Menú

Podemos mandará en Cataluña con Romeva de presidente

La prensa internacionaliza el proceso, que diría Mas, y suben las apuestas en las quinielas sobre el próximo presidente catalán.

0
La prensa internacionaliza el proceso, que diría Mas, y suben las apuestas en las quinielas sobre el próximo presidente catalán.
Raúl Romeva. | EFE

El Mundo celebra que "los mayores empresarios de Cataluña dan la espalda a Mas". Si "a buenas horas mangas verdes" o "nunca es tarde si la dicha es buena", está por ver. El editorial dice que Mas se comportó ayer como el zorro de las uvas verdes al "restar importancia a las declaraciones de Obama" y que "respiraba por la herida". Y eso que "es el tercer revés" tras Merkel y Cameron y ya tenía que estar acostumbrado. Según El Mundo, "Mas no ha podido encajar esos duros golpes" y por eso se le ve tan abatido. "La posición de Mas borda el ridículo cuando simula que él conoce mejor que nadie lo que van a hacer Alemania o Gran Bretaña". Porque "todo indica que una Cataluña independiente quedaría aislada de la comunidad internacional y fuera de la UE", dice convencido. Victoria Prego llama al presidente catalán "Felipito Takatúm". Pero Victoria, hombre, un respeto. Es que no le cabe en la cabeza que a Mas le "resbalen las advertencias" de la gente que manda en el mundo. No entiende que las considere "naderías" que dicen "porque el Gobierno español le ha dado la lata y se lo ha pedido". A lo mejor es porque lee en El Mundo cosas como esta: "Así se tejió la intervención de Obama frente a Mas. Margallo, Moragas, Costos, Rice , Méndez de Vigo y Morenés fraguaron el respaldo internacional de Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido". ¡Caramba!, más que dar la lata les sometieron a tortura.

El País publica un informe sobre los "efectos de la independencia". "Cataluña dejaría todos los organismos internacionales". ¿Ves? Si ya lo decíamos nosotros. Dicho informe lo ha hecho la Fundación Alternativas, "vinculada al PSOE". Y "describe la situación de aislamiento internacional a la que quieren conducir a los catalanes los partidarios de la secesión de frente a España". El problema es que si Mas y sus juntos se pasan por el arco del triunfo lo que digan los que mandan en el mundo ni te digo lo que van a hacer con un informe del PSOE. El profesor Félix Ovejero le da un par de guantazos a Podemos por su deriva nacionalista. "Podemos se ha convertido en un centro de acogida y reciclaje de izquierdas nacionalistas. Partidos políticos agonizantes, junto con nacionalistas electoralmente estériles por su cuenta pero dispuestos a parasitar a cualquiera mientras puedan sembrar su mensaje, han vampirizado el proyecto. Una película que ya hemos visto y cuyo final conocemos: una izquierda acobardada ante el delirio nacionalista, puramente reactiva, que sólo sabe decir que no, a bulto y sin razones, y que oculta su falta de ideas con pirotecnia y efectismos (...) Lo que pueda pasar con Podemos importa poco. Lo que pase con las energías que han malbaratado, mucho. Quedan a la espera". Pues nada que añadir, señor Ovejero, que tiene más razón que un santo.

ABC también se va fuera de nuestras fronteras. "Occidente desmonta la independencia". José María Carrascal dice que "hemos llegado a un callejón sin salida, por la ambición de unos y la pasividad de otros, me refiero a los gobiernos del PP y el PSOE, que vendieron su primogenitura por el plato de lentejas de los votos que el nacionalismo catalán les ofrecía a cambio de facilitar su gestión". Pues antes los periodistas hacían grandes halagos a la responsabilidad y sentido de Estado de Pujol y los nacionalistas catalanes por facilitar la gobernabilidad. Espero que Carrascal no figure entre ellos, la memoria no me alcanza para tanto. Gabriel Albiac tiene otro culpable. "Quien metió la palabra 'nacionalidad' en la Constitución del 78 activó la espoleta". ¿Quién fue? Que venga que le vamos a partir la cara. El editorial hace un llamamiento desesperado a la "mayoría silenciosa constitucionalista que a menudo no vota por pereza o indolencia" para que rectifique y vaya a votar. Pero Ignacio Camacho revienta la estrategia pregonando lo que ya decía este periódico ayer. Que Mas va diciendo por ahí que va de farol, que "lo de la independencia es sólo un órdago para meter presión al Estado". Ah, pues entonces nos vamos a la playa, que es el puente de la Mercé, dirán los vagos a los que alude el editorial.

La Razón lleva una encuesta que dice que Podemos decidirá el futuro de España. "Primera semana de campaña: en manos de la marca Podemos". Que Dios nos pille confesados. Alarma en el editorial. "Pablo Iglesias se ha comprometido a no investir a Mas, no ha hecho lo propio con otro posible candidato secesionista". Fernando Rayón lo tiene superclaro. "Catalunya Sí que es Pot apoyará a un presidente independentista. Y lo hará no sólo porque Lluis Franco Ravell ya votó sí y sí en el referéndum ilegal, sino porque defienden el derecho a decidir y también porque será la ocasión de que ese apoyo implique la condición de que Mas no encabece el nuevo Gobierno de la Generalitat. Romeva, un hombre que no esconde su comunismo, será el elegido". Menuda carambola. Y a todo esto, ¿qué pasa con Junqueras? ¿Es que nadie le hace ni caso? Va a acabar llorando y con razón.

La Vanguardia dice que "el Cercle pide una consulta si hay mayoría del sí el 27-S". No es que esté cantando el 'qanda farnanda sátama asaba pantalán', es que Círculo en catalán se escribe Cercle y se les ha olvidado ponerlo bien en su versión en castellano. Lleva una entrevista al candidato de Podemos, el próximo mandamás en Cataluña, por ahora un tal Lluis Rabell. Dice que "no soy independentista, pertenezco a la tradición federalista". ¿Y entonces por qué voto sí-sí el 9-N? ¿Es que todos los podemitas tienen la misma empanada mental? Dios nos asista y se apiade de nosotros, que la oración va a ser lo único que nos quede. Si nos queda.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD