Menú

Rajoy: "Nadie puede esperar del PP ni de su presidente" que se salte la ley

Ante las dudas de Aznar, proclama que el diálogo no está reñido con el cumplimiento de la ley. Moncloa y Génova arropan a Santamaría. 

0

Mariano Rajoy terció en el debate abierto por José María Aznar sobre la hoja de ruta del Gobierno en Cataluña. Lo hizo a su estilo, sin referirse en ningún momento a su antecesor al frente del PP –con el que apenas tiene interlocución-, y usando como percha la decisión del Tribunal Constitucional de suspender el referéndum separatista previsto para 2017. "El TC ha hablado pidiendo que se cumpla la ley, que es lo propio de una democracia avanzada como la nuestra", destacó en la tradicional cena de navidad de su partido en Madrid. "Nosotros apoyamos a nuestro presidente", subrayó Cristina Cifuentes minutos antes.

En síntesis, el presidente trasladó que su estrategia de mano tendida no está reñida con el cumplimiento de la ley, por lo que no va a aceptar lecciones de firmeza. "Nadie puede esperar del PP ni de su presidente" que se salte la ley o que haga "algo en contra de la unidad de España, de la soberanía nacional y de la igualdad de los españoles", sentenció, frente a las dudas de Aznar sobre su hoja de ruta. "Eso no lo vamos a aceptar nunca", se reafirmó Rajoy, ante un partido deseoso de un mensaje contundente.

A partir de ahí, Rajoy reconoció que sus planes no cambian, y sigue vigente su "voluntad de entendimiento" con el Ejecutivo catalán. Según dijo, España vive "una etapa de diálogo, pacto y acuerdo". Solo horas antes, desde el Ejecutivo y la dirección del PP se encargaron de respaldar a Soraya Sáenz de Santamaría, que está pilotando los contactos con la Generalidad. "El diálogo es uno de los objetivos estratégicos del Gobierno", zanjó el ministro de Justicia, Rafael Catalá. El entorno de la vicepresidenta reiteró, en paralelo, que nada cambia: "Seguiremos buscando la negociación" partiendo de la base de que "nunca aceptaremos un referéndum ilegal", según las fuentes consultadas.

Ni en el acto del PP, ni por la mañana en el Congreso, el presidente quiso referirse expresamente a las críticas de Aznar. Si bien, ante el revuelo mediático y político generado por sus palabras, decidió reafirmar su postura ante el pulso separatista, como se encargó de enfatizar su equipo. Mientras, dejó que sus vicesecretarios generales dejaran claro que nadie apoya al expresidente en la cúpula de la formación. "FAES ya no forma parte del PP", contestó Fernando Martínez-Maillo, número tres de Génova.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation