Menú

Méndez tacha a los empresarios de "in-in: incompetentes e impotentes"

El líder de UGT, muy alarmado por la situación del trabajo en Bangladesh.

0

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, dijo hoy que los sindicatos temen que pese a la recuperación de la economía haya un "enquistamiento de la situación de paro masivo, que permanecerá tras la recuperación".

Tras la manifestación del 1 de mayo en Bilbao, Cándido Méndez criticó la ley que limita la justicia universal y por las vallas de Melilla porque se pretende reducir los derechos. Pero se mostró especialmente preocupado por la situacion del mercado laboral en Bangladesh, donde, dijo, los trabajadores están "perdiendo sus propias vidas" a causa de la "explotación" a la que están sometidos. Dijo Méndez que esto se debe a que sólo el 1% de los trabajadores están sindicados. "Hay una estrategia para debilitar a las organizaciones sindicales para facilitar la explotación y la eliminación de los derechos".

Después se refirió a la recuperación económica, por la que, aseguró "apostamos". Pero pidió distinguir de los "tambores y fanfarrias" de la recuperación a la situación de los trabajadores. "Tenemos más de 3 millones de trabajadores y trabajadoras que llevan un año, dos años o más en paro".

Méndez habló largo y tendido de los jóvenes. Se congratuló de los planes europeos para jóvenes hasta 25 años, pero se preguntó qué pasa con los de 25 a 35 que en su momento dejaron los estudios para trabajar en la construcción y ahora no encuentran empleo. "Ya no son tan jóvenes. Pero ya tienen familia. ¿Por qué dicen que no están formados. No sabemos lo que saben hacer. No tienen titulación, pero no se sabe lo que pueden hacer", argumentó. Y criticó a los empresarios por proponer un salario mínimo por debajo de la ley. "Dicen los empresarios" que estos jóvenes "son ni-nis. Yo digo que ellos son in-in: incompetentes e impotentes".

Toxo se acuerda de Siria

Con su habitual retórica sindical, el líder de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, ha insistido en las mismas ideas que esgrimió en la rueda de prensa, muy centradas en las críticas a la valla de Melilla. Dice que en Europa "no se puede acabar con la cooperación internacional y la ayuda al desarrollo". Muy preocupado por la situación en el Sáhara, en Palestina o en Siria, Toxo ha dicho que antes venían a trabajar a España centenares de miles de inmigrantes en busca de una vida mejor. Y que "ahora se ponen vallas en las fronteras". Según su punto de vista, no es lícito decir que se apoya a la oposición en Siria y que al mismo tiempo no se deje entrar al inmigrante sirio que llega a la valla de Melilla.

Tras quejarse de que en Europa hay "27 millones de personas" en paro, ha denunciado que "estamos ante una inmensa operación de propaganda, porque la austeridad ha fracasado". En este sentido ha advertido de que El capital persigue "menos estado para más mercado" y pretende seguir "con las mismas políticas de austeridad". "Reducen el papel de la negociación colectiva para empeorar las condiciones de trabajo y las medidas que después han ido tomando debilitan la capacidad adquisitiva de las pensiones, los autónomos y las prestaciones por desempleo", señalaba. En definitiva, que "las élites en España y en Europa quieren construir otro modelo de sociedad. Creen que Europa no puede competir en un marco de economía global manteniendo el estado social".

Finalmente, ha citado al nobel norteamericano Joseph Stiglitz para decir que la desigualdad es el resultado de la aplicación de la política y las leyes de la economía. Por esto, cree que la izquierda "tiene la obligación de presentarse en sociedad con un proyecto alternativo, de ilusión, de recuperación de la idea de solidaridad".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot