Menú

Mas y los de la vara, en otro paso hacia el 9-N

Rebelión de los alcaldes con los guardias urbanos vestidos de gala; el frente nacionalista aviva la campaña del referéndum con actos "institucionales"

(Barcelona)
544
Rebelión de los alcaldes con los guardias urbanos vestidos de gala; el frente nacionalista aviva la campaña del referéndum con actos "institucionales"
Los alcaldes separatistas en Barcelona | EFE

El proceso del presidente de la Generalidad, Artur Mas, y del líder de ERC, Oriol Junqueras, es una fábrica de días históricos. El pasado sábado, Mas firmaba el decreto en medio de un gran boato con salida a la plaza de San Jaime para saludar desde los tercios. Este viernes celebraba una "cumbre histórica" de los partidos embarcados en el referéndum ilegal y tras siete horas de reunión se decidía mantener la "unidad de acción" y la fecha del 9-N. Hablaron todos, desde el presidente Mas al representante de la CUP, David Fernàndez, que ante el pasmo de los concurrentes pidió disculpas a los periodistas y a los ciudadanos por no poder revelar los detalles del plan acordado intramuros. "Ni un paso atrás", "se mantiene el pulso", "nos defendemos de una ofensiva del búnker" y otras frases por el estilo pretendían mostrar la cohesión inquebrantable del frente independentista.

Este sábado, nueva jornada para la historia. Los alcaldes, los presidentes de las diputaciones provinciales y las asociaciones de munícipes por la independencia eran recibidos en el Ayuntamiento de Barcelona por el alcalde Xavier Trias, que pronunciaba un discurso sobre las insólitas, inéditas y felices circunstancias en las que acogía a sus colegas, teóricos depositarios de un mandato popular expresado en mociones de apoyo al referéndum. Más simbolismo, retransmisión en directo por TV3 y Catalunya Ràdio, los alcaldes con las bandas y las varas, los mossos con "espardeñas" y sombrero de copa y la guardia urbana con los cascos de acero bruñido y casacas rojas. Paseo por la plaza hasta el edificio de la Generalidad, recibimiento solemne de Mas y entrega de las mociones, uno a uno hasta poco más de novecientos de alcaldes, muchos de ellos del PSC. Reunión y discursos. Un nuevo despliegue a favor del referéndum que suple a la perfección la suspendida campaña "institucional".

El proceso continúa. El bloque nacionalista no contempla los días normales. Cada día da un paso más en contra de la justicia, de la ley y del Tribunal Constitucional, cada día se pronuncian grandes discursos en medio de solemnes actos al abrigo de los muros de Palacio, cada día se firman mociones, decretos, manifiestos que desafían la suspensión. Todos los días hay una lección de democracia por parte de Mas, la Generalidad, Junqueras y en esta ocasión de los alcaldes.

La insistencia en que se votará el 9 de noviembre es un dogma de fe. La certeza que muestran los principales líderes nacionalistas es absoluta. Ayer fue el turno de Trias, de Vila d'Abadal, alcalde de Vich, y de Miquel Buch, uno de los nacionalistas con un discurso más radical, alcalde convergente de Premià de Mar, presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM). No albergan la más mínima duda sobre la celebración del 9-N, "la fiesta de la democracia", según no se quiso ahorrar el alcalde de Barcelona. Y más lecciones. Vila d'Abadal instó a "seguir hablando" a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, pese a que la plaza de San Jaime presentaba un insólito aspecto. Lucía un sol radiante, pero sólo unas decenas de activistas independistas aplaudieron a los alcaldes.

Como no podía ser menos, Mas cerró el acto, que en buena parte fue una exhibición de apoyo personal de los alcaldes al presidente de la Generalidad. Y un homenaje también a Muriel Casals, presidenta de Òmnium, y a Carme Forcadell, la de ANC, presentes en el nuevo acto nacionalista de "insumisión institucional".

Mas afirmó que "el pueblo de Cataluña se enfrenta a la intolerancia y hostilidad del Estado, a las trampas, muros, rocas, a todo lo que nos ponen por delante para que no podamos seguir avanzando. Nuestro mensaje por mucho que intenten parar la voz del pueblo de Cataluña, ellos no lo conseguirán, nosotros sí", declaró esta vez Artur Mas. El acto se cerró con los gritos de independencia, las varas de los alcaldes en alto y la interpretación de "Els Segadors". Si hoy es 4 de octubre, Mas dijo que la imagen de los alcaldes pasará a la historia. A falta de propaganda institucional, la Generalidad y Junqueras han optado por exhibiciones diarias, una campaña electoral permanente con el objetivo del 9-N.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation