Menú

Extrabajadores del marido de Manuela Carmena denuncian las "dos caras" de la candidata

Fueron contratados como "falsos autónomos", trabajaron un año sin cobrar y no han recibido un euro, pese a que la Justicia les dio la razón.

Sandra León
Manuela Carmena . | EFE

Los extrabajadores de i3 Consultores se sienten engañados por la candidata de Ahora Madrid, la plataforma ciudadana apoyada por Podemos. Este grupo de arquitectos no entiende cómo Carmena puede "enarbolar la bandera de la lucha de los trabajadores", cuando su marido les tuvo contratados "como falsos autónomos", para posteriormente estar hasta un año sin pagarles. A pesar de que los tribunales les dieron finalmente la razón, los trabajadores nunca llegaron a cobrar, porque Eduardo Leira, esposo de Carmena, traspasó todos sus bienes a la ahora candidata y se declaró insolvente.

Tal y como ha podido confirmar Libertad Digital, los hechos se remontan al año 2010 y nos sitúan en el estudio de arquitectura de Eduardo Leira, un profesional de renombre dentro de su sector. Hasta ese momento, el marido de Manuela Carmena tenía a todos sus trabajadores contratados como falsos autónomos. A finales de 2009, el Colegio de Arquitectos anunció una oleada de inspecciones contra esta práctica irregular bastante extendida, así que Leira procedió a hacerles un contrato en condiciones. O al menos eso pensaban ellos. El dueño de i3 Consultores les dijo a sus trabajadores que no tenía dinero para hacer frente a tal desembolso y lo que les puso encima de la mesa fue un contrato de técnicos de cálculo, una categoría notablemente inferior a la suya y en la que cobrarían menos que como falsos autónomos. Aún así, todos aceptaron, ya que "la construcción ya estaba en plena crisis y no había otra opción".

Pasó el tiempo y, justo antes de irse de vacaciones, Leira les reunió a todos para decirles que no tenía dinero para pagar las nóminas de aquel mes, porque "aún estaba a la espera del pago de un supuesto inversor americano". La justificación se repitió durante los siguientes 7 meses. Un tiempo en el que los trabajadores denuncian que el marido de Manuela Carmena "no dejaba de viajar a China en primera y se paseaba la ciudad con un Lexus de alta gama", mientras ellos seguían sin cobrar. "Ni nos pagaban, ni nos despedían, pero tampoco podíamos irnos, porque perdíamos el paro y todos nuestros derechos".

La situación era tal, que finalmente decidieron acudir a los tribunales y éstos acabaron dándoles la razón. La justicia condenó a Eduardo Leira a pagarles todos los meses que les debían, pero también las correspondientes indemnizaciones por haberles tenido contratados como falsos autónomos primero y como técnicos de cálculo después. Hasta ahí, todo parecía solucionado. El problema para los empleados llegó a la hora de ejecutar la sentencia. La empresa en cuestión se declaró insolvente y, tras hacer las correspondientes investigaciones, su abogado les informó de que Eduardo Leira no tenía patrimonio alguno con el que pagar sus deudas, porque en noviembre de 2010, justo cuando llevaban 5 meses sin cobrar, el dueño de i3 le había traspasado todos sus bienes a su mujer, Manuela Carmena, haciendo así efectiva la separación de bienes que años antes les había sido otorgada, pero que hasta ese momento no habían llevado a la práctica.

Los empleados decidieron entonces presentar una querella contra ambos "por la presunta comisión de un delito de alzamiento de bienes". En un primer momento, la querella fue admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid. Sin embargo, la causa fue finalmente sobreseída, al considerar que el traspaso de bienes no tenía como fin defraudar a sus trabajadores, sino hacer frente a un préstamo de Bankia que Leira había garantizado con los bienes propios y los de su mujer.

Con la sentencia en la mano, no se puede afirmar, por tanto, que Carmena hiciera algo ilegal. Sin embargo, los trabajadores se sienten "engañados", al ver que la candidata de Ahora Madrid "se presenta como defensora de los trabajadores". "Es muy fácil decir que eres eso, pero hay que demostrarlo, y cuando el dinero que te juegas es el tuyo, ya parece que no lo es tanto", dice Antonio. "Lo que está claro es que su marido ha tenido a dos equipos de arquitectos explotados en su empresa, primero trabajando como falsos autónomos y luego haciéndoles un contrato basura como técnicos de cálculo. Y no sólo eso, sino que han estado sin cobrar durante muchos meses y no han sido capaces de despedirlos. Conocer estos hechos y permitirlos -continúa- no es la forma de actuar de alguien que se considera defensor de los trabajadores". El resto de denunciantes coinciden. "En este caso -dice David-, Carmena tenía en su propia casa una gran oportunidad para defendernos y no lo ha hecho. Es una pena que no se haya metido antes en política para defendernos a nosotros de su marido".

Muriel y Carlos, dos extrabajadores que tuvieron que emigrar a Chile tras casi un año sin cobrar, se muestran igual de dolidos. "Es más de lo mismo -dice ella-, es todo un bluf hacia afuera y lo que predican de todo el tema social, en su casa no lo cumplieron". "Nos parece una burla", añade Carlos. "España está harta de políticos que tienen dos caras y esto nos parece un capítulo más".

El caso de este matrimonio es probablemente uno de los más difíciles. Cuando dejaron de cobrar, ya tenían dos hijos y Muriel se quedó embarazada del tercero. Ambos trabajaban en i3 Consultores y se sentían literalmente atrapados en la empresa. Si se iban de forma voluntaria, no podrían cobrar el paro, y encontrar trabajo en nuestro país en plena crisis iba a ser una misión imposible, así que no tenían más remedio que aguantar. Sin embargo, pasaron los meses y "ese supuesto inversor americano" no apareció, así que decidieron acudir a la justicia y tomar la decisión más difícil de su vida: hacer las maletas y poner rumbo a Chile, donde, afortunadamente, ambos encontraron trabajo.

"No es fácil deshacer todo lo que uno ha construido, deshacer tu casa, tu círculo de amigos y coger tus cosas y marchar", reconoce Carlos. "Para los niños no fue fácil, el mayor aún piensa que vamos a volver", dice apesadumbrada Muriel. Ninguno esconde su dolor: "siempre esperamos un poco de humanidad".

Desde Libertad Digital, hemos tratado de recabar la versión de Manuela Carmena, que, desde un primer momento, ha atendido todas nuestras llamadas y nos ha facilitado toda la documentación que le hemos solicitado. Sin embargo, al escuchar los testimonios de los extrabajadores denunciando sus "dos caras", la candidata ha declinado responder a las acusaciones vertidas contra ella.

En España

    Lo más popular

    Servicios