Menú

Pujol Ferrusola niega el cobro de comisiones ilegales y queda libre sin medidas

El imputado ha negado haber cobrado comisiones ilegales de la Generalidad.

232
Jordi Pujol Ferrusola llega a la Audiencia.

El primogénito de los Pujol, Jordi Pujol Ferrusola ha declarado durante cinco horas ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, quien le imputa un delito de blanqueo de capitales y otro contra la Hacienda Pública por las "comisiones ilegales" que sus empresas habrían presuntamente recibido a través de contratos suscritos con la Generalidad.

Durante el interrogatorio, el imputado ha señalado que las adjudicaciones por parte del gobierno catalán a sus empresas se produjeron cuando su padre Jordi Pujol i Soley llevaba ya dos años sin presidir esta autonomía, cargo que abandonó en diciembre de 2003. Dichas adjudicaciones, según lo declarado por Pujol Ferrusola, se firmaron cuando gobernaba el tripartito en Cataluña y cuando la mayoría de ayuntamientos estaba gobernados por el PSC.

Asimismo, según fuentes presenciales en la declaración, el imputado ha señalado que sólo cobró dinero por los trabajos "legales" que llevó a cabo mientras que ha negado haber recibido comisiones de dinero irregulares por trabajos "ficticios", tal y como señala la UDEF.

Según informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) entregado al juez, al que ha tenido acceso Libertad Digital, "las millonarias comisiones percibidas por Jordi Pujol Ferrusola tienen su génesis en un negocio, mayormente involucrado con el área pública de la administración".

No responde a preguntas sobre su padre

El hijo del expresidente catalán llegó a las 9:30 horas a la Audiencia Nacional, vestido de traje y acompañado de sus abogados, para ser interrogado por el instructor. La declaración comenzó a las 10:40 horas y se extendió durante cinco horas, en las que cuatro de ellas ha respondido a las exhaustivas preguntas de Ruz y la hora restante al resto de partes, según han informado fuentes jurídicas.

Las únicas preguntas que el imputado se ha negado a responder han sido las relacionadas con el comunicado que su padre hizo público el pasado 25 de julio cuando Pujol i Soley reconoció tener dinero no declarado en el extranjero.

Pujol Ferrusola tampoco ha querido responder a las preguntas que se le han formulado relacionadas con sus movimientos bancarios en Andorra que ya han sido solicitados por el juez Ruz vía comisión rogatoria.

El pasado mes de julio, tras la confesión de Pujol padre, Ruz cursó una comisión rogatoria a Andorra para recabar "toda la documentación o información que estuviera a disposición de la Banca Privada de Andorra de productos bancarios y/o fondos de los que se hayan visto beneficiados" ambos imputados y las cinco mercantiles de las que son propietarios el exmatrimonio.

Libre sin medidas

Jordi Pujol Jr. ha abandonado poco antes de las 16 horas el tribunal por su propio pie, en libertad, y acompañado por su abogado Cristóbal Martell. Se fue tal y como llegó, siendo un hombre libre sin ninguna restricción legal. No se le ha prohibido salir de España ni se le ha retirado al pasaporte para que pueda abandonar Europa. Tampoco se le ha obligado a comparecer cada cierto tiempo ante la autoridad judicial. El imputado continúa teniendo total libertad de movimientos.

La razón es que la Fiscalía Anticorrupción no ha solicitado ninguna medida cautelar para el hijo mayor del expresidente de la Generalidad- Tampoco lo ha hecho la Abogacía del Estado, perjudicada directa de este posible fraude, por lo que el juez Ruz no ha podido acordar ninguna medida contra él ya que así lo establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El caso estalló a finales de 2013 cuando el instructor recibió la denuncia que la exnovia de Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez, presentó ante su juzgado asegurando que vio cómo el primogénito de los Pujol viajaba a Andorra para trasladar una mochila llena de billetes de 500 euros.

Por su parte, Mercedes Gironés ha llegado pasadas las 15:30 horas al tribunal en un taxi vestida de negro y con unas grandes gafas de sol. La imputada ha declarado durante dos horas y media y ha respondido a la mayoría de preguntas excepto a las relacionadas con la comisión rogatoria de Andorra.

Al interrogatorio, celebrado en la sexta planta de la sede de la Audiencia Nacional ubicada en la calle Prim (Madrid), han asistido junto con el juez las defensas de Pujol Ferrusola y Gironés -ejercida por los letrados Cristóbal Martell y Alberto Carrillo-, la teniente fiscal de Anticorrupción Belén Suárez y el representante de la abogacía del Estado, parte personada en esta causa.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco