Menú

Raúl Romeva, un descarte de los eco-comunistas, encabeza la lista de Mas

Carme Forcadell, expresidenta de la ANC, y Muriel Casals, de Òmnium, ocupan las siguientes plazas; Mas será el cuarto y Junqueras irá en el puesto 5.

(Barcelona)
75
Raúl Romeva, un descarte de los eco-comunistas, encabeza la lista de Mas
Raül Romeva en un spot de ICV | Imagen TV

Raül Romeva, exeurodiputado de Iniciativa per Catalunya (ahora integrada en Podemos), será el cabeza de cartel de la candidatura unitaria de Mas. Romeva abandonó su partido el pasado marzo y se especuló entonces con la posibilidad de que se convirtiera en el sustituto de Carme Forcadell al frente de la entidad separatista Asamblea Nacional Catalana (ANC). Ese intento no cuajó porque Romeva es prácticamente un desconocido en las filas del independentismo, al que se convirtió durante su estancia en el Parlamento Europeo, en el que coincidió y colaboró estrechamente con el representante de Convergència, Ramon Tremosa, y con Oriol Junqueras.

Romeva ejercía en Europa de ecologista, pero se adhería entusiasmado a las ocurrencias de CDC y ERC, como la de pedir a la Comisión Europea que sancionase a Pepe por un lance en un partido entre el Barcelona y el Madrid o que se prohibieran las maniobras aéreas del Ejército en Cataluña porque "intimidan a la población". Cuando quedó fuera de las listas para las europeas comenzó el proceso de distanciamiento con IC y su aproximación al entorno separatista.

Relación con Junqueras

Por entonces, Junqueras ya ejercía de sostén de Mas, a pesar de su título de "jefe de la oposición". Su nombre ha sido impuesto por Oriol Junqueras frente a la apuesta del president, que abogaba por Carme Forcadell, ex líder de la ANC y exconcejal de ERC en Sabadell. Forcadell, funcionaria lingüística de la Generalidad, está enfrentada con la actual dirección de los republicanos. Aceptada la humillación de ceder a las presiones de Mas, Junqueras aún tuvo un resto para evitar que su adversaria y excompañera liderara la candidatura.

En tercer lugar figura Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural y figura vinculada también a IC, que la designó durante años representante del partido en el consejo de administración de TV3 y Catalunya Ràdio.

Al "tridente" se suman Mas, en cuarta posición, y Junqueras, en el número cinco. Los puestos seis y siete corresponderán también a "independientes no políticos", cuyos nombres todavía no han trascendido, y a partir del octavo puesto, CDC y ERC se reparten las posiciones en una proporción de 60%-40%.

Así pues, la candidatura unitaria que en principio debía ser una combinación de "civiles" y políticos se ha quedado en una lista con cinco puestos para las entidades separatistas y el resto para Mas y Junqueras, reparto del que sale muy perjudicada ERC.

Independencia en seis u ocho meses

Eso sí, si la lista gana, Junqueras tiene garantizado un cargo de vicepresidente en el gobierno de coalición. De facto, Mas ha sustituido a Unió por ERC y ha convertido la candidatura "cívica" en una plataforma personal con tres comparsas por delante y con el partido republicano como muleta.

A cambio del jaque mate a ERC, Junqueras presume de que el gobierno regional dispone de un plan para proclamar la independencia de Cataluña entre seis y ocho meses después de celebradas las elecciones que Mas pretende plebiscitarias, una segunda vuelta "legal" del referéndum del 9-N.

En círculos convergentes se especula que con el "fichaje" de Romeva, que fue descartado por IC para encabezar su última candidatura en las elecciones europeas, Mas pretende apelar al voto de izquierdas que atrae el proyecto de Podemos en Cataluña, que está a punto de llegar a un acuerdo con IC y los partidos antisistema como el de la monja Forcades o Barcelona en Común, de Ada Colau y su pareja, para asumir la "vía escocesa".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios