Menú

El Ayuntamiento de Valencia, contra el Banco de Alimentos: "Dan pipas o chuches”

El convenio expira en junio y el consistorio se niega a renovarlo. Alegan que no hay tanta necesidad y que la comida es de mala calidad.

Libertad Digital/esRadio
100

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El Ayuntamiento de Valencia no ayuda al Banco de Alimentos Es la Tarde de Dieter

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "El Ayuntamiento de Valencia no ayuda al Banco de Alimentos" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Una reciente campaña de recogida | Banco de Alimentos de Valencia

El Ayuntamiento de Valencia, gobernado por Compromís y PSOE, ha decidido no renovar el convenio con el Banco de Alimentos de la ciudad, que expira el 25 de junio, retirarles la cesión de la nave que utilizaban hasta ahora y eliminar la ayuda anual de 85.000 euros.

En Es la Tarde de Dieter, de esRadio, la concejal valenciana de Bienestar Social, Consol Castillo, ha dado sus razones: en su opinión, es falso que acudan a la institución casi 8.000 personas al mes -"si no la ciudad estaría desbordada", ha dicho en un discurso muy distinto al habitual en Podemos y sus confluencias- y además ha sugerido que la comida de la institución es de mala calidad. Según ha dicho, dan "pipas o chuches" y "productos de una fecha de caducidad muy inmediata".

"Eso dicen los usuarios. Una persona puede no tener recursos pero sigue teniendo paladar", ha alegado la concejal, tajante al insistir en que no quieren "seguir trabajando" con el Banco de Alimentos. Desean, según ha indicado, sustituirlo por ayudas directas.

Jaume Serra, director de la institución, ha sido entrevistado en el programa, donde ha negado las acusaciones del ayuntamiento y ha lamentado la situación, que les aboca al cierre. Sobre el número de usuarios, ha contestado que hay listados "con nombres y apellidos" que el consistorio no se ha molestado en comprobar. Sobre la comida que ofrecen, ha recordado que vienen de la UE, de grandes empresas y de donaciones de familias valencianas y sólo en casos puntuales, como los lácteos, puede haber fechas de caducidad próximas.

Desde el Banco de Alimentos "verifican" y "repasan" la calidad de los alimentos y ha recordado que los receptores "no tienen dinero" para "alimentos más especiales". El Ayuntamiento, ha reiterado, no ha querido acudir a la institución ni "ver lo que hacemos". "No hay nada que esconder", ha dicho Serra con indignación. Su intención es intentar seguir haciendo los repartos “con o sin apoyo municipal”.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation