Menú

Podemos copia las estructuras de "la casta"

Además de prepararse para las próximas elecciones Podemos debe ahora articularse como una organización política. Y en ello están.

225
Además de prepararse para las próximas elecciones Podemos debe ahora articularse como una organización política. Y en ello están.
Pablo Iglesias en una de sus últimas reuniones con militantes. | Archivo

Además de prepararse para las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2015, Podemos tiene otro trabajo en estos momentos: articularse como una organización política. Y en ello están.

Desde el partido liderado por Iglesias se ha difundido un pre-borrador, redactado por un equipo próximo a Iglesias, sobre el que "empezar a discutir entre todos y todas los principios y los planteamientos organizativos que queremos".

Un pre-borrador que no aporta muchas novedades. La estructura de partido que plantean en él es más que parecida a la tradicional, aunque eso sí, utilizando en todo momento su propia y recurrente denominación para sus órganos. Sus Congresos de partido se llaman Asambleas Ciudadanas, y a la cabeza visible de la formación se le evita llamar líder para conocerlo como "un simple portavoz".

Este texto ha sido remitido a las bases de la formación para que sea discutido en los círculos locales de cara a la asamblea fundacional que la formación celebrará el próximo otoño, cuando tendrá que aprobar un documento definitivo que presentar ante el Ministerio del Interior.

"Defender la democracia"

El objetivo de Podemos que se plantea en este primer borrador es "crear la estructura organizativa más democrática y abierta que ha conocido nunca nuestro país", aunque la realidad es que, el documento, propone la clásica estructura de organización de los partidos que ellos consideran "de la casta": con un líder, una ejecutiva y órganos de dirección.

Aunque aportan lo que ellos consideran "una novedad": la participación. Los miembros de Podemos elegirán directamente al líder del partido así como a los cargos de sus estructuras a través de listas abiertas. Eso sí, una vez elegido, su "portavoz" -en estos momentos y, de forma indiscutible, Pablo Iglesias- tendrá capacidad de formar una ejecutiva con los nombres que él proponga y la capacidad para adaptar la línea política "a las circunstancias del momento".

Pero ellos insisten en que "los afiliados tendrán la última palabra en las cuestiones esenciales". Incluso podrán revocar a su líder. Eso sí, no será algo fácil: necesitarán el aval de un 30% de los afiliados.

Afiliados que, desde ahora, tendrán que registrarse y suscribir los compromisos éticos. Entonces tendrán derecho "a voz" en todos "los espacios de discusión" y "a voto" mediante un "código de votación permanente". A la vez que se elimina el carné de partido y se anuncia que esta afiliación es gratis, también se les "invita" a hacerse colaboradores económicos de Podemos.

La Asamblea Ciudadana

El pre-borrador señala a la Asamblea Ciudadana como el máximo órgano de decisión, formada por todos los afiliados y con reuniones cada tres años. Entre sus funciones, muy parecidas a las de un Congreso, se incluye determinar la línea política de la organización, aprobar sus estatutos y señalar la forma en la que se elaborará tanto su programa como los principios por los que se conformarán las listas electorales.

En manos de esta Asamblea se dice que también estará determinar "posibles alianzas" con otras fuerzas políticas y sociales. Una opción que como publicó LD es más que probable para las próximas municipales.

Además, esta Asamblea deberá elegir a las 80 personas que formaran del Consejo Ciudadano, un aparato similar a la Junta Directiva Nacional del PP o al Comité Federal del PSOE. Se trata del máximo órgano entre Asambleas Ciudadanas y el encargado de aprobar los borradores de los programas electorales de Podemos que después serán discutidos "de manera abierta" por todos los afiliados "de manera telemática o presencial".

Podemos también plantea un Consejo de Coordinación, compuesto por entre diez y quince personas propuestas por el portavoz, ahora Iglesias, al Consejo Ciudadano. Su objetivo es dar continuidad a la línea política acordada en las Asambleas Ciudadanas.

El partido de Iglesias también tendrá una comisión de Derechos y Garantías, compuesta por nueve miembros titulares y nueve suplentes, que tendrá la función de velar por el resto a los derechos de los miembros de Podemos y las normas de funcionamiento de la organización. Y se avisa: "Ante las faltas muy graves, que puedan implicar la expulsión de la organización, contará con el apoyo de un jurado elegido por sorteo entre todos los miembros de Podemos".

La unidad básica de organización afirman, continuará siendo el Círculo, sectorial o territorial. En los municipios, la Asamblea Ciudadana será la encargada de adaptar la línea política de la organización a la localidad y también los principios generales de elaboración de los programas y listas electorales. El mismo proceso se utilizará a nivel autonómico.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios