Menú

Gabriel Rufián: el "cani" que triunfó de "indepe"

El candidato de ERC a las generales presume de charnego en un vídeo promocional con música flamenca de fondo

(Barcelona)
43

Flamenco, inmersión y extrarradio. El candidato de ERC para las próximas elecciones generales, Gabriel Rufián se presenta como el "Pijoaparte", el personaje de la novela de Juan Marsé. Rufián es "hijo y nieto de la inmigración", del barrio de Fondo de Santa Coloma de Gramenet, donde acaba la línea roja del metro de Barcelona. Y hace gala de sus orígenes en el vídeo de presentación del cabeza de lista.

Se pretende el estandarte de una nueva generación de independentistas, los herederos de los inmigrantes que en los años cincuenta y sesenta constituyeron la mano de obra que construyó la Cataluña actual. En el vídeo, y de entrada, se hace un elogio de la inmersión lingüística, de la erradicación del español en las escuelas, la vía, según Rufián, para la integración en Cataluña. De fondo suena una guitarra flamenca y varias personas definen a Rufián como un muchacho excelente. Sale su madre, que dice que la vocación política de su hijo, de 32 años, nació anteayer, cuando se afilió a Súmate, la organización de ERC en la que se acogen los castellanoparlantes.

Rufián habla las dos lenguas, pero insiste en usar el español (él dice castellano) para mostrar la pluralidad del separatismo, la infiltración del soberanismo en la ciudadanía catalana sin distinción de orígenes y lengua. Súmate está dirigida por Eduardo Reyes, parlamentario catalán de Junts pel Sí, número seis de la lista conjunta, y estandarte de ERC en su campaña sobre la inmigración. Reyes prometió que dejaría la presidencia de la entidad en cuanto consiguiera el acta de diputado. No fue así. En la reunión en la que se tenía que deliberar sobre el sustituto, Reyes se mostró renuente y su segundo, Rufián, a punto estuvo de liarse a puñetazos con un discrepante.

Se trataba de un encuentro a puerta cerrada poco después de las elecciones autonómicas del pasado 27-S. De cara al público, Rufián es un joven típico de la conurbación de Barcelona, un "cani" que se aupó a la candidatura de ERC pocos meses después de ejercer como portavoz en español de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la encargada de las macromanifestaciones del 11-S. Un advenedizo que provoca recelos en las bases de ERC y en la propia organización de procedencia, Súmate.

Poco se sabe de él. Presume de un master en relaciones laborales y se precia de haber trabajado para una empresa de selección de personal de la que no da el nombre. Lo que sí cuenta es que se pagó los estudios trabajando de dependiente en El Corte Inglés y que después ejerció el mismo oficio para una marca de moda instalada en el paseo de Gracia de Barcelona Su madre sólo da la pista de que se le alumbró la conciencia política con el comienzo del proceso separatista.

Ahora, personajes del relumbrón separatista como Oriol Junqueras, presidente de ERC, o Joan Tardà, el diputado ariete de los republicano y que le ha cedido el primer puesto en la lista, avalan a este personaje, al que definen como el sustrato independentista, el charnego que abraza la nueva patria, el joven de hablar pausado ("diplomático", dice uno de sus amigos en el vídeo), el hombre destinado a decir en Madrid que la independencia es imparable.

En la dirección de ERC se rebaten las críticas contra un candidato que ha sido tachado de "impresentable" con el argumento de que es la última vez que los republicanos catalanes se presentan a unas elecciones generales y que el papel de Rufián es tan sólo el de informar a Madrid de que Cataluña se ha erigido en república independiente.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios