Menú

Los consejos de la Guardia Civil para no ser víctima de un secuestro virtual

Desconocidos llaman a los domicilios diciendo que tienen retenido a un familiar y exigen una transferencia para rescatarlo.

2
Los consejos de la Guardia Civil para no ser víctima de un secuestro virtual
Los secuestros virtuales se realizan a través de llamadas telefónicas. | LD.

La estafa de los secuestros virtuales se está extendiendo por España como una plaga. El teléfono fijo suena en un domicilio y uno de los inquilinos levanta el auricular. La llamada se hace por la mañana o por la tarde, cuando es más fácil que alguno de los miembros de la familia esté ausente por cuestiones laborales, académicas o porque está haciendo simples recados. A veces también llaman las noches de los fines de semana, cuando los más jóvenes pueden estar fuera de casa.

Al otro lado del auricular, un hombre dice que tienen secuestrado a un familiar y exige dinero para liberarlo. Normalmente intentan sacar información de la propia víctima, que al responder por sorpresa aporta sin darse cuenta datos personales, como nombres de posibles familiares o cuál es su relación con él (marido, esposa, hijo, etc). Para aumentar la angustia de las familias, también fingen la voz de la persona que dicen tener retenida, gritos de auxilio…

Suelen pedir a modo de rescate una cantidad de dinero que oscila entre los 2.000 y los 10.000 euros, y exigen que se transfiera a través de conocidas empresas de envío de dinero, muy utilizadas generalmente los inmigrantes para remitir dinero a sus países, y que suelen hacer pocas preguntas a la hora de realizar los envíos de dinero.

El capitán Montero, jefe del Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, ha explicado este viernes que llamadas generalmente se efectúan desde prisiones de Chile, en las que algunos internos disponen de teléfono móvil con el que las realizan aleatoriamente, posiblemente valiéndose de una guía telefónica de España de la que cogen números al azar, y que cuentan para esta actividad delictiva con "todo el tiempo del mundo".

"Normalmente intentan ocultar el número desde el que llaman, pero no siempre lo consiguen. Si el número aparece en pantalla, suele ser un número largo que comienza por 0056, el prefijo internacional de Chile. La solución más práctica es colgar inmediatamente el teléfono", explica el mando del Instituto Armado.

Ante la última oleada de llamadas que se han recibido en España, los expertos de la Guardia Civil recomiendan "mantener la calma y seguir las pautas marcadas en el decálogo" elaborado por agentes con gran experiencia y cualificación que han participado eficazmente en investigaciones de secuestros en España y fuera de nuestras fronteras, liberando a las víctimas.

Decálogo ante secuestros virtuales

  • Mucha precaución con llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta.
  • Una vez atendida una llamada extorsiva mantener en todo momento calma y serenidad.
  • Escuchar y dejar hablar a nuestro interlocutor, grabando la conversación si es posible.
  • No facilitar nunca durante la llamada datos personales, familiares, de ubicación o de contacto.
  • Dejar siempre una línea de telefonía libre para intentar localizar a la supuesta víctima y/o avisar a Guardia Civil, simultáneamente.
  • Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que le permita, en base a la contestación, concluir que es un falso secuestro.
  • No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador.
  • No dudar en cortar la comunicación. Posiblemente desistirán y buscarán otra posible víctima.
  • Escribir inmediatamente todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos a la Guardia Civil.
  • Controlar los datos volcados en las redes sociales y evitar encuestas en las que se pregunte por datos personales. Estos datos pueden ser utilizados por los criminales para hacernos creer que se trata de un secuestro real.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios