicios espirituales y espirituosos. Alguna que otra tarde invitaban a Gaspar Zarrías y a José Caballos. No voy a decir que filtraran información de IU a tan dignos personajes (al filtrador ya le llegará su San Martín), pero sí que, en la puesta en común de la situación política, dejaban entrever al PSOE sus querencias y diferencias…".

Además, denuncia la existencia de un acuerdo concreto. "Por ejemplo, cerraron que el PSOE nos aprobaría a IU algunas enmiendas a los Presupuestos de 1996 a cambio de que no hiciéramos comparecer a Chaves en la comisión de investigación sobre un préstamo condonado en Caja Jerez…".

Aquel caso de corrupción fue muy notable porque se trataba de un préstamo que había sido concedido por la Caja de Ahorros de Jerez a 32 militantes socialistas gaditanos, muchos de ellos pertenecientes al clan de Alcalá. Entre ellos se encontraba el propio presidente de la Junta, Manuel Chaves. El préstamo no fue pagado y su importe pasado a quebranto neto de la Caja fue hecho desaparecer incluso del circuito informático de la entidad financiera.

Pero, dado que Chaves compareció, se deduce de lo que dice Luis Carlos Rejón que fue él mismo quien dinamitó aquel acuerdo.

Según Rejón, "tras las elecciones del 96, la pandilla permaneció y permanece en la actualidad. Por supuesto, altamente colocada. Sigue diciendo el ex militante de IU que fue este grupo de presión el que origina la petición de que se votara la propuesta del PSOE en la comisión de los ERE o el que dio la orden de atacar a la juez Alaya o el que ordena votar "presupuestos indignos por imperativo legal". Por este camino, dice Rejón, IU se convierte en el Jordán donde se lavan los pecados del PSOE...".

En un diálogo figurado, Rejón describe el funcionamiento de la "pandilla": "Mira Dieguito, no achuchéis, aunque no ahoguéis". "¿Qué pasa, Presi?". "Pues nada, cari, que me he gastado un montón de euros en peluquería de mi bolsillo para que ahora amenacéis con un vendaval legislativo. Es que no puedo aguantar. Tengo el patio de mi casa levantao". "No te preocupes por eso que yo conozco a un albañil de Bollullos…". "Que no es eso, que hablo del patio político". "Hija es que hablas tan intelectual… ¿En qué puedo ayudar a mi princesa?". "Pues de príncipes y reyes quiero hablarte. Me han leído un resumen del libro de Pilar Urbano, y me he quedado con la idea del golpe blando para centrar el timón".

Y luego, dice Rejón que añade la "presi": "Pos imagínate que yo soy el Rey, y me preocupa la deriva del país. ¿A quién llamo? Pos a mi amigo Armada". "¿Eres amiga de Armada?". "No, te hablo en metáfora. Tú eres mi Armada, y Maíllo, Cortés y esa gente, que no te merecen, son la encarnación de Suárez".

Siempre según Luis Carlos Rejón, el golpe de timón de la pandilla consistió en tender una trampa a la consejera de Fomento y Vivienda Elena Cortés: "He hecho que llegue al oído de la niña Elena, y ésa okupa media ciudad para demostrar que sabe tomar el Palacio de Invierno. Entonces la ceso, tú ordenas a tus gentes que tengan visión de Estado y que lo acepten, que ya les daré una compensación". "Es que eso de quitar a Elenita es muy fuerte, y se sublevarán". "Bueno, un golpe de timón más suave: le quitaré las competencias de regalar viviendas. Tú hablas de la ley y el orden, le dices a Maíllo que se vaya, que no sabe de política, y tú vuelves a coordinar a la izquierda posible, europea, social y demócrata. Porque tú tienes al ejército y a los coroneles de IU de tu parte".

Concluye Rejón que aquella "operación de Estado" se frustró porque alguien le dijo a la presidenta Díaz que todo estaba asegurado y se encontró con la resistencia de la Izquierda Unida representada por el sector de Antonio Maíllo que la obligó a tener que emitir un segundo decreto en 24 horas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios