Menú

Felipe VI: un rey distinto

La llegada al trono de Felipe VI será un cambio en una institución con siglos de historia pero que ahora ocupará un rey diferente.

0

Por supuesto, un rey que accede al trono en pleno siglo XXI tiene que seguir un patrón diferente al de sus predecesores y el caso de Felipe VI no será una excepción: la vida del hasta ahora príncipe de Asturias ha sido muy distinta a la de sus antecesores.

En primer lugar, don Felipe de Borbón y Grecia nació en España, cuando su padre ya era el heredero al trono y él mismo el destinado a sucederle. No le ocurrió ninguna de las dos cosas a su padre, Juan Carlos I, que nació en Roma con su padre en el exilio.

El propio Juan de Borbón no nació como heredero de la corona, sino que tenía dos hermanos, Alfonso y Jaime, que deberían haber tenido ese privilegio. Sin embargo, el primero de ellos, el que habría sido Alfonso XIV, renunció a sus derechos ya en 1933, con la familia en el exilio, para casarse con una plebeya. El segundo de los hijos de Alfonso XIII, el infante don Jaime, renunció a sus derechos al pedírselo su padre porque era sordo.

Otra peculiaridad del reinado de Felipe VI será que el rey llegará al trono a una edad más madura que todos sus antecesores desde los Reyes Católicos: el todavía príncipe de Asturias tendrá 46 años cuando se convierta en rey.

Paradójicamente, Felipe VI será el rey más joven de Europa, y eso que tiene una edad que sólo se puede comparar con la de Carlos III, que tenía 43 años al llegar al trono pero que, sin embargo, ya había sido rey de Nápoles durante los 25 años anteriores.

Carlos III alcanzó una edad de 72 años, excepcional para la época, y eso hizo que su hijo, Carlos IV, llegase al trono con 40 años, que lo hacen el segundo monarca más veterano desde los Reyes Católicos. Juan Carlos I, por su parte, tenía 37 años cuando fue proclamado rey de España al morir Francisco Franco.

El primer rey universitario

Felipe de Borbón y Grecia será el primer rey de España que tenga estudios universitarios: después de completar su formación militar se licenció en derecho por la Universidad Carlos III de Madrid.

También fue el primer heredero de la corona que estudió fuera de nuestro país: hizo el COU -el último curso antes de la universidad- en Canadá y después un máster en Relaciones Internacionales en la Universidad Georgetown de Washington (EEUU).

Por supuesto, el cambio más radical en el plano de lo personal respecto a todos los reyes anteriores es que está casado con una plebeya: la princesa de Asturias, Letizia Ortiz. De hecho, como hemos recordado el primogénito de Alfonso XIII renunció a sus derechos para poder hacerlo. Todos los demás monarcas españoles, incluido por supuesto Juan Carlos I, se han casado con miembros de la realeza.

Llegar al trono sin convulsiones

Pero la que es probablemente su mayor diferencia con casi todos sus antecesores es que va a llegar al trono con una normalidad que no se producía en España, al menos, desde tiempos de Carlos IV.

Y es que desde entonces todas los reyes de España han tenido que atravesar circunstancias excepcionales antes del ver su cabeza coronada: el propio hijo de Carlos IV, Fernando VII, sólo ocupó el trono tras seis años de Guerra de la Independencia contra los franceses. Su hija, Isabel II, llegó al trono con sólo tres años, con su madre como regente y, además, tuvo que disputar tres Guerras Carlistas.

Alfonso XII fue rey, pero sólo después de la Primera República y de los tres años en el trono de Amadeo de Saboya. Además, su madre nunca logró que le permitiesen volver del exilio. Su hijo, Alfonso XIII no tuvo que sufrir un conflicto bélico para alcanzar el trono –nació rey, de hecho-, pero sí la regencia de su madre, María Cristina de Habsburgo-Lorena, durante sus 16 primeros años de vida

Finalmente, como todos sabemos Juan Carlos I fue nombrado rey en 1975, después de una república, una guerra civil y una dictadura de cuarenta años.

En España

    0
    comentarios

    Servicios