Menú

El nuevo presidente del Parlamento andaluz, sin estudios y multado por el Banco de España

Como Susana Díaz, es político de aparato y carrera interna.

Pedro de Tena (Sevilla)
221
Susana Díaz aplaude a Juan Pablo Durán este jueves | EFE

Juan Pablo Durán, secretario provincial del PSOE en Córdoba y diputado electo, ha sido elegido presidente del Parlamento andaluz de la X legislatura en segunda votación y con el único apoyo de los 47 diputados socialistas al no haberse logrado un acuerdo entre los diferentes grupos que componen el nuevo arco parlamentario.

PSOE-A y PP-A son las dos únicas formaciones que han presentado candidatos a la Presidencia del Parlamento, Juan Pablo Durán y Manuel Andrés González, respectivamente. El resto, -Podemos, Ciudadanos e IULV-CA-, han declinado esta opción. El candidato popular ha obtenido 33 votos y se han registrado 29 votos en blanco.

Ha sido necesaria una segunda votación dado que el Reglamento de la Cámara recoge que el presidente debe ser elegido por mayoría absoluta. En la primera votación se registraron 47 votos para, Juan Pablo Durán recibió 47 votos, 33 para Manuel Andrés González y 29 en blanco.

Un hombre del aparato

Nacido en Córdoba en 1964, Durán está casado y es padre de dos hijas y un hijo. Fue portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Córdoba tras encabezar la lista del PSOE en las elecciones municipales de 2011, reto que asumió siendo ya secretario provincial del partido, responsabilidad a la que accedió en 2008 y para la que fue reelegido en julio de 2012.

Desde el año 1996 milita en el PSOE, partido en el que ha ocupado la secretaría de Administración en el período 2000-2004 y la secretaría de Organización en el mandato (2004-2008). En la actualidad también forma parte del Comité Federal del PSOE.

Como Susana Díaz, es político de aparato y carrera interna que abundan en el PSOE en Andalucía. Conoce como nadie las tripas de la formación en Córdoba, de la que es secretario general desde 2008. A lo que se suma otros ocho como responsable de Finanzas y Organización (desde 2000).

Carece de estudios superiores universitarios, algo de lo que se ha lamentado en muchas ocasiones. Una mancha en su currículum político por la que sus adversarios han atacado cada vez que su vehemencia discursiva cogía decibelios. En su hoja laboral consta una corta estancia en la gerencia de Rimacor SA, una empresa de residuos de la madera nacida al abrigo de la Junta en su día, participada entonces por la empresa pública Egmasa, plagada de escándalos y enchufismo.

En 2011, y siendo ya el jefe de filas socialista en Córdoba, se presentó a las elecciones municipales de Córdoba capital. Obtuvo uno de los peores resultados en la historia de los socialistas: cuatro concejales. Última fuerza de la ciudad.

En 2014, dejó su acta de concejal para ser designado senador por el cupo autonómico. Con la llegada de Susana Díaz a la Junta,quiso ser consejero de la Junta, pero el hecho de ser secretario provincial se lo impidió.

Se presentó a las recientes elecciones autonómicas como cabeza de lista por Córdoba. Ahora puede sustituir a otro cordobés, Manuel Gracia, ex consejero y el último presidente veterano de la Cámara.

Multado por el Banco de España

Durán ha sido expedientado y sancionado por el Banco de España por la intervención de Cajasur en mayo de 2010. Fue miembro del consejo de administración y estuvo en otros órganos internos en la etapa más agitada de la entidad de ahorros de la Iglesia. La multa impuesta por el supervisor bancario y ratificada por la Audiencia Nacional ha sido de 64.000 euros.

Aunque Durán abanderó la fusión fallida con Unicaja, su participación en las decisiones de Cajasur sobre política crediticia y de riesgos y la falta de control de las mismas le valió al Banco de España para sancionarlo por no haber puesto remedio en ello.

No está exento de episodios polémicos y controvertidos, como la defensa que hizo de la exalcaldesa de Peñarroya, la socialista Luisa Ruiz, imputada en las irregularidades de los fondos mineros del Miner, haciendo un símil en sus críticas al PP con los asesinatos en la Guerra Civil.

Han destacado sus críticas al rejoneador cordobés Antonio Cañero por su presunto pasado vinculado al bando franquista en la Guerra Civil, una obsesión para Durán y ha organizado la defensa sin fisuras de algunos dirigentes del PSOE en Córdoba que, como el caso del exdelegado de Empleo Antonio Fernández, han terminado sentados delante de la juez Alaya por los cursos de formación.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La "enfermedad" de Sánchez que aterroriza al PSOE
    2. Rufián, indignado con Iglesias: "Mientes a sabiendas y marcas un antes y un después"
    3. Trabajo recorta de nuevo las pensiones máximas por la puerta de atrás
    4. Los CDR ultiman la encerrona al Gobierno y la Generalidad desaconseja la Lonja de Mar
    5. Los mayores enemigos del conductor: estas son las autonomías que más encarecen la gasolina
    0
    comentarios

    Servicios