Menú

Arturo Pérez Reverte se harta del PSOE

La decisión de que el escritor dirigiera la exposición del Bicentenario de la Constitución no gustó al PSOE.

1
La decisión de que el escritor dirigiera la exposición del Bicentenario de la Constitución no gustó al PSOE.

Tal día como hoy, 24 de marzo, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada la reacción del escritor tras las críticas del Partido Socialista a su nombramiento como Comisario de la Exposición Cádiz 1812.

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Cádiz pidió explicaciones a la alcaldesa por la presencia de Pérez Reverte en la Comisaría de la Exposición Cádiz 1812. Rafael Román, alias "Franquito", pidió que el Ayuntamiento aclare el cometido que iba a desempeñar el académico como comisario de la exposición, ya que en el anuncio de adjudicación provisional de dicho puesto se recogía que recibiría por el contrato de servicio 150.000 euros.

La respuesta de Pérez Reverte fue tajante: "No se trata de sacar pasta, la pasta la saco yo de otro sitio, sino del cariño que le tengo a Cádiz. Y si Cádiz quiere, lo haré con mucho gusto y muy bien". Además, dijo: "No he firmado nada. Si les parece mal, me quito de en medio".

Arturo Pérez Reverte aseguró que los 174.000 euros consignados para la exposición sobre el Bicentenario, cubrían los gastos de dos años de trabajo, viajes, hoteles y un compromiso recompleta responsabilidad con la muestra: "No quiero prestar mi nombre o hacer un simple papel de escaparate, sino dirigir todas las fases, desde la planificación hasta la ejecución, hacerlo sobre el terreno, y tener, como en Madrid, un equipo cualificado de historiadores civiles y militares trabajando conmigo durante todo el tiempo".

Dos días después se supo que el PSOE iba a hacer otra celebración de las Cortes de Cádiz para sabotear a Pérez Reverte. El Consorcio impulsado por el Partido Socialista quería poner en marcha otra exposición con el título ‘Cádiz, capital del Reino’, trasladando al visitante a la ciudad de 1812 a través de recorridos relacionados con la sociedad de la época. La intención era que esa exposición reinaugurara coincidiendo con el inicio oficial de los actos del Bicentenario, el 19 de marzo de 2012 y se mantendría hasta octubre de ese año.

El escritor aprovechó la presentación de uno de sus libros para cargar contra la clase política española: "España es el único país donde los políticos no tienen que tener el bachillerato para ocupar un cargo, por lo que no se puede esperar gran cosa". El escritor confesó "la tristeza que le produce saber cómo se trata la historia en los colegios de España". Un hecho que provocaba que “seamos huérfanos en manos de cualquiera, ya que sin la historia nos despojamos de la memoria de verdad, de la de hace más de 3.000 años, no sólo la de 1.939, y privamos de comprender la historia a las nuevas generaciones”. Asimismo, consideró que esto era consecuencia “de una clase política que no ha leído un libro".

Meses después, en septiembre de 2012, el escritor dirigió una carta a la alcaldesa de Cádiz en la que decía que abandonaba el proyecto, molesto por las críticas sobre el presupuesto asignado que había recibido desde los partidos de la izquierda. El teniente alcalde de Cádiz 2012 lamentó que las reiteradas críticas hacia la decisión de que Pérez Reverte fuera comisario de la exposición provocaran la renuncia de éste.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios