Menú

Sánchez se compromete con Rivera a presentarle el lunes su candidato a presidir el Congreso

Los líderes del PSOE y Ciudadanos se reúnen en secreto en Madrid y se comprometen a un acuerdo "que refleje la pluralidad" de las urnas.

12
Sánchez se compromete con Rivera a presentarle el lunes su candidato a presidir el Congreso
Albert Rivera, este viernes en el Congreso | EFE

Es el primer encuentro que mantienen tras las elecciones del 20D. En secreto y por espacio de una hora, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, departieron en la tarde de este viernes, sin convocar a los medios, en un lugar de Madrid que ninguno de los dos partidos ha querido precisar. La cita 'privada' tenía por objeto abordar el complicado escenario de pactos que se abre tras los comicios generales, pero mucho antes, fijar posiciones antes de las sesión constitutiva de las Cortes Generales que se debatirán en el Congreso el próximo miércoles 13 de enero.

La composición del órgano rector de la cámara baja, la Mesa de la presidencia, ha ocupado el grueso de su conversación según fuentes de ambas formaciones consultadas por Libertad Digital. "Ambos se mostraron dispuestos a buscar un acuerdo global y de consenso con PP y Podemos sobre la composición de la Mesa que refleje la pluralidad política salida de las urnas". Y en aras de ese acuerdo, Sánchez "se ha comprometido a hacerle llegar a Rivera en un plazo de 72 horas el nombre del diputado socialista que aspirará a presidir el Congreso" y en el que todas las quinielas sitúan al ex lehendakari Patxi López.

Un compromiso que le arrancó Rivera al solicitar a Sánchez su propuesta sobre el nombre de la persona que el PSOE quiere proponer para presidente de la Cámara Baja. No todo fueron puentes, ya que el líder de Ciudadanos también "trasladó su negativa a vulnerar el reglamento del Congreso para que Podemos pueda constituir cuatro grupos parlamentarios y cuatro portavocías distintas", cuentan fuentes socialistas que no relatan la respuesta del líder del PSOE.

Ambos líderes políticos se emplazaron para seguir manteniendo el diálogo sobre la composición de los órganos del Congreso, así como a celebrar encuentros periódicos más allá de las reuniones que lleven a cabo los equipos negociadores de ambos partidos.

Rivera metía presión

Poco antes, en una rueda de prensa posterior a la primera reunión del grupo parlamentario naranja, Rivera pedía conocer cuanto antes los nombres de quienes aspiran a ocupar la presidencia de la cámara baja, la tercera institución del Estado. El líder centrista insiste en que quien ocupe el cargo sea de un partido político distinto al del Gobierno, por lo que Ciudadanos plantea que si finalmente se forma un nuevo Ejecutivo y es del mismo color político, el presidente del Congreso renuncie, algo que se pactaría previamente, para dejar paso a un diputado de otro grupo.

Desde el día después de las elecciones, Rivera ha insistido en que es al PSOE a quien corresponderá la responsabilidad de que la legislatura eche a andar. Ciudadanos se comprometió en campaña a abstenerse para facilitar que gobernase la lista más votada y cuatro días después de la cita con las urnas Rivera propuso un pacto a tres con populares y socialistas para preservar la unidad de España, amenazada por el referéndum secesionista que plantea Podemos, e impulsar las reformas que los centristas consideran fundamentales para modernizar España. Alguna de ellas, como la supresión de las diputaciones provinciales, fue duramente criticada por Sánchez durante la campaña electoral, donde también se empleó a fondo en descalificar las principales medidas económicas de Ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios