Menú

'Rufianes' y podemitas meten a los leones en el Congreso

ETA llena portadas y editoriales y algunos se quejan de que se les haga propaganda.

0
El Congreso de los Diputados. | EFE

El Mundo dice que "ETA pide a Francia impunidad para los actores del desarme". Dice Santiago González que "mañana vamos a asistir a la continuación del simulacro de desarme de 2014, aquel ridículo de los verificadores internacionales (...) ETA ha anunciado que no podrá entregar todas la armas y no va a entregar con toda seguridad ninguna que pueda ser investigada para esclarecer el 38% de los asesinatos cometidos por la banda que están pendientes". Hombre, se supone que las habrán tirado al mar, digo yo. Federico Jiménez Losantos critica las cuentas de Montoro. En este Parlamento tan peculiar que tenemos "sólo hay un acuerdo: el aumento ilimitado del gasto publico y el infinito crecimiento de la deuda. La casta política española nos ha convertido en un país de deudópatas y gastófilos (…) Hay un consenso subterráneo de todos los partidos para gastar lo que no tenemos y endosarles la deuda a nuestros hijos". Y los hijos de nuestros hijos. Allá se las apañen. "Pero se calla el problema financiero más grave de España: que el sistema de pensiones es inviable". Nos vemos todos durmiendo en los cajeros arropados por cartones.

El País saca a colación el debate de la eutanasia tras el suicidio de un enfermo de ELA. "El caso Arrabal intensifica el debate sobre la eutanasia". Dice el editorial que "la sociedad española está prepara desde hace tiempo para asumir una regulación que libere a quienes sufren una patología incurable y grandes sufrimientos de la obligación de vivir a cualquier precio. Forzarles a vivir cuando desean morir resulta cruel e impropio de una sociedad compasiva". Es una cuestión de "dignidad y libertad". Habla El País de esta especie de tugurio en el que se ha convertido el Congreso de los Diputados. "Los leones del Congreso entran en el hemiciclo". "Fotos, lenguaje malsonante, camisetas reivindicativas…". "Hubo legislaturas broncas, pero nunca ataques directos". Sí, nos tienen de lo más entretenidos. Rufianes y podemitas han convertido a Baldoví y Tardá en refinados oradores.

ABC dice que "la policía duda de la capacidad de ETA para organizar su propio desarme", que si eso les echan una mano. "El relativismo moral con el que se están desarrollando los acontecimientos va a permitir a ETA hacer un regate agónico a una derrota que debería ser infamante para los terroristas", dice el editorial. "El seguidismo de políticos y medios a la partitura escrita por ETA es una irresponsabilidad histórica que premia a los terroristas como actores de su propio relato final, en vez de presentarlos como los criminales que han sido derrotados por el Estado de Derecho y la fortaleza de la sociedad española. En este fin de ciclo no puede haber tonos grises, ni zonas intermedias. No se puede estar con Otegui y con las victimas. No se puede guardar silencio cuando los asesinados por ETA y sus familias claman por la justicia de la ley y de la historia". Entre el silencio y la publicidad hay un trecho. ETA debe estar encantada hoy con la de portadas y editoriales que se les está dedicando.

La Razón dice que "Rajoy pacta con PSOE y PNV sacar a ETA de la agenda política" y "no negociará con los presos". No se lo cree ni Marhuenda. También dedica un largo editorial a la dichosa entrega de armas. "Mañana se escenifica una entrega de armas propiciada por los así llamados artesanos de la paz, en una operación propagandística de su buena voluntad para alcanzar la paz y no obstruir las ambiciones electorales de su marca blanca representada por Otegui (…) Decir que mañana ETA va a entregar las armas es una broma de mal gusto, porque ni se sabe cuándo ni dónde, cuando el único lugar donde deben estar es en la Audiencia Nacional". Mucho teatro, veo yo. Como si a ETA le asustara a estas alturas la Audiencia Nacional.

En La Vanguardia, Enric Juliana tiene la desvergüenza de poner a la misma altura al diputado Rufián con su víctima. "Queriendo ganar en Twitter Rufián compitió en bravuconería con el magistrado De Alfonso". ¿Qué competición? De Alfonso respondió con mucho comedimiento a los insultos y ataques de este personaje que nos han mandado de Cataluña. Otro se hubiera levantado y le hubiera arreado dos bien merecidas bofetadas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco