Menú

La "jugada maestra" de Pablo Iglesias

Una se va unos días de vacaciones y cuando vuelve, ¡zas!... todo sigue igual.

0
Una se va unos días de vacaciones y cuando vuelve, ¡zas!... todo sigue igual.
Pablo Iglesias. | @ahorapodemos

El Mundo dice que "Rajoy y Rivera sellan un pacto que arrebata banderas al PSOE", y opina en el editorial que son "150 medidas a las que un PSOE responsable no puede decir 'no'". Veras como sí que puede. El acuerdo "nos parece positivo", estamos ante "un plan sustancial", un "auténtico programa de Gobierno", dice el periódico que dirige Cuartango. "Difícil tendrá el PSOE explicar a los españoles su rechazo a la investidura" porque el acuerdo contiene "muchas cuestiones de las que Sánchez hizo bandera en marzo". ¿Aquellas a las que Rajoy dijo 'no'? Alaba el editorial que "Ciudadanos ha vuelto a demostrar una gran capacidad de iniciativa política" y "ahora la pelota está en el tejado del PSOE, que debe demostrar responsabilidad y coherencia con su propio programa". ¿Y quién habla de programas? Santiago González lo ve chungo. "Mañana (hoy) se verá Pedro Sánchez con Rajoy para decir que no a las 150 medidas que en marzo eran la clave de la reforma". Y Rajoy, por su parte, "admite ahora encantado medidas que en marzo le parecían inasumibles". Pero lo que ya es el colmo es que "salvar a España de las terceras elecciones depende de que un puñado de diputados justos se resistan al envilecimiento colectivo (improbable) y se vayan a aliviar la próstata en la segunda votación". A lo que hemos llegado, oiga, millones de españoles pendientes de las ganas de orinar de unos cuantos.

Eduardo Álvarez se pone metafísico. "¿Sirve para algo votar a Podemos?". Pues por lo menos, para quedar de guay en el bar. Como digas que votas al PP ni te sirve el camarero y si dices que votas Ciudadanos te miran raro. "Pablo Iglesias sufre tal ataque de melancolía desde el 26-J, que Podemos ya ni contagia esa corriente de sincera ilusión que despertó (…) Lleva tiempo aburridote". Así que tiene una sugerencia. "La jugada maestra sería que Podemos se abstuviera en la investidura de Rajoy. Y, luego, a liderar la oposición en el Congreso. Y Sánchez, de penitencia al chiringuito de la playa. Atrévete, Iglesias". Genial idea, Pablo. Puede que te corran a gorrazos tus votantes, pero volverías a llenar titulares, volverías a ser el centro mediático, La Sexta te dedicaría horas y horas. Vamos, lo que a ti te mola. Atrévete machote, lo mismo te levanta el ánimo.

El País dice que "Rajoy y Rivera firman un pacto diseñado para ganarse al PSOE". El editorial dice que el acuerdo es una birria, pero "debería ser suficiente para permitir la formación de gobierno" y ya cualquier cosilla nos vale. "Que estemos ante un acuerdo de mínimos, no de gobierno, no desmerece el esfuerzo realizado por los negociadores". Que visto lo visto que alguien se siente en una mesa merece ya un sonoro aplauso, una medalla. "Por sentido de estado y por responsabilidad, lo apoyamos, al igual que hicimos en su momento con el acuerdo PSOE-Ciudadanos, que también consideramos suficiente para abrir la legislatura", porque a estas alturas lo mismo nos da ocho que ochenta. "Toca pues mover ficha al PSOE, en cuyas manos está permitir que este acuerdo salga adelante o hacerlo fracasar (…) Es hora de que la dirección del PSOE abandone el absurdo encastillamiento en el que se ha situado. Como ha demostrado Ciudadanos, ante una situación de bloqueo como la actual, es posible, actuando desde el pragmatismo y el sentido de Estado, obtener cesiones apreciables". "La debilidad y la falta de perspectiva de los actuales líderes del PSOE puede explicar la incoherencia" de sus noes a todo. Y lo de modificar la ley electoral para no votar en Navidad es de traca. "Retrata fidedignamente a una dirigencia más empeñada en desentenderse de sus responsabilidades que en asumirlas". Se acabó. Definitivamente, El País ya no es que le esté poniendo los cuernos al PSOE con Ciudadanos. Es que le ha dejado por otra más joven.

"Rajoy llega a la investidura con más apoyos que Zapatero en 2008", dice ABC alborozado. Ya, y con más rechazos, no te joroba. Para ABC, "el acuerdo suscrito ayer es la primera buena noticia política" desde hace ni te cuento. Lo que firmen es lo de menos, lo "relevante es la existencia de un acuerdo de fondo para impulsar la presidencia de Mariano Rajoy por más que esta alianza se antoje insuficiente y, en la practica, inútil". Porque resulta que "sin la abstención del PSOE el PP no tendrá nada que hacer para poder investir a Rajoy". Así que Rubido se encomienda a los poderes sobrenaturales. "Si no median un milagro o un extraño juego de alianzas de última hora", dice ya más terrenal, vamos a elecciones sí o sí. Pedro Sánchez "está demostrando ser un lastre para el PSOE y para España, ha decidido a abocar a su partido a afrontar el riesgo de unas nuevas elecciones y de asumir el peligro de un nuevo desastre (…) El fin del bloqueo solo depende del PSOE, pero lamentablemente poco o nada cabe esperar de Sánchez", un tío al que "devora el egoísmo, el rencor y el sectarismo", remata Luis Ventoso.

La Razón dice que "Rajoy y Rivera presionan a a Sánchez: pactan cien medidas que él avaló". Y que Rajoy rechazó, olvida matizar. Para Marhuenda, ahora Ciudadanos es el ejemplo de "posiciones políticas inscritas en la tradición de las modernas democracias occidentales", y las medidas que Rivera ha pactado con Rajoy "ya estaban en el texto que pactó con Pedro Sánchez, durante la pasada legislatura". ¡Ah, sí!, cuando le llamo muleta del PSOE. Con Pedro Sánchez hace de poli bueno. "Es probable que los ciudadanos correspondieran en las urnas con quien ha colaborado positivamente, por encima de intereses partidistas, en la labor de consolidar el crecimiento del país", etc, etc, etc. Pilar Ferrer es de las que ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. ¿Cómo puede negarse Sánchez a suscribir lo que hace meses aprobó?". Pues igual que pudo Rajoy negarse a lo que ahora ha firmado, hija mía. Claro que ella misma da la clave de este sinsentido. "Primero su silla y luego los demás".

La Vanguardia dice sin mucho entusiasmo que "Rajoy y Rivera invitan al PSOE a sumarse al pacto". Pero según Enric Juliana, "el acuerdo no es exactamente un pacto de investidura. Porque esa definición en estos momentos le viene grande. Le sobra una talla. Le faltan seis votos de anchura para que le caiga bien de hombros". Así que estamos como a primeros de agosto, mirando los urinarios del PSOE.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot